Hasta cuando vamos a discutir si ciencia o no ciencia?

ASTROLOGIA UNA
CIENCIA EXACTA ?

Tan exacta como toda disciplina o supuesta ciencia exacta que tiene que ver con nosotros, los humanos.
Desde muy temprana edad, comprendí o mejor dicho descubrí, que todas aquellas disciplinas que supuestamente eran aceptadas por nuestra sociedad como exactas, tenían sus fallos. Y digo temprana edad, por que desde que nací, sufrí enfermedades que no pudieron ser solucionadas directamente por la medicina tradicional. Asma, alergias, dolores de cabeza, vómitos, estreñimiento, etc. (seguro quecualquiera de vosotros podéis agregar a esta lista )
Quien de nosotros, en algún momento de nuestras vidas, no ha ido al médico por tener un dolor o no sentirse del todo bien y luego de extensivos análisis y pruebas de todo tipo y una gran factura, al final, ha salido igual de enfermo, con el mismo dolor y sin respuesta alguna a lo que originariamente lo llevó al medico, en primer lugar. Mucho menos, curado.
En resumen, sin solución aparente al problema.
Y digo, aparente, por que en estos casos, los médicos, sin saberlo, han dado una respuesta, que yo con los años aprendí a descifrar. La cual se puede resumir en lo siguiente: “NO SE LO QUE TE PASA, VAS A TENER QUE BUSCAR RESPUESTAS A TU PROBLEMA EN OTRO LADO, POR QUE YO NO PUEDO AYUDARTE”.
Otras respuestas es lo que yo, desde muy temprana edad, salí a buscar.
En cierta forma, comprender desde muy pequeña, que la pelota estaba de mi lado de la pista, fué lo que me llevó a buscar mis respuestas personales en otras”disciplinas”, en otras “ciencias”, palabras, que yo, a propósito, considero sinónimos.
Sinóminos en lo que concierne a la Astrología. Es decir, las dos palabras describen el concepto de Astrología, en mi punto de vista.
En la página web, ciencia.net, encontré lo siguiente:

En el latín saber se dice scire, y ciencia, scientia. Ciencia es, ya desde su etimología, saber.

Pero actualmente asociamos la palabra ciencia no con cualquier saber, sino con un saber colectivo, productivo y trasmitido por especialistas, expresado en un lenguaje preciso, controlado por método y susceptible de ser utilizado para la explicación de los hechos.

La ciencia junto con el lenguaje constituyen el objeto predilecto de estudio por parte de los filósofos. Una gran parte de la Filosofía actual puede caracterizarse como metaciencia, es decir, como estudio de la estructura, los métodos y las funciones de la ciencia. Muchos de los filósofos más famosos de nuestro siglo han sido básicamente filósofos de la ciencia.

Uno de los temas planteados por los filósofos es el llamado problema de la demarcación, es decir, la búsqueda de un criterio que nos sirva para distinguir la ciencia (por ejemplo, la astronomía) de la no-ciencia (por ejemplo, la astrología).???????????????
Escrito por: Hugo E. Olachea B.
Estas opiniones, no dejan de sorprenderme.

