2020

En el año 2020, tres grandes ciclos planetarios se completan, terminan, dando comienzan a uno nuevo, llamándonos a una re-estructuración social y dándo el impulso a lo que muchos llaman “la gran transformación” que todos viviremos en los próximos 10 años. Gran momento para estar vivo estos años, cuando todos tendremos la oportunidad de formar parte de esta gran re-estructuración de nuestras sociedades, en todo el mundo. Si prestamos atención a las noticias, veremos como la gente joven, (sobretodo), se está lanzando a las calles a protestar y exponer la corrupción e inefectiva acciones de sus gobernantes, que se rehusan entrar en el siglo 21 y aceptar los desafíos del mismo, que todos padecemos, como el cambio climático y el tema de la inmigración.

Commienza el año con:

• La conjunción Saturno-Plutón se produce el 12 de enero de 2020, dos días después de la Luna Llena y eclipse en Cáncer, iniciando un nuevo ciclo de 34 años. De esto ya he escrito aquí

• Luego la conjunción Júpiter-Plutón El 5 de abril de 2020, Júpiter estará exactamente en conjunción con Plutón a 24º de Capricornio. La retrogradación nos da una 2a conjunción en el mismo grado el 29 de Junio de 2020. La conjunción final se produce a 22º Capricornio el 12 de noviembre de 2020. Esta última en el mismo grado del eclipse lunar del 10 de Enero 2020.

La alineación de Júpiter con Saturno ocurre a intervalos de poco menos de 20 años. El aspecto se repite ocasionalmente debido a un retrógrado de uno o ambos planetas. Cada conjunción sucesiva (sin contar repeticiones retrógradas) se produce con un avance medio de aproximadamente 243 grados en relación con su predecesor; aunque de una alineación a la siguiente este arco puede variar considerablemente. Cada tercera conjunción – una vez cada 60 años – trae la alineación de nuevo a su lugar de partida, más alrededor de 9 grados: este ciclo de 60 años se denomina la recurrencia de primer orden de la conjunción. Cada 40a conjunción – aproximadamente una vez cada 800 años – trae la alineación de nuevo a aproximadamente 1 grado de su lugar de partida: este ciclo aproximado de 800 años se denomina la recurrencia del segundo orden, astrológicamente conocido como el ciclo de la Gran Mutación.

Las conjunciones Júpiter-Saturno se producen en signos del mismo elemento durante un período medio de un poco menos de 200 años en un tramo, típicamente con cierta superposición al principio y al final del ciclo. Por ejemplo, el ciclo actual de conjunciones en los signos de tierra (Taurus, Virgo y Capricornio) se inició el 26 de enero de 1842 y concluye el 28 de mayo de 2000. Este ciclo fue interrumpido por la triple conjunción del 31 de diciembre de 1980 – 24 de julio de 1981 en Libra. El anterior ciclo en signos de fuego (Aries, Leo, Sagitario) comenzó con la alineación de 1663 y terminó con el de 1821; haber sido interrumpido por la conjunción de 1802 en Virgo.

El próximo ciclo de la conjunción Júpiter-Saturno será en signos del elemento de aire (Gemini, Libra y Acuario). Comienza con la alineación del 21 de diciembre de 2020 a 0º de Acuario y concluye con la conjunción 2199 a 28º de Acuario ; interrumpido por la conjunción de 2159 en Escorpio. A continuación viene la serie en signos de agua (Cáncer, Escorpio, Piscis), de 2219 a 2378 (interrumpida por la alineación 2338 en la señal de fuego Sagitario).

Estos acontecimientos también ocurren en cuadratura a Eris, que demarca los últimos trimestres del ciclo Júpiter-Eris, el ciclo Saturno-Eris, y más significativamente el ciclo Pluto-Eris 359 años que comenzó en 1757, en el momento de la creación de la financiera global Sistema. El último trimestre del ciclo Plutón-Eris comienza en agosto de 2020. Esta cuadratura entre estos dos “planetas enanos” del Kuiper belt, se ha estado manifestando con fuerza en estos últimos años donde hemos estado viviendo el drama de los refugiados en todo el mundo, tema que todavía no estamos ni cerca de solucionar.

