LUNA NUEVA EN PISCIS – 20 y 21 de Febrero, 2020. Venus y Eris.-

Ya nos invade la energía de esta primera y única Luna Nueva en Piscis del año dando comienzo a esta Lunación que culmina con la Luna Llena del 9 de Marzo en Virgo.

Como todos los ciclos lunares, aunque en apariencia siempre repetitivamente igual, nunca es igual y ésta es única y especial como todas la lunaciones de nuestra vida. Para comenzar, ocurre dentro del periodo de Mercurio Retrógrado, también en Piscis y además con el dispositor o regente, Neptuno, también en Piscis. Este signo, como su regente, nos hablan de ese aspecto de nuestra psique que nos une a el TODO. Piscis habla de lo que llamamos el Inconsciente Colectivo, esa  dimensión que está más allá de la consciencia y que es común a la experiencia de todos los seres humanos, sean de la nacionalidad, la cultura o la raza que sean, como lo sugirió Carl Jung. Piscis también nos habla de Sacrificio, del Martirio y de la Victimización y siendo el último signo del zodíaco, nos sugiere el final de la existencia física. ES muy común escuchar a gente de este signo, diciendo: ” siento que esta es mi última encarnación”.

Esta Luna Nueva en Piscis llega en medio de la crisis del coronavirus, con grandes cruceros detenidos en puertos del Asia, sin que se les permita a la gente a desembarcar (Mercurio Ret.), pero por supuesto que acompañado de la cuadratura de Plutón-Saturno con Eris. Es decir, la conjunción Saturno-Plutón, formando un ángulo recto (90º) a Eris (la no invitada). Una vez más la voz de Eris (la gran temida y rechazada) se hace sentir con fuerza, donde nos encontramos con situaciones de muertes (Plutón) y un grupo de gente o raza o grupo religioso, siendo rechazados y no invitados por algún motivo. Algo que viene ocurriendo en el Mediterráneo por algunos años. Al mismo tiempo el presidente de los Estados Unidos, acaba de agregar un montón de otros países a su lista de gente “no invitada”, ni permitida a entrar en su país esta semana.

Marte recién entrado en Capricornio, el signo de su exaltación, lo que equivale a decir que es donde Marte funciona mejor, organizada y ordenadamente. Esto nos permite planear y encontrar las energías necesarias para poner en marcha nuestros proyectos y con optimismo y determinación llegar a la meta. Venus y Júpiter también conectan por cuadratura, y para aquellos que ceden fácil a la tentación de Venus de poner el placer por encima de la responsabilidad y las obligaciones, este puede ser un momento donde algo nos recuerda que esta tensión debe resolverse. Júpiter ya está prácticamente en conjunción a Saturno y Plutón en Capricornio, por tanto no resulta tan fácil dar la espalda a nuestras obligaciones. Las multas, las deudas, parecen aparecer cuando menos lo esperamos. Siendo esta una lunación en Piscis, algo nos dice que un cambio de hábitos y comienzo de un nuevo capítulo de nuestra propia historia es apropiado en este momento.

Marte también se encuentra alineado con Pholus que viene formando una cuadratura con Kirón en Aries, que a su vez, está este fin de semana en conjunción a Lilith. Algo nos dice que debemos cuidar de nuestra salud, física y mental. Pequeños indicios y quejas de nuestro cuerpo, confirman la necesidad de cambiar nuestra dieta, nuestra forma de cuidarnos. La Luna Llena de esta lunación será en Virgo, lo que reafirma el hecho, que este es un momento ideal para revisar nuestros hábitos alimenticios y de otro tipo, sobre todo por que Marte también forma junto a Pholus un trígono a Urano en Tauro, por tanto el tema del calentamiento del clima y sus consecuencias parecen tomar el centro del escenario. La luna Nueva a 4º 28′ de Piscis forma por tanto sextiles a Marte y a Urano, por tanto la voz de este llamado de consciencia de nuestra responsabilida con el planeta y su salud, es firme pero delicada.