La palabra disciplina, por otro lado significa entrenamiento por instrucción o experiencia, que produce un mejoramieto moral y/o mental.
Un punto en común fundamental entre estos dos terminos es el elemento de tiempo y dedicación e integridad moral, que se percibe en ellos.
Vale decir para poder tener saber y/o disciplina, se necesita dedicación y tiempo de trabajo Y UNA MENTE ABIERTA.
Y entonces ahora vuelvo al primer párrafo del señor Olachea, en el cual él diferencia la Astronomía como ciencia, de la Astrología, como No ciencia.
He elegido este trozo, simplemente por que ilustra un concepto extremadamente popular y por supuesto erróneo de lo que es la Astrología, a menudo expresado por todos aquellos que nunca la han estudiado y ni siquiera saben lo que conlleva su profundo estudio.
Pero, de acuerdo a sus propias palabras:
“con un saber colectivo, productivo y transmitido por especialistas, expresado en un lenguaje preciso; controlado por método y susceptible de ser utilizado para la explicación de los hechos.”, creo que esto constituye con exactitud, la más fiel definición de Astrología.
Es, sin duda, como todo, un saber colectivo, por que cada uno de los astrólogos a través del tiempo, desde Tomas de Aquino hasta Liz Greene y los demás astrólogos contemporaneous como Robert Hand, Erin Sullivan, Donna Cunningham, Rudhyar, etc, han ido agregando con su dedicación y la creatividad de sus mentes y la habilidad de sus escritos, al saber colectivo.
También se expresa con un leguaje más que preciso, y está controlado por métodos y técnica que son susceptibles a ser utilizados para la explicación de los hechos.
Como veremos más adelante, en ciertos casos, produce la UNICA explicación de los hechos y mucho más acertada que otras disciplinas.
Claro está, que para que esto pueda comprobarse hay que o acudir a un Astrólogo que haya dedicado los años al estudio de esta disciplina y trabajado con ella o estudiarla uno mismo.
El problema de la segunda opción o sea para estudiarlo uno mismo, entran en juego un montón de otros elementos que describiré más adelante.
Está claro, al menos para mi, que todo aquel saber que envuelva años de dedicación , estudio, comprobación, integridad moral y beneficios para la salud tanto mental como física del que lo practica como de los demás, es una ciencia.
Y ese desdén que algunos profesionales de otras disciplinas expresan, cuando se refieren a La Astrología, no hace más que expresar la ignorancia que tienen al respecto.
Aún hoy, y sobre todo en países latinos, en mi experiencia, el desdén por lo desconocido, es alarmante y me pregunto: Cómo pueden llamarse científicos aquellos que menosprecian se evaden de lo desconocido? Cuando el querer saber acerca de lo que aparentemente todavía no se sabe, es la base de la Ciencia.
Y aceptar las limitaciones de la disciplina a la que uno se dedique, también es fundamental. Es decir HUMILDAD.
No hay ninguna ciencia o disciplina que proporcione todas las respuestas y quizás yo deba mi amor por la Astrología, al hecho de que la medicina tradicional, que a veces parece convertirnos a todos en máquinas sin misterio alguno, de acuerdo a muchos que la practican, no me haya proporcionado la curación y/o las respuestas a mis enfermedades.
He pasado casi toda mi niñez corriendo a medicos que ante un ataque de asma o un errupción de piel sin aparente explicación, se apresuren a dar a un diagnóstico vago y sin fundamentos. Y sin embargo nadie nunca duda de la medicina. Sin embargo cuando alguien acude a un astrólogo y este se equivoca o simplemente no proporciona las respuestas esperadas, entonces es la Astrología que es mentira y en la que no se puede confiar.
Mi padre de 88 años, fue diagnosticado no hace mucho, por un médico, de un cancer de próstata que no tenía. Y tuvo que acudir a más de un médico, para comprobar la irresponsabilidad del diagnóstico.
Aún así, continuamos yendo al médico, cuando algo no funciona físicamente, por que es todo con lo que contamos en este momento presente de nuestro conocimiento colectivo.
Lo mismo ocurre con el psiquiatra que ve a un paciente por primera vez por una hora y le pone un nombre a lo que le pase al pobre, procede a recetar un montón de ansiolíticos y tan tranquilo.
Lo que quiero decir con esto es que hay Buenos y Malos profesionales en todas las disciplinas y profesiones y que a veces la arrogancia y falta de ética de algunos de ellos hace que se nos juzgue mal a todos los que practicamos la misma profesión y así avancemos más lentamente en nuestro desesperada lucha para aliviar el dolor humano.
Y este es posiblemente el punto de partida y en común que tenermos todas las ciencias o disciplinas que nos dedicamos a estudiar a nosotros mismos, los humanos.
Mi intención con este libro, no es criticar las otras disciplinas o profesiones o, sino por el contrario, proponer un punto de encuentro y respeto mutuo, para poder así, ayudarnos a nosotros mismos y progresar más rápida y eficazmente en nuestra búsqueda de respuestas, para aliviar nuestros dolores.
Yo también llegué a un punto con la Astrología, en que el conocimiento adquirido, no contestaba a todas mis necesidades del momento, por lo tanto, me volqué por muchos años a la Psicoterapia y el Psicodrama,y otras técnicas terapéuticas, más que nada como métodos de trabajo y autocuración y gracias a la incorporación de estas disciplinas a mi trabajo astrológico, he encontrado una formula, más completa y eficaz de trabajar. Aún asi, no dejo de buscar. No me detengo……
Cómo prodría detenerme, cuando millones de nuevos seres humanos nacen por día con sus diferentes desafíos y nuevas proposiciones.?y el mundo cambia sin cesar…..nuestra forma de ver el mundo no para de cambiar….
Aquellos que estamos obsesionados con mermar el dolor humano, sabemos que este se presenta en tantas formas y maneras diferentes como seres humanos hay en este planeta. Y por más similares que sean las situaciones de partida. POR EJEMPLO: la misma familia, con la misma madre y el mismo padre y ambiente cultural, los mismos hermanos, el mismo cole, sus problemasy manifestaciones, nunca serán iguales.
