LUNA LLENA en TAURO – 11-12 Noviembre

Ya nos acercamos a esta Luna Llena en Tauro, lo que nos confirma que el Sol transita el signo de Escorpio. Si consideramos al Sol como la Fuente de la Energía de la Vida, la Luna es el “container”, el cuerpo, a través del cual esa energía se manifiesta, se exterioriza. Cada Luna Llena, ilumina una dualidad, une dos opuestos, mejor dicho, ofrece un puente entre dos significados opuestos, que con el tiempo aprendemos a integrar como un todo, al darnos cuenta que uno no puede existir sin el otro y viceversa.

Si has nacido para una Luna Llena como muchos de nosotros, ya que este ciclo lunar provoca muchos nacimientos, sabes lo que es vivir con esta dualidad que debemos aprender a domesticar, a aceptar e integrar durante toda la vida. Lo que es difícil de ver en la Luna Nueva, ahora se ve claramente. Nos otorga objetividad y clara consciencia de la dualidad de la Psique humana. Las relaciones personales son de vital importancia, para darnos cuenta cómo el/la Otro/a nos hace de espejo, para mostrarnos quien realmente somos. Divorcio y/o separación son posibles cuando comprendemos que lo que hemos proyectado en el otro/a era una imagen interna que no habíamos integrado. También como dice Dane Rudhyar, podemos “rechazar relaciones” completamente cuando aún no comprendemos ese proceso.

La dualidad Tauro-Escorpio tiene muchos mensajes, uno de ellos que la Belleza, va más alla de la forma y la piel, que lo que emana como Bello de una persona, tiene más que ver con la Esencia que con la forma. También nos presenta con el tema que en la vida, el Placer, también cambia con la edad y la experiencia, y que lo que nos da Placer en un momento de la vida, puede no darnoslo en otra. Tauro se regocija en el Placer y la Belleza y Escorpio le dice que hay mucho más detrás de todo ello. Como decía el Principito. “Lo esencial es invisible a los ojos”.

Es curioso que aquí en Barcelona, la película Hustlers, o como se ha traducido aquí: “Estafadoras”, protagonizada y producida apropiadamente por Jennifer López (Luna y Neptuno en Escorpio y Saturno en Tauro), basada en un caso real, y tiene que ver con esta dualidad Tauro-Escorpio, ya que cuenta la historia de unas mujeres que trabajan en clubes donde acuden mayormente ricos yupis, generalmente aquellos que trabajaban en Wall Street en los años 90 y 2000 hasta el “Crash” del 2007, que ganaban grandes cantidades de dinero que luego se gastaban con prostitutas y bailarinas de clubes nocturnos, al que acudían con sus colegas a recibir, fácil y muchas veces carísima satisfacción erótica y sexual. El placer por el placer, el lado oscuro de todo ello y los finales dramáticos en muchos casos. Un mundo muy Tauro-Escorpio, y el poder que el dinero otorga y la posibilidad de “comprar” placer y sexo. Aunque no quiero contaros los detalles del desenlace final, si deciros que nos lleva al Submundo y sus muchos ríos, difíciles de navegar.

Curiosamente para esta Luna LLena en Tauro, el Sol en Escorpio se encuentra junto a Mercurio Retrógrado y la Luna junto a Vesta, una de las vírgenes del Olimpo, relacionada al signo de Virgo y EScorpio. Esta combinación nos invita a meditar sobre nuestra sexualidad y sobre todo sobre aquello que nos da placer y en estos momentos de profunda transformación y cambio que estamos viviendo, quizás el darnos cuenta que aquello que hasta ahora nos divertía y nos hacía disfrutar, está cambiando. Ya no encontramos placer en lo mismo que antes y podemos ver la transformación que estamos viviendo. Con la toma de consciencia de ello, debemos asumir que cierta gente que frecuentamos ya no nos divierten como antes y es entonces cuando la voz de Vesta se deja escuchar. Vesta nos habla de buscar en nuestro interior, de focalizarnos en lo que debemos hacer, para encontrar placer en nuevas experiencias mas cercanas a los deseos del alma y de este nuevo yo que está emergiendo. La gente que nos rodea también cambia en el proceso y debemos dejar atrás situaciones y relaciones que en su momento fueron indispensables. Las relaciones auténticas no se marchan, especialmente aquellas que nos permiten crecer juntos y que no tienen miedo al cambio.

Tauro, regido por Venus, la Diosa de la Belleza y la Seducción, disfruta del placer del cuerpo y los 5 sentidos como nadie. La comida, los olores, las texturas, las formas, la Belleza en toda su expresión es el territorio de este signo, sensual, creativo, femenino. Tauro canta, baila, cocina, pero como apropiado regente de la Casa 2 de la Carta Astral, también disfruta de los placeres que el dinero y la seguridad económica otorgan. Se regocija en ello como nadie. Escorpio, por el contrario, disfruta hurgando, investigando, sobre todo en lo oscuro y lo oculto. Esto hace que esta sea una combinación o dualidad poderosas, que nos llevan a vivir experiencias desgarradoras pero al mismo tiempo fascinantes, muchas veces destructivas pero llenas de lecciones vitales sobre el lado menos claro de nuestra personalidad.

Tanto el Sol como la Luna, para esta fase lunar llena, reciben aspectos muy positivos y estimulantes como trígnoso y sextiles. El Sol y Mercurio trinan (120º) Neptuno y Lilith en Piscis lo que nos otorgan grandes “insights” y conocimiento que emana de nuestra intuición. La Compasión nos conecta con Ser Humano y nos recuerda que “todos estamos en el mismo barco” en muchos aspectos, aunque a veces parezca que nos sentamos en sillas opuestas. La Luna y Vesta trinan la conjunción Saturno Plutón, y comenzamos a ver que estos grandes cambios que nos invaden quizás no son tan atemorizantes y una luz comienza a abrirse en el horizonte. Comprendemos que la parte práctica de la vida es indispensable y que aunque no nos guste, la Ley es fundamental, para que podamos funcionar con menos caos. Imagina lo que sería si los coches no pararan el la luz roja! y si tenemos paciencia, la luz verde siempre viene después y podemos continuar con lo que estamos haciendo. El parar y meditar es indispensable y esa es la función de un Mercurio Retrógrado. Nos obliga a frenar, a parar, para luego arrancar una vez más habiendo analizado la situación con más cuidado.

