LUNA LLENA y eclipse penumbral de Luna en GÉMINIS – 30 de Noviembre

En sintonía con el Cosmos, me siento a escribir sobre la próxima luna llena, al mismo tiempo que el Sol entra en Sagitario ( hace unas horas), signo donde formará la última Luna Llena en el signo de los Gemelos del año y además un eclipse penumbral. Qué significa?, pues que la mayoría de aquellos que no necesariamente se detienen a examinar cuán llena está la Luna Llena, ni se enterarán que es un eclipse. Algo así:

Entonces la lógica pregunta sería, pero su efecto es igualmente imperceptible? La respuesta a esta pregunta es mucho más complicada de contestar. Muchas conexiones cósmicas ocurren para este eclipse y aunque posiblemente no todo el mundo lo sienta, aquellos con planetas a 8º de Virgo, Piscis, Géminis y Sagitario, entonces sí que es posible que de repente sientan esa extraordinaria luz que emana de la Luna Llena en sus vidas y algo que venía buscando expresión, finalmente la encuentre. Como todos sabemos estos son momentos de grandes cambios ideológicos, de paradigmas y de consciencia. Cada vez más sentimos la urgencia de mostrar a los demás, lo que vemos, lo que sentimos, sobre todo si hemos tenido algunas revelaciones. Zoom está cada vez más lleno de cursos, de conferencias, de reuniones, donde todos nos podemos encontrar a pesar de nuestras diferencias para compartir un momento sobre aquello que Si podemos compartir.

Y esta Luna Llena en Géminis, nos habla de esto. La Luna transita por Géminis, el signo que representa nuestra dualidad interna. La variedad y la posibilidad de recorrer dos caminos, dos escenarios, dos verdades, dos grupos de amigos al mismo tiempo, que no tienen nada en común entre ellos, etc etc esta es la más magnífica cualidad Geminiana. Géminis pregona su amor por el pobre pero sus amigos son todos ricos o viceversa; lee incansablemente pero siempre novelas inconsecuentes; le encanta la variedad de gente, pero sus amigos son muy homogéneos, etc, etc. Géminis vive en esa maravillosa y constante dualidad y Sagitario, donde se encuentra transitando el Sol, quiere descubrir la verdad. Dos opuestos que nos llevan a la toma de consciencia y la confrontación como pocos. Géminis nos pide que confrontemos nuestra dualidad para desarrollar Humildad y Paciencia. Todos tenemos estas diferentes voces que parecen decir lo opuesto en nuestro interior, aún si creemos que somos monocromáticos.

La dificultad aquí, como también le ocurre a Libra y a Piscis es poder decidir con firmeza, qué camino seguir. Géminis dice: “pero hay tantas cosas interesantes! “dedicarse sólo a una es muy aburrido!” ES por esto que muy a menudo, decidirse en una profesión es difícil para este signo. Se convierten en “oficial de todo, maestros de nada” y con esto no quiero decir que no haya muchos Géminis dedicados a una profesión siendo excelentes en lo suyo. Pero su maravillosa curiosidad, siempre implacable, les distrae del camino, más de una vez.

La realidad es que si prestamos atención a algo, por más de un día, siempre encontraremos tesoros llenos de oro, de donde se puede sacar la más profunda riqueza de conocimiento y descubrimiento.

Quizás el mensaje de este último eclipse de Luna del año nos está sugiriendo que cuando nos envolvemos en grandes discusiones sobre política, filosofía de vida, etc, debemos prestar atención que el “otro/a” sólo está reflejando nuestra propia dualidad interna y en más de una ocasión, la discusión debería ser con nosotros mismos.

Estamos llegando al final de este año, donde las diferencias políticas y de cualquier otro tipo, parecen haberse exagerado, y nos ha obligado a posicionarnos de un lado que quizás no necesariamente contiene toda nuestra “verdad”, o la totalidad de nuestra forma de pensar, pero al encontrarnos con lo opuesto, igual saltamos y discutimos, sin darnos cuenta que al hacerlo nos posicionamos en lugares que no expresan quien realmente somos. A veces en el calor de la discusión nos encontramos repitiendo mantras que hemos escuchado, le han resonado a una pequeña parte de nuestro ser y lo repetimos sin realmente haberlo analizado en profundidad. Para esto el Sol en Sagitario viene al rescate, a través de un maravilloso trígono a Kirón en Aries, que nos sugiere que es hora de solucionar estas diferencias y escuchar un poco más al otro/a. Kirón en Aries, signo recorrerá hasta el año 2027, nos muestra la absoluta necesidad de curar estas diferencias, aceptando primero nuestra ensordecedora dualidad interna. Puedo discutir con el otro hasta que mi cara se vuelva azul, pero la grieta interna debe ser atendida, de lo contrario nunca terminaremos de discutir, de pelearnos, de reclamarnos cosas, como si la culpa siempre estuviese en la acera de enfrente. Este lugar donde nos encontramos debe ser resuelto por TODOS y no por un solo lado. Kirón, aunque en Aries, no es un guerrero normal, nos sugiere “hacernos fuertes para NO luchar”, sino para poder defendernos en caso de que nuestra vida peligre y no para tratar de solucionar algo. Kirón nos recuerda que aunque llevemos con nosotros ese dolor incurable, es nuestra más importante labor en la vida, tratar de encontrar una forma de terapia, que nos ayude con ese peso. Ahogar el dolor en alcohol o en drogas, no lo soluciona, sino que lo agrava. Por tanto el aprender a curar es un paso compulsivo hacia la liberación, hacia nuestro propio empoderamiento. Este es unos de los motivos por el cual es tan importante comprender la posición natal de Kirón en nuestra carta astral.

Mercurio en Escorpio, en un sextil cercano a Pallas, Júpiter y Saturno, sugiere que los cambios deben llegar desde la razón y no desde el enfado. Nos empuja soltar, dejar ir de ideales y paradigmas desgastados que ya no cumplen ninguna función positiva en nuestras vidas para que dejemos entrar lo nuevo. Con Mercurio, dispositor de esta Luna Llena en Géminis en Escorpio, parece sugerir que las conversaciones deberían tomar una profundidad, quizás a veces incómoda para Géminis, que prefiere los diálogos más “light”. También hay un bonito sextil entre Venus (en Escorpio) y Vesta (en Virgo) y estas dos juntas y estos signos en particular, sí que sugieren que el retirarse a meditar, a encontrarse con uno mismo, con nuestra propia sombra, cara a cara con “the man in the mirror”, no tiene que ser necesariamente un experiencia aterradora, sino por el contrario, muy reconfortante y una profunda experiencia de empoderamiento. interior. Este aspecto habla mucho de la experiencia de Persefone, quien como Inanna, encontraron su poder interno en las profundidades del Submundo. No le temas a la sombra, viene cargada de sabiduría y creatividad!!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s