Y aquí llegamos al punto de este artículo que es la Astrología, y por ende la carta Astral.
Qué es ese elemento que hace que dos hermanos o hermanas se sienten a hablar de sus padres y parece que hablasen de gente completamente diferente?
Que hace que uno de ellos se identifique con su madre y el otro con su padre? que hace que uno desencadene la furia de uno de ellos y el otro no.
El patron familiar raramente, por no decir jamás, sigue el patron ideal que todos tenemos de ello o que nos gustaría tener.
Desde mis comienzos, en mi búsqueda por respuestas a mis enfermedades o a mis “diseases”; aunque signifique lo mismo, prefiero esta palabra inglesa, disease= dis-ease o not at ease o sea: no cómodo, no en paz, no a gusto.
Y la prefiero por que las enfermedades pueden ser: infecciosa, nutricional, degenerative, genética, oncológica, contagiosa,, congenital,etc; y de alguna forma, las mías no cabían en ninguna de estas categorias.
Fue así que me encontré con el yoga, la danza, el psicoanálisis, las artes marciales, la acupuntura, la chiropráctica, todas disciplinas que tenían que ver con el cuerpo y que de alguna forma proporcionaban más alivio , que las medicinas tradicionales y químicas. Pero la pregunta de qué era lo que desataba el ataque de asma hoy y no ayer. Mi dolor de cabeza, hoy y no la semana anterior, seguía sin respuesta.
Finalmente y no sé como, me tropecé con la Astrología.
Al principio tenía mucho de mágico (traducido, ignorancia de su funcionamiento)pero a medida que me fui familiarizando con el lenguaje astrológico y sus símbolos, comenzó la locura de la adicción a las efemérides( o tablas de las posiciones de los planetas, diariamente) y la comprobación de los efectos de ciertos patrones planetarios coincidentes con eventos de la vida cotidiana y nuestros sentimientos más profundos.
Por supuesto que hoy, aunque ya no lo sienta como adicción, la compulsión a comprobar que es lo que pasa arriba cuando sucede algo abajo, me sigue acompañando. Y concretamente en ese order, en vez de mirar las efemérides primero para ver que pasa aquí abajo. Me explico? Esto se ha convertido en hábito.
Y, este, es el orden correcto de trabajo. El patron de arriba se mira después que ocurre algo abajo.
Hay tambien una creencia popular que los astrólogos solo nos concentramos en mirar las estrellas y entrar en una serie de acertijos con respecto a lo que pueda pasar aqui sobre la Tierra, comosi todos quisieramos ser Nostradamus. Aunque se puede trabajar así, los resultados son siempre mucho más decepcionantes.
En cambio, si una cliente nos dice:” mi marido acaba de marcharse con una chica 20 años más joven que él, después de 30 años de matrimonio, y sin importarle lo más mínimo de mi……”, entonces lo razonable es mirar, qué es lo que ha estado ocurriendo antes del hecho inminente, en la carta astral de los cónjugues. Es decir, trabajar en contra reloj.
Cuando se calcularon las cartas para los hechos del 11 de Septiembre y el 11 de Marzo, se hicieron obviamente después de que ocurrieran.
Claro está que para el primero de estos ataques del año 2001, la mayoría de los astrólogos sabíamos que era un año extremadamente difícil para las relaciones internacionales y el peligro vendría de organizaciones clandestinas y fanatismos religiosos, como lo describía la oposición de Saturno en Gemini a Plutón en Sagitario.
Pero quién iba a imaginar algo así?
Pero luego de que ocurre, si que se puede tartar de hacer sentido de tan dramático evento.
Aún así, cuando nace un bebe y tenemos que levanter su carta, nos vemos ante el desafío de ver qué va a ocurrir con esta vida, antes de que ocurra.
Y de repente vemos la cara ilusionada de su madre,(por que es difícil de que el padre sea el que vea al astrólogo) y solo queremos hablar de lo extraorinario de esta nueva vida; pero miramos el tema astral y vemos que el bebe tiene Venus en cuadratura a Pluton, o como los niños que nacieron en el 2001, tiene a Saturno en oposición a Pluton que le hace la cuadratura a Marte…… Le explicamos a sus padres las dificultades de esos aspectos o nos concentramos en los potenciales y los “Buenos” aspectos?
.
No creo yo que en otras profesiones cuando un cliente viene a pedir ayuda, diga o especifique al principio de la consulta algo como: “ si hay algo malo, no me lo diga”.
Os imaginais un paciente que le diga eso a su médico, cuando llega a la consulta?. Claro está que el médico se vería forzado a decir: “ Entonces para que viene?”
Pues a nosotros los astrólogos, esto nos pasa a menudo, y muchas veces deberíamos decir “entonces, para que viene? Pero que podemos decir si el/la cliente viene con una carta astral,con una te cuadrante envolviendo a Plutón con Urano y Venus en la casa 8, y está divorciandose de su marido que no quiere darle un duro?.
Entonces de que hablamos?
Es difícil imaginarse que alguien consulte un astrólogo y solo quiera saber “parte” de la historia. Pero también es cierto que muchos astrólogos se concentran sólo en lo negativo o en lo positivo, sin integrar toda la historia a la persona que tienen enfrente.
En realidad, es SIEMPRE acerca de la persona, del individuo que viene a vernos y no de la abilidad que tengamos de leer un mapa astral.
Sin duda, es importante conocer nuestra herramienta de trabajo, pero la consigna es: cómo puedo con la ayuda de esta herramienta, ayudar a esta persona a aprender a ayudarse a sí misma?

Y volviendo al tema de si la Ästrología es una ciencia o no, creo fervientemente que ni siquiera vale la pena discutir al respecto.
Lo que sí es, es la mejor herramienta con la que contamos para conocernos, para ayudarnos a crecer y para aceptar nuestra propia Historia y poder así convertirnos en el individuo que debemos ser.

——————————————————————————————————–

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s