El Símbolo Sabiano para el 20º de Tauro es “Viento, Nubes y Prisa” y nos recuerda las consecuencias de dar nuestra energía a la diversión superficial y el alto precio a pagar remarcando la intranscendencia de ello. El grado 20º de Escorpio dice: “Una mujer abriendo dos cortinas oscuras” nos lleva a el reconocimiento del valor de visualizar el mundo detrás de la fasada de lo cotidiano en el deseo de penetrar hacia dimensiones mucho más valederas de experiencia.

El mensaje de esta Luna Llena es claro y al mismo tiempo profundo, ya que nos sugiere que el verdadero placer está allí detrás de las cortinas oscuras de nuestra psique, cuando nos encontramos haciendo eso “que debemos hacer”.

LUNA NUEVA y MERCURIO RETRÓGADO en Escorpio

Una de las grandes contradicciones de la vida es la Naturaleza, nos recuerda que en su perfección hay mucha contradicción. La más obvia es que a medida que el Hemisferio Norte comienza su descenso a la Sombra y el Invierno, el Hemisferio Sur está emergiéndo a La Luz y el Verano. Dicho en términos mitológicos, al mismo tiempo que Persefone es llevada al Submundo por Hades, ya está saliendo de él en otra parte del mundo. Al mismo tiempo. Dicho en términos astrológicos, cuando llega Noviembre y el Hemisferio Norte comienza su descenso a la Sombra de Escorpio, para el Hemisferio Sur significa emerger a la Luz. El mismo signo visto desde dos puntos opuestos. Lo que para algunos es la Oscuridad para otros es la Claridad. La simbología de Escorpio es precisamente eso, el mirar y sumergerse en la Sombra es para adquirir Claridad.

Eso es exactamente lo que estaremos haciendo en esta nueva Lunación en Escorpio, que comienza precisamente con la Luna Nueva en este octavo signo, regido por el gran Hades-Plutón, el Lunes 28 de Octubre.

Adecuadamente, ocurre cuando Mercurio ya está en su periodo pre-sombra, que comenzó el 11 de Octubre, para estacionarse retrógrado el 31 de Octubre hasta el 20 de Noviembre.

Entonces recapitulemos, una Luna Nueva en Escorpio comienza esta lunación que llega a su plenitud con la Luna Llena en Tauro, lo que ubicará al Sol en Escorpio junto Mercurio todavía retrógrado. Como es la demanda de este evento astrológico, miremos detenidamente (Mercurio Retrógrado) lo oculto (Escorpio). Como no podemos desconectarnos del presente y lo que viene ocurriendo a nivel mundial y en nuestra vida en particular, lo que parece un prospecto de un proceso incómodo y oscuro, no olvidemos lo mencionado al principio de este artículo, es decir, lo que es ocuro para algunos es la claridad para otros, o mejor dicho, para adquirir claridad, debemos sumergirnos en la oscuridad.

La presente cuadratura de Júpiter y Neptuno, nos tiene a todos un poco confundidos y ver la realidad parece dificilísimo y sino lo crees, sólo tienes que presenciar las discusiones políticas de personas que se posicionan en diferentes bandos. Cada uno argumenta lo que ve desde su perspectiva. Si lees una prensa de derechas y luego una de izquierdas, entonces cada argumento es potente e indiscutible. Pero, ¿cual es la realidad?, Como se encuentra el compromiso (Libra) que nos proponía la última Luna Nueva del 28 de Septiembre? Si sólo me posicionaos de un lado será imposible. Quizás la respuesta comience a vislumbrarse con esta nueva lunación que comienza en el signo de Escorpio y en oposición a Urano. Urano es un planeta que mira a la Humanidad en vez de al individuo, como corresponde a un planeta “transpersonal”. Es esa voz que nos dice, si te quedas mirando el árbol, te quedas sin ver el bosque. Si sólo miro desde donde estoy, sin elevarme, entonces sólo veo lo que tengo enfrente, que siempre me parecerá diferente a mi. Si me elevo un poco, entonces veré que lo que me pasa a mi, le pasa a un montón de otra gente, y no sólo en mi pueblo, ni mi ciudad, ni mi país, sino a TODOS. Si practico esta mirada más desde las alturas entonces podré ver que esta aparente oposición entre unos y otros, nos pasa a TODOS, da igual donde nos encontremos. El tema local comienza a perder poder y nos lleva a preguntarnos (Mercurio retrógrado en Escorpio), “para qué nos posicionaremos en bandos diferentes?”. No debemos olvidar que esta lunación y retrógrado de Mercurio en el signo de Escorpio, nos afecta a TODOS, a algunos nos lleva a la oscuridad y a otros nos trae claridad.

Sin duda esta perspectiva astrológica, nos sugiere que nos preguntemos el porqué y para qué de nuestra posición ideológica, política, personal. Es posible que necesitemos de esta aparente dualidad (en este momento sólo parece haber dos bandos) para poder vernos mejor en todo nuestro esplendor? Sin incorporar “la sombra” no hay posible sabiduría. Si yo estoy en el bando de los buenos y los otros son los malos, entonces no aprendo. Soy víctima. Desde la víctima no hay salida. Hay algunos movimientos, como los de Hong Kong, que la protesta no parece ser tan víctima. Esto es lo que bueno de este momento. Los jóvenes con sus nuevos ideales (Júpiter en Sagitario) salen en masas a reclamar el final de viejos paradigmas que ya han cumplido su cometido. Lo que se necesitaba en los tiempos pos-guerras, ya no es así. Las necesidades de hoy son diferentes y necesitamos a los jóvenes para que nos lo recuerden. Los mayores, necesitamos salirnos de un bando u otro y atrevernos a mirar el bosque, en vez del árbol.