Con Mercurio en retrógrado en el signo de Piscis, se encuentra en este instante mientras escribo, en conjunción a Nessus, ese centauro en el cual no se puede confiar. Por tanto teorías sobre conspiraciones abundan, la verdad parece esquiva, y podemos fantasear y confundirnos fácilmente. Sobre todo en lo que respecta al coronavirus, donde las teorías conspiracionales se disparan, como si este grupo invisible de “seres superiores” deciden implantar un virus, para acabar con un grupo de gente. Como con todas las teorías de conspiraciones el problema es que nunca nadie ofrece ni puede proveer pruebas de tales planes maquiavélicos. Nessus en su aspecto más negativo, parece ser esa voz interna que nos dice que no podemos confiar en nadie. Que siempre pueden atacarnos por la espalda. En su parte más positiva, Nessus no hace precavidos.

Venus se alineará exactamente con Eris, en unos días, y que momento más adecuado para recordarnos que es Eris quien tira la manzana de Oro en aquella boda: “Eris era la Diosa de la Discordia, el demonio femenino, es el símbolo de la “No invitada”. En la Mitología Griega, ella fué la única Diosa no invitada a la boda de Thetis y Peleo, en las fábulas fué el hada no invitada al bautismo de “Aurora”, la Bella Durmiente. Representa la ira que emana de esa parte de nuestra psiquis, cuando nos sentimos que nos quedamos “afuera”, sin ser incluidos, el ser “ninguneado”, sin ser reconocidos por el “establecimiento”, sin que se reconozcan nuestros talentos y nuestra relevancia, cuando no nos sentimos valorados. Lleva en el signo de Aries desde 1925. Es la hija de Hera y Zeus en algunas historias, hermana de Ares o Marte, Dios de la Guerra, pero la más elocuente es que es la hija de Nyx, la Noche. Los eventos políticos de los últimos meses, con el Brexit, los seguidores de Donald Trump, los Húngaros que miran con horror, la posibilidad de que los musulmanes entren en su país, la situación en Catalunya, en Birmania, en Argentina, etc, son expresiones de esta conjunción, y nos conectan con que siempre dejamos  o queremos dejar algo “afuera”. Es curioso que como coincidencia con esta cuadratura de Eris a Plutón, que será exacta 3 veces este año, en los Oscars hemos visto las películas más relevantes: JOKER y PARASITE, dos films que hablan de este tema, de lo que pasa cuando se ignora o ningunea a alguien. Pero me gustaría detenerme en el simbolismo del juicio de Paris, cuando Zeus le da la manzana de oro que Eris tan astutamente ha tirado con la inscripción: “Para la más bella”. Las tres diosas entre las que se disputan la manzana están: Hera, la mujer de Zeus que representa el PODER, Pallas Atenea, la diosa de la SABIDURIA y la GUERRERA, y Afrodita o Venus la diosa de la BELLEZA. Paris elige a esta última. Elige la BELLEZA, por encima del PODER y la SABIDURÍA. Esta elección que a primera vista parece superficial, “el chico joven que elige la propuesta de Venus de darle la mujer más bella del mundo”. Pero esa es la expresión más superficial de la Belleza. La vida con Poder y Sabiduría, pero sin Belleza sería insoportable. Quizás este aspecto de Venus al juntarse con Eris para esta Lunación nos está recordando la posibilidad de RE-Encontrarnos con la Belleza, para poder RE-Encantar nuestras vidas. El encuentro con la Belleza es un atardecer, una rosa, una mirada, un poema, una sonrisa, el mar, la montaña, el bosque, todo aquello que emana de la Naturaleza, como recordatorio, que ya vivimos rodeados de BELLEZA, y que si sólo sabemos mirar con atención y pureza de espíritu, entonces pedremos rescatar a VENUS en nuestras vidas.