La última alineación Júpiter-Saturno-Plutón en Capricornio ocurrió en 1284-1285 CE. Es también bueno recordar, que aunque Saturno y Plutón forman una conjunción cada unos 34 años, en el signo de Capricornio, no se habían encontrado desde 1517. Por tanto esta es una energía desconocida para todos los que estamos vivos hoy. La última vez que se alinearon fue al principio de los 80´, en el signo de Libra, por tanto todos aquellos nacidos entonces están sintiendo potentemente este impulso al cambio y a la conclución de capítulos de la Vida, para iniciar unos nuevos.

Las manifestaciones de esta triple conjunción hoy nos recuerdan las consecuencias negativas del monetarismo, expresándose en la distribución de la riqueza y el desequilibrio de la inmigración, conducen a la consiguiente frecuencia de los desastres naturales y el malestar social.
En segundo lugar, siendo la conjunción en Capricornio, nos presenta con un punto de inflexión social más profundo y a largo plazo en la visión de la humanidad y su posición en el Universo. El Renacimiento y la Ilustración condujeron a un cambio radical en el conocimiento y el uso de las estructuras de ciencia y autoridad social. A partir de ahora, esto se centra en una lucha entre el poder en manos de todos los individuos del planeta contra los intentos de las autoridades de contenerlo, PLUS la capacidad del planeta para permitir que la humanidad sobreviva. A nivel personal muchos de nosotros estamos sufriendo este tipo de finales de diferentes formas, algunos más dramáticamente que otros. Aún así, el resultado de tales cambios, normalmente son positivos, algo que el alma nos estaba pidiendo, aún cuando al principio así no lo parezca.

Obviamente los signos cardinales: Aries, Cáncer, Libra y Capricornio, son los afectados de una forma más obvia y posiblemente dolorosa, pero este es un cambio de orden social y de paradigmas que nos afectan a todos.

El 5 de Junio, los nodos lunares cambian de angularidad y dejan the transitar Cáncer- Capricornio para entrar en Géminis-Sagitario, esto significa que el Nodo Norte transitará el signo de Géminis y el Nodo Sur, el de Sagitario. Siendo Mercurio el regente del Nodo Norte significa que será importante alejarnos de los planes preconcebidos y permanecer abierto a ser dirigido en una nueva dirección con el fin de recibir nueva información. Tendremos que valorar la curiosidad y estar dispuestos a cuestionar puntos de vista dogmáticos, además de estar dispuestos a escuchar e integrar nuevas perspectivas. El cambio del tránsito de los Nodos Lunares de signos cardinales a mutables, nos habla de la necesidad de todos de abrirnos a nuevas ideas y analizar los cambios desde una forma más mental e ideológica, buscando soluciones sociales de una forma más integrativa y menos exclusivas.

En los años 70 ya cantábamos acerca de la Era de Acuario, a raíz del musical HAIR, que nos dejó aquella canción que nos hablaba de una nueva consciencia que venía de la mano de esta nueva era que comenzaba. Pues es ahora que realmente sentiremos el comienzo de la Era de Acuario. Grandes desafíos se nos presentan y con ello llega la toma de consciencia de la responsabilidad que todos tenemos a la hora de confrontarlos y hacer “nuestra parte”. Si TODOS colaboramos como lo pide Acuario, en conjunto, sin divisiones, nos repartiremos el peso de todo ello y sufriremos menos las consecuencias. Sólo los políticos y los gobiernos no pueden arreglar esta situación, todos debemos poner algo de nuestra parte y reclamar nuestro derecho a llamar a este planeta: nuestro HOGAR!

Un comentario en “2020

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s