A nivel personal es igual, si estoy en una relación donde sólo miro y vivo de un solo lado y no me elevo lo suficiente para mirar la complejidad de ese encuentro de dos almas, entonces no podré tener la perspectiva suficiente para poder encontrar el compromiso deseado. En la mayoría de los casos, nadie nos pone una pistola en las sienes y nos obliga a enamorarnos de alguien. Vamos solitos a ese destino que luego nos revuelve el alma de una forma inmanejable, en apariencia. Es aquí donde más necesitamos del viaje a las oscuridades y es exactamente lo que muchas de las relaciones personales hacen. Nos dan el empujoncito necesario para que nos miremos en profundidad y dejemos el rol de la víctima. Para aquellos que han nacido con Venus en aspecto a Plutón en su carta astral, es una asignatura obligatoria. Para los que nacieron con el Sol o la Luna en aspecto a Plutón, el mandato parece venir más de la historia familiar. Si por el contrario hemos nacido con Venus en aspecto a Neptuno, debemos comprender que el “otro/a” nunca será como lo imaginamos o soñamos que sea. Si por el contrario hemos nacido con un Venus en aspecto a Urano, entonces cuando queremos “normalizar” a ese otro/a que nos enamoró por que era excéntrico y diferente, nos encontraremos con problemas. Cada uno que se encuentre en una relación donde la situación parece irresolvible, es necesario tomar consciencia que la única posiblidad es el compromiso. Eso requiere que las dos partes estén dispuestos o “puedan” dar ese paso. Si ambas partes se encuentran en diferente nivel de consciencia entonces es más difícil, claro está. Si una de las partes ha hecho el viaje al Submundo e inegrado su Sombra y el otro no, entonces será practicamente imposible. El Amor, desafortunadamaente, no es suficiente en esos casos.

Cada viaje hacia el amor, encierra lecciones valiosas e inolvidables, aún cuando muchas de ellas nos llevan a nuestra “sombra” y todo esto para qué? Pues como decía C. Jung, quizás para llegar a la “Compleción” a la “Unidad”. Para que nos demos cuenta que como esa magnífica simbología del Arca de Noé, que invitó a parejas de todas las especies para salvar el mundo, es de a dos, es a raíz que nos encontramos en bandos opuestos que aprendemos que somos lo mismo. Todos somos de izquierdas y de derechas, TODOS somos víctimas y perpetradores, TODOS somos bellos y feos, TODOS somos honestos y deshonestos.

Entonces, quizás el mensaje de esta lunación en Escorpio con un Mercurio retrógrado en Escorpio, sea el que está bien posicionarse de un lugar o de otro, pero con consciencia. Si lo que necesito aprender, lo aprenderé mejor desde el rol de la víctima, que así sea, si lo que me pide el alma aprender es desde la posición del oprimido, que así sea, pero siempre con la consciencia que hay un poco de mi opuesto en el interior de mi alma y que si me tocase estar del otro bando, también podría transitar ese sendero. ES sólo al tomar consciencia que podremos salirnos de cada bando y posicionarnos en el otro si nos apetece, sin ella, estamos condenados a mantenernos de un solo lado. Muchos de aquellos que creen en la reencarnación, pueden deducir, que algunas veces venimos al mundo como víctimas y otras tantas como perpetradores. Es en la Totalidad de cada Ser que realmente podemos comenzar a relacionarnos con los Dioses.

En la rica inmensidad de historias de viajes a submundo que las diferentes mitologías (que existían ANTES que las religiones) nos ofrecen, el mensaje es claro. Cuando Cristo va al desierto a encontrarse con Satanás, vuelve convencido que son UNO, cuando Innana va al encuentro de Ereshkigal en la mitología Sumeria, comprende que ella (reina de los cielos) y su hermana (reina del submundo) son UNA. Cuando Persefone es raptada por Hades y es llevada al Gran Abajo, comprende que ella allí es Reina, mientras que cuando vuelve a estar con su madre, es sólo Hija. Cuando toma su lugar como Reina del Submundo es cuando comprendió que ella y Hades, eran UNO. Cada viaje al Submundo es para ir al encuentro de nuestra propia Sombra, para volver a emerger a La Luz más completos, SIN la posibilidad de estar en un bando u otro, sino en todos. Es la única forma de obtener Compleción.

Esta Luna Nueva también se forma cuando Marte en Libra en una cuadratura a la famosa conjunción Saturno-Plutón. Este es un aspecto mucho menos amable, pero puede sin duda traer la oportunidad de diálogo, será un ardiente intercambio, pero que abre la posiblidad del compromiso. A nivel mundial, la lucha con las Instituciones, como es el caso general, tanto en Cataluña, como en el Reino Unido, en Hong Kong, Chile, Argentina, etc. puede sentar la gente a la mesa para discutir los cambios inminentemente necesarios para terminar con las manifestaciones y el desorden social. Seremos capaces? Júpiter y Ceres, juntos en Sagitario, en trígono a Eris, pueden ofrecer algunas ideas sobre la inmigración y la aceptación que es inevitable que la gente se desplace a lugares donde la promesa de una vida mejor es obvia, cuando su lugar, su tribu o su nación está inestable y en problemas. Este es un movimiento Humano y lo hemos hecho siempre. SIEMPRE nos hemos desplazado a otros lugares que nos ofrecían más recursos y seguridad. De no ser así, la mitad de los países del mundo no existirían. Os sugiero que lean el magnífico libro de Yuval N.Harari “Sapiens” para comprender este proceso mejor.

Mientras terminamos de transitar esta lunación que comenzó en Libra que nos hace obvia la necesidad de compromiso, y diálogo, antes de adentrarnos en este periodo Escorpio, recapacitemos sobre las verdaderas motivaciones de nuestras acciones y necesidades. Está bien luchar, es parte de nuestra naturaleza, pero hagámoslo con convicción y con la certeza que antes de posicionarnos hemos visto con claridad el otro lado. Si no habéis visto la película The Joker, os la recomiendo, es un buen ejemplo de cómo se llega a ser un psicópata y todo lo que hay detrás de ese proceso. (Muy Escorpio)

A un nivel más mundano, con este Mercurio Retrógrado en Escorpio, es posible que tengamos que revisar nuestras finanzas, pagos de impuestos, de multas, gestionando pagos Institucionales como las Pensiones, etc. Marte en Libra nos ofrece la posibilidad de hacerlo de una forma racional y justa. Tampoco olvidéis que el retrógrado de Mercurio nos traerá las situaciones de costumbre, que retrazan o impiden nuestra comunicación a la misma velocidad de siempre. Los móviles, la Internet (viruses pueden surgir) WI-fi, todo ellos en modo ATENCIÓN!