LUNA LLENA EN LEO – MERCURIO RETRÓGRADO Y LILITH EN ARIES

Los días 8 y 9 de Febrero estaremos en la Luna Llena en Leo, algo así como la culminación de esta lunación que comenzó el 24 de Enero con la Luna Nueva en Acuario. Leo es un signo entrañable y dulzón, con gente con un corazón y un ego enormes. Curiosamente el ego de las leoninas no molestan tanto pues lo utilizan para mejorarse cada día y luchan por brillar por su propio brillo y talentos. Los Leos y especialmente la Luna en Leo, como viviremos en esta luna llena, nos habla de esa parte de nuestra psique que demanda atención y apreciación. La casa 5 de la carta astral que correspondería al signo de Leo, me gusta llamarla la casa donde encontramos nuestro diamante interno, donde se nos pide que lo pulamos para poder sacar su máximo brillo. Algo único a cada una de nosotras y de nosotros se esconde en nuestro interior y es nuestra absoluta misión encontrar la forma de expresarlo al máximo. Algo poderoso e inconsciente nos pide que lo hagamos, ya que al hacerlo enriquecemos la raza humana. EL Sol en Acuario nos pide funcionar en grupo, pero el grupo para Acuario, significa un conjunto de individuos extraordinarios, cada uno con su especialidad y su talento, para enriquecer a todos. Es diferente al grupo de Piscis que nos dice que todos somos UNO, sin diferenciarnos. Acuario y Leo se regocijan en unir gente especial, para convertirse en un grupo único. El SER único y singular, es la función de Leo. Es a través de la experiencia de Leo, que nuestras vidas toman una relevancia extraordinaria, que combate el sentimiento de intranscendencia.

La Luna a 20º de Leo se ve reforzada por un aspecto de Marte en Sagitario, lo que puede crear una cálida atmósfera para aquellos con planetas en Leo, algo así como una inyección de creatividad y eco-consciencia que puede inspirarnos a expresar la mejor parte de nosotros mismos. Todos nos merecemos pulir nuestro diamante y brillar, pero eso requiere trabajo y dedicación y sobre todo perseverancia. Afortunadamente con cinco planetas en Capricornio (Pholus, Pallas, Júpiter, Saturno y Plutón) la intención y la comprensión de la importancia de empujarnos hacia encontrar en nuestro interior la mejor versión de nosotros mismos, estará allí. Capricornio nos habla de perseverancia y ambición. La extraordinaria nobleza del signo de Leo se ve reforzada por Vesta que nos susurra que para poder producir los cambios que deseamos, TODOS debemos participar con nuestro propio diamante, pero absolutamente focalizados en la labor. Sin distracciones. Si has tomado una decisión importante para la Luna Nueva del 24 de Enero, como dejar de fumar, reciclar, ir al gimnasio, estudiar, trabajar, visitar tus seres queridos, cambiar de hábitos de comida, esta Luna Llena puede traer lo primeros beneficios de tales decisiones.

Mientras escribo estas palabras nos encontramos con nuevas energías como la entrada de Lilith en Aries el 27 de Enero, donde se encuentra con Kirón y juntos forman una cuadratura a Pholus. Estos tres arquetipos nos hablan de heridas emocionales y ancestrales que acarreamos consciente o mayormente inconscientemente. Lilith o Luna Negra es un punto geométrico y no un planeta o un asteroide, aunque hay un asteroide llamado Lilith. Pero este punto del plano de la Luna alrededor de la Tierra, que llamamos Lilith nos habla de esa parte de nosotros mismos que a menudo ignoramos con la consecuencia de un sentido de vacío y descontento, que ahora debemos atender. Viajando por el signo de Aries y en compañía de Kirón, no podremos ignorarles. Al final de mes, estarán exactamente alineados a unos 3º de Aries y Pholus a 4º de Capricornio. Esto parece hablarnos de la típica proyección de nuestras incapacidades en los políticos, instituciones y personas en el poder. Cuando pensamos o sentimos que no hay nada que podamos hacer para mejorar nuestra vida, pues el gobierno o los políticos, o los demás no nos lo permiten, estamos proyectando nuestra incapacidad de mobilizarnos en la dirección adecuada para procucir los cambios que necesitamos. Cada uno de nosotros puede provocar una ola lo potente suficiente como para producir cambio. Greta Thunberg, la joven activista, es un buen ejemplo de ello. Te guste o no, esta niña está poniendo el dedo donde más le duele a las grandes corporaciones y nos está recordando a todos, que sí, hay muchas cosas que podemos hacer para mejorar el mundo, cada uno de nosotros, y no sólo podemos sino que tenemos la responsabilidad de hacerlo. Lilith en Aries nos respalda y nos empuja a ello, a tomar riesgos y a hacernos cargo de nuestros propio dolores. Lilith en Aries nos invita a tomar consciencia de nuestras iras contenidas, de nuestro descontento, de nuestra ruina y con la ayuda de Kirón podemos aprender a transformar todo ello en algo positivo que nos inspire a nosotros mismo y a los demás. REcordemos que la flor de Loto nace del barro. Pholus parece recordarnos que la familia y la cultura es de donde emergen nuestros dolores y debemos poder individuarnos para cortar con la maldición familiar y cultural. Todo esto requiere coraje y desde luego el tránsito de Lilith por Aries que dura hasta el final de Octubre nos inundará de ello. No todo lo familiar y cultural es una maldición, pero todo lo que nos aprisiona y nos pide que actuemos de una forma que no va con los deseos de nuestra alma, es una forma de maldición. Todos los días, cada día, nos traicionamos por complacer, o por el deseo de pertenecer, o simplemente por ni saber lo que queremos, de tanto que nos han acondicionado. Es en esta lucha que Lilith en Aries nos puede ayudar. Ella fue echada o se marchó del Edén, por no querer acatar las órdenes del patriarcado y es el mismo patriarcado religioso que la convirtió en un ser salvaje y malvado. La parte Lilith de nuestra psique sólo quiere poder expresarse libremente sin ser juzgada y ante todo, sobrevivir. Hacia el 19 de Febrero, cuando el Sol deja Acuario, para entrar en Piscis, Marte se unirá a la discusión entre Pholus, Kirón y Lilith, alineandose a los Nodos Lunares desde Capricornio. Me pregunto….

