Más sobre Venus en Escorpio





Antes que nada debo decir que Venus estará en el signo de Escorpio hasta el 18 de Octubre, lo que coincide con Mercurio retrógrado que se estacionará directo el 16.
En este diseño astral, tanto Mercurio en moción retrógrada, como Venus en Escorpio, nos evocan un viaje al interior, donde investigaremos nuestra relación con el otro. Con el otro, me refiero a las relaciones de tipo personal como nuestra pareja, nuestros socios, nuestros clientes, si somos terapeutas, etc.
Nuestras relaciones personales son el foco, del proceso de nuestra psique hacia la comprensión de qué es lo que realmente guardamos en nuestro interior.
Venus rige el signo de Libra que nos enseña a negociar, cooperar, compartir, vivir con el otro, pero en Escorpio analizamos esa relación y en el proceso las dos partes se transforman.
En la relación de tipo personal, el otro funciona como un espejo que nos refleja partes de nuestra psique que ignoramos tener, que se mantienen en estado inconciente, esperando ser realizadas.
Es así que comprenderemos el porqué nos sentimos atraídos por ciertas personas y repelidos por otras.
Nos atraen aquellos que parecen tener lo que creemos no poseer, y nos repelen aquellos que exhiben cualidades que no queremos.
Venus en Escorpio nos ayuda a ver qué es lo que todavía no hemos integrado.
El antiguo concepto de la “media naranja” se comprende, cuando lo vemos desde esta perspectiva. Nuestra pareja no es aquel con quien tenemos que ser felices todo el tiempo, sino aquel que nos hace sentir completos.
Parte del juego de la seducción que Venus despliega con tanta gracia, es recuperar lo que creemos haber perdido. Esa parte de nuestra psique que tan habilmente escondemos de nosotros mismos, ya sea por que cuando intentamos expresarlo como niños, alguien nos dijo que estaba mal o que era feo.
La experiencia de los celos, también tiene que ver con no admitir que sin el otro, no podemos ser todo lo que somos. La posibilidad de perderlo, nos confronta con una vida a medias, sin plenitud, con la muerte.
El querer poseer el otro para que no nos abandone es una experiencia de Venus en Escorpio, sólo hasta que comprendemos que esas cualidades que en apariencia obtenemos de nuestra asociación con él/ella, las podemos desarrollar en nuestro interior, para desarrollar amor propio y creatividad.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s