A nivel espiritual, todo lo dicho antes aplica. Me gustaría sugerir, que la verdadera poesía, se encuentra en el lado Oscuro de nuestra Naturaleza. Si has leído a Shakespeare, a Borges, a Castañeda, a García Lorca, a Tolstoi, a García Marquez, o visto las pinturas De Goya, Picasso o Francis Bacon, etc, entonces no tendrás ninguna duda de lo necesario de este viaje al Submundo para re-encontrarnos con la Belleza.

MANIFESTACIONES en todo el mundo y su correlación con los astros.

Este ciclo lunar que vivimos que comenzó con la Luna Nueva en Libra del 28 de Septiembre y culminaba con la Luna Llena en Aries del fin de semana pasado que desató el comienzo de las manifestaciones en Barcelona, el nuevo “deal” de Brexit, más demostraciones de jóvenes en Líbano y Hong Kong, la partida de Estados Unidos del Norte de Siria, dejando a los Kurdos a merced de lo Turcos, podemos decir que está siendo decisivo y descriptivo de este momento histórico que vivimos, donde las nuevas generaciones se lanzan a las calles haciéndose escuchar en contra de Instituciones Corruptas y deficientes. La Luna Llena en Aries, regida por Marte, trajo como se esperaba, la resistencia al un orden establecido fuera de contacto con las demandas del pueblo. Con el Sol y la Luna en cuadratura a Saturno-Plutón en Capriconrio, conjunción que está marcando los desenlaces históricos que vivimos, la lucha es en contra de las Instituciones.

Pero es en realidad la cuadratura Júpiter en Sagitario a Neptuno en Piscis, que también se deja sentir en estos movimientos masivos, donde se mezclan ideales políticos (Júpiter) , con sentimientos de opresión, la necesidad de unirse a otros (Neptuno en Piscis) en un proceso, que emerge de la proyección desde la carencia personal y colectiva, más que de el verdadero conocimiento de la situación. El efecto de Neptuno se siente en la confusión de las masas, que se ven empujadas a manifestarse aunque el motivo no sea realmente el mismo para todos. Los jóvenes se arrojan a la calle por motivos diferentes a los de sus mayores. Será interesante ver qué ocurre cuando esta cuadratura comience a perder potencia, que será hacia final del año y podremos ver si los ideales comienzan a aclararse y podamos realmente cuestionarnos cual es la lucha que más nos enardece. Es la situación política?, el cambio climático?, la liberación de la mujer?, la opresión policial?, la corrupción de políticos ineficaces y deshonestos? o es todo esto junto? La pregunta sería cuál es mi lucha personal? Qué cambios quiero provocar al manifestarme?

Lo que está claro es que la rebelión mundial es en contra de Instituciones que necesitan cambiar y subirse al siglo 21, Constituciones que se escribieron cientos de años en el pasado, sirviendo las necesidades del momento, pero que deben adaptarse al momento actual.

La cuadratura Plutón-Eris, continua marcando esta preocupante división del pueblo que se agrupa en dos bandos opuestos sin que puedan ni dialogar entre ellos. Ésta durará mucho más tiempo, por tanto tendremos algunos años más de división, hasta que comprendamos que la lucha debería ser una, la de un 99% que lucha por sobrevivir, cuando el 1% se sigue enriqueciendo, y por sobretodo, el comprender que tenemos que cambiar nuestros hábitos culturales y familiares si queremos rescatar el planeta, la extinción de necesarias especies, la porquería en nuestros mares, etc.

Si bien es reconfortante ver cómo los jóvenes se concientizan y se manifiestan, somos los mayores que debemos apoyarles pero no desde el dolor provocado por nuestros antiguos rencores y heridas de batallas perdidas, sino con el honesto interés en el futuro de nuestros hijos y nietos y de nuestro magnífico planeta.

Mientras transitamos la fase de la Luna menguante gibosa, que sigue el impulso de la Luna Llena pasada, nos encaminamos hacia la próxima Luna Nueva del 27 y 28 de Octubre en Escorpio, que estará opuesta exactamente a Urano, por lo que el grito de Libertad!, puede ser aún más potente. Se saldrá el Reino Unido finalmente de la Unión Europea?, Obtendrán los catalanes su oportunidad de voto por un referéndum legal? Todo lo que ocurre en cualquier lugar del mundo nos afecta a todos. Pero más de esto en mi próximo artículo sobre la Nueva Lunación.

Participemos de este movimiento mundial en contra de la Corrupción y el abuso irresponsable de nuestros recursos. Estemos donde estemos no podemos permitirnos el ignorarlo.

LUNA LLENA en Aries – 12 y 13 de Octubre

A medida que nos acercamos a la culminación de esta lunación de Octubre que comenzó con la Luna Nueva en Libra el 28 de Septiembre, llega la gran oportunidad! Esta Luna Llena en Aries puede ser determinante para aquellos que están terminando una historia, diciendo adiós a una modalidad de ser o a una relación que ya no les permite crecer, o que simplemente ha cumplido su propósito.

Esta Luna Llena en Aries es particularmente relevante ya que tanto el Sol como la Luna que están opuestos en los signos de Libra y Aries respectivamente forman una cuadratura a Plutón y Saturno en Capricornio, lo que convierte esta importante conjunción de planetas, en el punto focal de esta T-cuadrada. Debemos mirar donde caen en nuestra carta natal estos tres signos ( Aries-Libra-Capricorn) para comprender donde se nos pide que evolucionemos. La respuesta puede estar en la casa donde caiga el signo de Cáncer.