Por otro lado, anoche ya entramos en la zona pre-sombra del primer Retrógrado de Mercurio, que se estacionará el 17 de Febrero y comenzará su aparente marcha atrás por el signo de Piscis, y en su vuelta atrás se re-introducirá en Acuario a partir del 4 de Marzo hasta el 15. el 10 de Marzo sin embargo se estacionará directo y comenzará su marcha hacia adelante, concluyendo el ciclo completo al final del periodo post-sombra el 29. La retrogradación de Mercurio, (este planeta tan pequeño y rápido alrededor del Sol, que cada tanto debe retrogradar para poder moderar su movimiento), del signo de Piscis a Acuario, parece recordarnos que aunque formemos parte de un grupo o una tribu, no tenemos porqué perder nuestro ego en el proceso de fusión con el mismo. Es un trabajo muy profundo, el pertenecer a un grupo y funcionar como UNO, sin dejar que nuestra parte única desaparezca. Pues la forma de enriquecer el grupo es usando todo lo que tenemos de especial, pero en función de los demás. Cada vez que Mercurio retrograda tenemos la oportunidad de Revisar nuestro paso, nuestro trayecto, para asegurarnos que vamos de la mejor forma posible, para poder aprender y llegar a donde nos hemos propuesto llegar.

Ceres, también en Acuario, hace una cuadratura casi exacta a Urano en Tauro y esto es realmente la discusión del cambio climático y sobre todo de qué es lo que cada uno de nosotros podemos hacer. Si TODOS comemos más plantas y menos carne, conducimos menos el coche y andamos más en bicicleta, caminamos más, consumimos sólo lo necesario, nos ayudamos unos a otros, exigimos menos plástico a los grandes supermercados, reciclamos, etc, entonces existe esa posibilidad de producir el cambio necesario para que TODOS podamos vivir mejor.

Neptuno forma un cuincuncio a Neptuno, y con Mercurio ya en Piscis es posible que nuestra concentración sufra algunos bajones, tendremos que hacer un esfuerzo extra para mantenernos focalizados en nuestra labor. También esto puede ser usado positivamente, prestando más atención a nuestros sueños aún en la vigilia. Dejemos hablar al alma y sigamos sus consejos, aunque a veces parezcan lo contrario de los que nos han contado. Para aquellos más inclilnados al argumento de la gran conspiración, recuerda que aún aquellos en el poder, son humanos y tienen sueños y decepciones, problemas de salud y sufren cuando no se les aman. Las heridas que Lilith, Kirón y Pholus son heridas humanas, todos las reconocemos.

Disfruta de esta Luna Llena!!

LUNA NUEVA EN ACUARIO

Estoy escribiendo este artículo sobre la Luna Nueva en Acuario del año, cuando la lunación ya comenzó hace más de un día, es decir que la Luna ya pasó su conjunción exacta con el Sol en Acuario, dando comienzo a este nuevo ciclo. Lo bueno de esto es que como la característica de esta lunación era la cuadratura de la Luna y el Sol a Urano, el maestro y dios de lo inesperado, a la mayoría de vosotros ya les habrá ocurrido lo inesperado y podremos hablar de ello.