La Luna Nueva en Libra que comenzó esta lunación estaba en exacta oposición a Kirón lo que nos sugería volver nuestra vista hacia cómo nuestras heridas emocionales personales y familiares, afectan nuestras relaciones del presente. Para esta Luna Llena es Marte quien opone a Kirón, lo que nos vuelve a confrontar con el hecho que debemos tomar acción si queremos resolver nuestros dilemas emocionales. Con esto me atrevo a sugerir, el hacer terapia, el buscar en nuestro interior, aprendiendo a escucharnos de una forma consciente y constante. Marte nos ayuda a “iniciar” la acción en la dirección que queremos ir. En este punto por supuesto que la edad en la que estemos tiene mucho que ver. No será lo mismo en la niñez que en nuestra vida adulta. Pero si eres un/a adulta/o, esta es la gran oportunidad para tomar acción (Aries) y comenzar a resolver estos dilemas que no te permiten comprender el “compromiso” (Libra) y la capacidad de escucha necesarios para poder vivir una relación con otro/a saludable y real. Si lo que queremos es que el otro/a cambie, para “yo” poder estar mejor, entonces viviremos la parte menos amable de esta Luna Llena, ya que Saturno-Plutón desde Capricornio nos muestran claramente que nadie tiene poder sobre otro/a para hacerles cambiar o evolucionar.

Esto también aplica para la decisión de cada individuo de “cuando” dejar este mundo o su forma física. Cada alma decide cuando viene y cuando se marcha. El amor en estos casos no es suficiente para detener ese alma que ha concluido su misión o su propósito en esta encarnación. Pero, esto también son los momentos para que comprendamos que el Amor, sobrevive la muerte física y que aquellos que departen de nuestras vidas, lo hacen sólo físicamente, ya que el resto de su esencia y los sentimientos continuan intactos.

La relación con nosotros mismos debe seguir los mismos principios de escucha y compromiso, ya que a menudo encontrar esto en el interior de nuestra psique donde diferentes “voces” nos piden acciones opuestas, es muy difícil y puede ser la causa de mucha ansiedad inconsciente.

Por supuesto que finales no tienen por qué ser algo negativo o dramático, sino también algo esperado, como la jubilación, o el final de la universidad. Estos son realmente momentos cuando grandes puertas se abren, donde emergemos a una nueva forma de Ser, a una re-dirección de nuestra vida, como también a la “culminación” de un trayecto donde hemos aprendido mucho y donde hemos encontrado un nuevo sentido de vida.

No dejaros vencer por el pesimismo y la negatividad que pueden emerger de la confrontación con la absoluta realidad, algo típico del Dios Saturno, que parece amenazante sólo hasta que comprendemos que estos “reales” momentos son absolutamente necesarios para no equivocarnos y tomar decisiones basadas en nuestros anhelos y deseos, que no estén basados en nuestra realidad actual.

Un magnífico Grand Trine entre Neptuno-Lilith, Mercurio y el Nodo Norte, augura una visión de futuro y de posibilidades de desarrollo que no deberíamos ignorar, nuestra intuición está en su punto más alto. Escúchate.

Esta Luna llena está alineada con Eris, que también se encuentra en cuadratura Plutón, por tanto si te sientes que no perteneces al grupo donde te encuentras, que la gente no te entiende o tú no entiendes o conectas con los demás, recuerda que las diferencias culturales o familiares son sólo una parte de nuestro acondicionamiento y que en lo más profundo del alma, todos los seres humanos de este planeta somos muy similares y padecemos de los mismo dolores. Todos queremos amar y ser amados, todos necesitamos seguridad emocional, todos tenemos una madre y un padre, (o lo hemos tenido), todos sufrimos el cambio climático, lo sepamos o no. Si eres de la raza humana, entonces seguro que puedes encontrar puntos en común con los demás. El hecho de que cada uno de nosotros seamos únicos, no nos separa completamentae del resto de la humanidad. Nada humano nos debería resultar extraño.

La Luna también se relaciona con Júpiter por trígono, por tanto un sentido de bienestar y optimismo puede ayudarnos a confiar en nuestro destino y dejar que las cosas pasen, confiando que algo, nos protege o cuida de nosotros. Para ello hay que Confiar, en Dios, en la Vida, en lo que más quieras, en la Naturaleza. Todo aquello que hacemos con amor y dedicación trae frutos positivos. Confía en tu sabiduría natural, detrás de ti, están tus ancestros, que ya vivieron todas las experiencias que hoy te toca vivir a ti. Confía en tu sabiduría innata. Siempre sabemos mucho más que lo que creemos saber.

Esta Luna Llena en Aries nos impulsa a abrirnos nuevos caminos, a escuchar diferentes melodías, a dejarnos llevar por la Vida, confiando que en lo más profundo de nuestro Ser, reside una entidad sabia, que nunca nos pone sobre la mesa, manjares que no podamos digerir. La lección de esta Luna Llena es que todo llega a su final, y que cada final es un nuevo comienzo, pues la Vida nunca se termina, ni siquiera con la muerte. Muere alguien al mismo tiempo que nacen otros. Muere un proyecto y otros se inician, no podemos detener la Vida, aunque una parte de ella nos guste más que otras. Esta rueda gigante que llamamos Vida, no se detiene ni siquiera por el más sabio de los sabios, ni por el más rico de los ricos. Debemos vivirla en cada instante y siempre, siempre, abrirnos a lo nuevo.

Aprende de las energías de esta Luna Llena en Aries, que habla de que siempre hay algo nuevo esperándonos, aún después de la muerte.

LUNA NUEVA en LIBRA – 28 de Septiembre, 2019 (ayer-hoy-mañana)

Ya transitamos la Luna Nueva en Libra del año. Será exacta el sábado 28, o sea mañana, a las 7.30 de la tarde, en España, temprano a la tarde para Latinoamérica. Pero el verdadero efecto de esta lunación ya está en juego, las cartas ya están echadas. Una Luna Nueva en el signo de Venus, nos lleva directo al mundo de las relaciones, y siendo una luna nueva, posiblemente generando nuevas posibilidades y formas de relacionarnos con gente ya conocida o nuevos estimulantes encuentros. Debido a un aspecto del planeta Urano a esta lunación, pueden surgir inesperados eventos dentro de relaciones ya formadas, como advenimientos que nos lleven a conocer gente nueva que nos inspire y nos recuerde lo excitante y maravilloso que es comprobar que hay mucha gente por el mundo con quien podríamos llevarnos muy bien, si sólo nos abriésemos a la posibilidad, dejando de lado prejuicios y juicios. Las relaciones a través de la Internet son estimuladas con esta Luna Nueva en contacto con Urano.

El dispositor o regente de esta lunación, el planeta Venus o mejor dicho, la Diosa Afrodita, también se encuentra en Libra junto a Mercurio. Ella forma una cuadratura a Saturno que a su vez forma la última conjunción al Nodo Sur de la Luna en Capricornio, algo que no volverá a ocurrir por muchos años, exactamente en diciembre 2030 y por supuesto no en Capricornio. Esto nos pone sobre la mesa nuestras antiguas y repetitivas historias en lo que se refiere a relaciones. Nuestros patrones emocionales se hacen más evidentes y nos vemos forzados a preguntarnos: porqué? Por qué siempre termino las relaciones con el mismo sabor en el alma? Porqué siempre me encuentro con el mismo tipo de personaje? Si estoy comenzando una nueva relación tenemos que estar consciente de cómo nos sentimos y de si estamos repitiendo patrón. Si nuestra relación se tambalea sentiremos el impulso de Kirón de querer “curar” que nos llevará al compromiso, con suerte, o también a la realización de que quizás ya no es posible encontrar un camino común, admitiendo y aceptando que vamos por senderos diferentes con el otro/a, o que ya hemos concluído y aprendido aquello por lo cual nos encontramos. Aquello que era tan relevante e importante dentro de la relación, ya no lo es.

Neptuno y Lilith coinciden en el camino y la confusión de sentimientos puede ser difícil de dilucidar, como también los desbordamientos emocionales, engaños, traiciones y quizás otro recordatorio que la honestidad es fundamental en cualaquier relación para que pueda funcionar a largo plazo. Este aspecto me recuerda que finalmente Trump puede ser llevado a juicio por “colusión”, lo que nos muestra una vez más, la corrupción de los gobiernos y nuestros gobernantes. Quizás lo que hasta ahora era normal, está comenzando a dejar de serlo. Libra es un signo que tiene que ver con la política, pues son los políticos nuestros emisarios para encontrar acuerdos y compromisos entre naciones y dentro de las mismas. La diplomacia también resuena con Libra.

La conjunción de Venus con Mercurio en Libra es realmente acerca de encontrar compromisos, usando la diplomacia y la habilidad verbal. Si buscabas un momento para sentarte a limar las diferencias en tus relaciones, este es sin duda el Kairos, o momento adecuado. Venus en Libra se encuentra particularmente cómoda y su intención es encontrar el punto medio, el compromiso necesario, para que nuestras relaciones funcionen mejor. Ahora es cuando tenemos la posibilidad de ponernos en los zapatos del otro.

Lilith también opone a Juno, por tanto, otra indicación que en las tareas que realizamos con otros o en pareja, pueden desbordarse y deberemos ejercer nuestro control para no explotar y decir cosas que luego lamentaremos. Lo más difícil quizás es sentir la necesidad de liberarse (Urano) de la cotideanidad que nos apaga el alma, y que nos lleva a buscar la magia en otro lugar. A menudo el amor no es suficiente para quedarnos con alguien, cuando el alma nos está pidiendo renovación. También es cierto que si nuestra vida está apagada y sin creatividad, tendemos a culpar a nuestra pareja de ello. Si te sientes así, busca ese brillo que anhelas en tu relación en tu interior. Renueva tu vida, abre puertas y quizás tu relación no sufrirá.

La Luna Nueva en Libra nos sugiere diferentes formas de relacionarnos y nos recuerda que las relaciones no tienen porqué ser “para siempre”. Si tienes un alma inquieta, es muy difícil quedarse con la misma persona “para siempre”. Necesitamos más de una relación para poder ver todo lo que somos y todas nuestras posibilidades de Ser. Las mujeres de generaciones anteriores se “quedaban” en relaciones simplemente por la imposibilidad de irse, ya sea por motivos económicos o porque no sabían cómo “arrancar” solas, pero afortunadamente hoy en día, esto ya no es necesariamente un impedimento. La única relación que dura toda una vida, es la relación con nosotros mismos. El Amor sí que puede durar para siempre y más allá. El Amor nunca muere, las relaciones personales sí.

Kirón nos susurra desde su conexión con esta Luna Nueva que las heridas de amor se curan, y que si realmente amamos a quien tenemos a nuestro lado, debemos aprender a perdonar y verdaderamente Amar.

La experiencia Mercurio-Venus en LIBRA. Hablemos de Amor…

Reflexionando sobre esta pasada Luna Llena en Piscis que como casi todas las lunaciones nos sorprenden, muchas veces por su intensidad inesperada y muchas otras, por que casi ni lo notamos. Ésta será difícil que la olvide pues lo que marcó el principio de ella fué la muerte de un queridísimo amigo del alma y también de dos conocidos. Decir adiós a un amigo, sobretodo cuando se marcha de este mundo demasiado jóven es una de las experiencias más difíciles de la vida. Pero por supuesto que nos recuerda que cada uno deja la vida encarnada cuando su alma ha cumplido con su propósito de esta existencia física y eso es algo que nadie puede cambiar. La decisión tomada por las tres Moiras sobre la duración de nuestra encarnación es intransigente. No abierta a negociación. Los que nos quedamos, sólo podemos reflexionar en las lecciones aprendidas con ese alma que marcha, los momentos mágicos y los duros también. El Amor nunca muere, se queda con nosotros para siempre.

AL mismo tiempo ocurría otra cosa que aunque me sorprendió menos, no deja de ser sorprendente. De repente, muchas de mis magníficas clientas me llaman para ver qué pasa con esta Luna Llena, que se la están pasando tan fatal. Han habido muchas enfermedades, espaldas contracturadas, digestiones alteradas, mal estar físico en general, en muchas ocasiones, bastante serios. La parte sorprendente es que las que me han llamado (más de 6 en dos días) son nacidas en los años 82-88 y por supuesto que siendo una luna Llena en Piscis, todas ellas con mucha angularidad mutable, es decir, Ascendente Piscis, Géminis, Sagitario y Virgo. La razón por la cual las agrupo, es por que el tema parecía coincidir: relaciones que se terminan y un sabor de frustración acompañaba a cada una de ellas. De repente recuerdo: justo para la Luna Llena en Piscis, Mercurio y Venus entraban en Libra, signo que se correlaciona con las relaciones personales y la casa 7 de la carta astral. Éste es sin duda un buen momento para hablar (Mercurio) de nuestras relaciones (Venus y Libra). Uno de los puntos más fundamentales que emergen al final de una relación, corta o larga, da igual, es reconocer todo lo que hemos aprendido o por lo menos confrontado de nosotras mismas con la otra persona. Estos son momentos para dejar de lado las culpas o el culpar, los reproches, las frustraciones y realmente concentrarse en comprender el “para qué” nos encontramos con esa persona y sino podemos contestar esa pregunta, por lo menos reconocer que el sabor que nos queda no es desconocido, que nos hemos sentido así anteriormente.

Si nos ha pasado lo mismo más de una vez, es interesante reconocer que el único denominador común en nuestras relaciones somos nosotros/as. Esto nos lleva a auto-investigarnos y comenzar a reconocer nuestros patrones emocionales. Como los enamoramientos son básicamente inconscientes, es decir que “nos pasa”, no lo decidimos o planeamos, entonces es bueno asumir que siempre van cargados de un montón de material inconscientes por ambas partes. Uno de los temas característicos puede ser que una vez que el enamoramiento merma y comienza la verdadera oportunidad de realmente “amar” con los ojos abiertos y conscientemente, salimos corriendo. Por tanto cabe la posibilidad que aunque creamos que desesperadamente queremos una relación estable, no estamos dispuestos a trabajarlas, queremos seguir en modo “enamoramiento” y eso no es posible.

“El Amor tiene su oportunidad cuando el enamoramiento se termina” decía Scott Peck. y así es, seguir viviendo en el “Edén” no es posible. Recuerdan? De allí nos echaron cuando Eva le ofreció la manzana a Adam. Esta fruta del deseo, en realidad significa que Eva comenzó a cuestionar, no sólo a Adam sino también el Edén. Cuando comenzamos a hacernos y a hacer al otro/a preguntas, nos echan del Paraíso. Esta es la historia de Eros y Psyche otra vez. Es Psyche la que va con la lámpara e ilumina a Eros, que es como decir: “A ver… quién eres realmente? con quién me acuesto cada noche?” Si no estamos dispuestos a que nos descubran “realmente” entonces se acaba la historia. La incomodidad se filtra en las relaciones, el hombre a menudo se siente amenazado y la mujer frustrada. Pero cómo podríamos continuar sin nisiquiera saber con quién estamos? Al enamoramiento le viene bien no saber, pero para que se pase de este estado a “la pareja” es imprescindible saber con quien realmente estamos. También es importante quién seremos nosotros/as con el otro. Qué parte de nosotras/os el otro refleja?

Cuando una pareja decide dejarlo, un trozo de cada uno se queda con el otro/a. Cuál es esa parte de nuestra alma que dejamos atrás? Si no lo recuperamos nos sentiremos a pata coja, hasta que lo hagamos. Es en estos momentos que debemos invocar a Vesta y retirarnos a “re-generarnos” para poder sentirnos enteros una vez más.

Hablemos de Amor con nuestras amigas, con nuestro terapeuta, con nuestra astróloga/o, con nosotros mismos y por sobre todo no nos propongamos olvidar sin primero sacarle el máximo jugo posible a esa relación que parece que termina. No concluye hasta que comprendamos la razón por la que existió.

LUNA LLENA en PISCIS – 13-14 de Septiembre.

Ya nos encaminamos hacia la culminación de esta lunación, que comenzó con la Luna Nueva en Virgo del 30 de Agosto, al llegar a la Luna Llena en Piscis, que marca el momento cuando el Sol ilumina la Luna en toda su magestuosidad, y que también sugiere que todo aquello que comenzó para la Luna Nueva, está ahora marchando viento en popa, o por lo menos ya estamos metidos en el barro, sin vuelta atrás. Nos encontramos en el medio de la acción y debemos decidir si la decisión tomada para la Luna Nueva fue lo que queríamos o no.

Esta Luna Llena como todas, es muy especial, ya que el Sol y la Luna que se encuentran a 180º de distancia , es decir, opuestos, están en compañía de otra oposición, la de Marte- Neptuno. Traduzco: El Sol ( 21º) se encuentra a 4ºde distancia de Marte (17º) en el signo de Virgo y ambos oponen a la Luna (21º) y Neptuno (17º) que se encuentran a 4º de distancia en Piscis. Más traducción: el Sol junto a Marte en Virgo es esa energía que nos está empujando a realizar nuestro proyecto de una forma ordenada, responsable, perfeccionista, con el deseo de hacerlo lo mejor posible. Marte en Virgo está dispuesto a trabajar duro y mejorar cada día, cada minuto. Por el otro lado, la Luna en Piscis junto a Neptuno, tienen una agenda mucho más distensionada, relajada. La intención de estos dos es dejar fluir las cosas confiando en la intuición, más que en la técnica o el análisis. Por tanto, si estás trabajando sola/o esta conversación ocurre en tu interior, pero si estás haciendo el proyecto con otros, es posible que una parte quiera tomárselo más con calma que la otra, lo que puede causar conflicto.

Neptuno desde su descubrimiento en 1846 se ha convertido en el regente de Piscis, por tanto este signo se correlaciona con las energías de este planeta, que si bien puede dotarnos de momentos de inspiración realmente mágicos, también nos vuelve un poco holgazanes, pues nos susurra al oído: “Que prisa tienes?, ya fluirá”. Bajo su influencia, nos volvemos olvidadizos, cansados, de repente, las prisas nos estresan, y todo esto porqué?, pues porque este planeta es quien nos conecta con el inconsciente colectivo, y toda idea que tengamos, bajo sus energías, pueden tener muchas interpretaciones, más de una razón, puede ser llevada a otro nivel, por tanto todo deja de ser blanco y negro. Neptuno agrega los colores, la magia, la intuición. Dejamos de sentirnos tan seguros, y comenzamos a envisionar muchas otras posibilidades. Neptune nos sugiere desde lo más profundo de nuestra psique, y la practicabilidad de Virgo comienza a desintegrarse. Conectamos con Neptuno cuando decimos: “No sé porqué me siento así, pero algo me dice que no vaya por este camino”. Nuestra habilidad de conectar con los ciclos naturales de la Vida, sin usar la razón para ello, es gracias a Neptuno. Steve Jobs y Albert Einstein eran Piscis, fue su Intuición que les llevó a investigar científicamente y no al revés. Siguieron el camino que les indicaba una parte de su cerebro que es mucho menos racional. Aunque es muy difícil a menudo confiar en esta voz interna que nos indica el camino a seguir, siempre terminamos comprobando que tenía razón, aunque por supuesto igualmente a menudo nos lleva al engaño.

La salud puede sufrir también para esta lunación completa y particularmente al llegar a esta Luna Llena, ya que unas de las formas que aprendemos a ver lo que no vemos, es a través del cuerpo. Cuando una parte del cuerpo enferma debemos preguntarnos:” qué me estoy diciendo a mi mismo?, qué me está diciendo este dolor o esta parte del cuerpo que duele? Neptuno en oposición a Marte nos convierte en víctimas de las circunstancias, ya que corroe la afirmación de Marte y de repente estamos en las manos de otros y parece que no podemos decir que no, con el consiguiente cabreo posterior. Terminamos haciendo cosas que no nos apetece hacer y culpamos al otro/a, o provocamos la ira en el otro/a, y nos convertimos en el recipiente del enojo de los otros. El tema de la ira no expresada es muy pertinente a esta Luna Llena en Piscis, ya que Lilith, la Luna Negra se encuentra junto a Neptuno, también oponiendo Marte. Podriamos conectar con rabias ancestrales que nos resulta difícil contener, o si somos más instrospectivos, esta es una magnífica oportunidad para analizar y tratar de ver, qué es lo que nos enoja y porqué. Júpiter forma parte de esta constelación de planetas ya que forma lo que llamamos una T-cuadrada, o sea que forma ángulos rectos a todos estos planetas en oposición. Lo hace desde Sagitario, por tanto puede agregar el elemento legal. La necesidad de Neptuno de escapar la realidad puede llevarnos a beber más, a conducir ebrios o a consumir drogas con el fin de “colocarnos” , de escapar a una dimensión más parecida al paraíso que a la realidad.

Afortunadamente, Saturno, el gran Maestro, forma un trígono (120º) a Marte y un sextil (60º) a Neptuno, lo que nos ayudará a mantener los pies en la tierra, sin dispersarnos demasiado. Nos dará los elementos que necesitamos para concluir o continuar con nuestro proyecto, pero por sobretodo para poder manetenernos conectados a la realidad sin por eso dejar de divertirnos y escuchar esas voces internas que nos piden escapar el rigor del día a día, de lo cotidiano.

Venus y Mercurio se encuentran a 29º y medio de Virgo, por tanto a punto de entrar a Libra lo que harán unas horas después de la Luna Llena, y esto significará un cambio de energía que sentiremos claramente. El foco de nuestra atención se alejará un poco del “trabajo” para dirigirse a las relaciones con los demás. Saturno en Capricornio vuelve a alinearse exactamente al Nodo Sur de la Luna, estuvieron precisamente en conjunción el 30 de abril, el 4 de julio y lo volverá a hacer el 27 de septiembre, algo que no se repetirá hasta Abril del 2025, cuando se alinee con el Nodo Norte de la Luna, en Piscis. Esta conjunción entre Saturno y el Nodo Norte de la Luna en Capricornio, lo podemos ver en el caos político del momento, cuando algo pide renovarse y una parte de los políticos insiste en mantener las cosas “como siempre han estado”. Esto lo podemos ver a todo nivel, esta transición entre lo viejo y lo nuevo, también lo vemos el las manifestaciones de Hong Kong. Los jóvenes insistiendo en cambiar el Status Quo, para no sentirse oprimidos por el viejo sistema Chino.

Juno y Ceres están en cuadratura exacta, la Madre y la Esposa en conflicto interno, con Urano aspectando ambas como si quisiera sugerirles que hay que renovarse, que hay formas nuevas de llevar estos roles al siglo 21 en vez de seguir basados en preceptos del siglo 19. Esto es fácil de decir pero muy difícil de realizar. Cuando la pareja sufre por que la atención y la energía de la madre va a los hijos o viceversa, cuando los hijos reclaman la atención de la madre que es más esposa que madre. Estos son temas femeninos que afortunadamente se están viendo beneficiados por el hecho que muchos hombres hoy se ocupan de sus hijos en hogares donde ambos trabajan o debido que muchos trabajan desde casa.

La Luna Llena en Piscis (que como veis nos es sólo eso), nos trae a la consciencia que estamos hechos de un cuerpo y de algo más, ese algo más que podemos llamar alma o el observador, o lo que quieras, es lo que escucha y conecta con las energías de este signo y su planeta regente, que nos hablan de un mundo invisible, como nuestros sueños. Nos invita a escuchar y confiar en esas voces que surgen en éstos, que nos ayudan a crear, a cantar, a bailar, a vibrar con la música y con el espíritu de otras culturas a través de sus músicas y sus gentes. Piscis nos hace comprender que todos somos UNO, y que esta ilusión de separación es sólo eso, una ilusión. Ese mundo donde todos conectamos, da igual la nacionalidad, el idioma, o la política, es el mundo de Neptuno. Los verdaderos problemas que tenemos la raza Humana hoy, son de Todos, y la solución a ellos es posible sólo cuando funcionemos como los que somos, UNO.