Aunque esta Luna Nueva es un “alivio” en cierta forma, comparada con la Luna Llena y eclipse del 10 de Enero, con momentos menos difíciles y tensos, la influencia de Urano, que es el regente y dispositor de esta Luna Nueva en Acuario, a menudo nos trae eventos que nos sorprenden o ponen sobre la mesa temas que debemos resolver que no teníamos planeado.

Donde tengas Tauro (Urano) y Acuario (Luna Nueva) en tu carta natal será donde lo imprevisto ha ocurrido. Por ejemplo si tienes a Urano transitando tu casa 4, puede haber habido temas en el hogar que necesitan tu atención. Si es por el contrario en la casa 11, es posible que alguna situación financiera con un grupo o amigos requieran de una atención tuya. Esto se caracteriza por la inevitabilidad de la situación y el sentimiento de injusticia y falta de poder personal para resolverlo. Como Urano es el primer planeta pasado Saturno, es el que rompe con las viejas estructuras y puede demandar de nosotros que para poder resolver el tema, tengamos que quitarnos de encima temas o situaciones o personas que impiden que avancemos. Este es un buen momento para finalmente soltar algo que hemos insistido en mantener y que está cayendo por su propio peso. Aún así, Saturno, que es quien se empeña en mantener las estructuras, es también el dispositor de esta Luna y puede ser que algo en ti, pide aguantar hasta el final. Lo bueno del contacto con Urano, es que se produce en los primeros grados de Acuario y Tauro, donde la conjunción Jupiter-Saturno del 21 de Diciembre se formará. Por tanto, hay como un sentimiento que este tema que debemos resolver está en sus comienzos y que tenemos tiempo para aclararnos de cómo mejor actuar.

Lo más importante es que como Saturno está viajando aún en conjunción a Plutón y hoy domingo 26, se produce la primera cuadratura exacta del año (habrá 3) de Plutón a Eris, diosa de la discordia y el exilio, el sentimiento de que si soltamos, nos quedaremos fuera o solos o exiliados es muy intenso. Aún así, algo en nuestro interior nos dice que ya ha cumplido su función y debemos pasar página. Hay una especie de “hartazgo” como lo nombra mi compañero y amigo de aventuras astrológicas, Jesus Gabriel Gutierrez, en Eris, sobre todo ahora, cuando estamos comenzando a experimentar sus energías de una forma consciente, cuando se encuentra en cuadratura a Saturno y Plutón en Capricornio. Eris, en Aries desde 1927, (lo que significa que todos los que estamos vivos tenemos a esta Diosa en el mismo signo en nuestra carta natal), es quien tira la “manzana” o mejor dicho “la pregunta”, que nos hace pensar, cuestionar y por tanto creando discordia, cuando diversas respuestas a la pregunta comienzan a manifestarse y tomamos consciencia de que vivimos rodeados de gente que no necesariamente piensa como nosotros. La lección de aprender a vivir con quien está en la acera de en frente, es vital. No tenemos que pensar igual, para sentarnos a compartir un momento de discusión estimulante y educativa con otros. Es precisamente cuando nos sentimos “del otro lado del charco”, cuando podemos mirar con más claridad otras perspectivas.

Como sabemos esta Luna Nueva en Acuario coincide con el comienzo de un nuevo año en China, que corresponde con la Rata de Metal, esta vez.

Esta lunación también nos ha traído el surgimiento de un nuevo virus en China, el coronavirus, que parece estar propagándose, debido a la cantidad de gente que viaja desde y hacia China diariamente. Esto ocurre, cuando esta conjunción Saturno-Plutón en Capricornio, forma una cuadratura a la última conjunción Saturno-Plutón en Libra en los años 80, cuando coincidentemente apareció el virus del Sida, cuando Saturno recién entrado en Libra de camino a su encuentros con Plutón al final del 82, oponía a Eris, en ese momento a unos 14º-15º de Aries.

La otra gran lección de ERIS, quien al comienzo de su cuadratura con Plutón, los últimos 4 ó 5 años, nos ha presentado con la inminente situación a resolver de los refugiados y la inmigración, obviamente, no construyendo muros, sino realmente, Resolviendo el inevitable tema del derecho a migrar a lugares donde podemos sobrevivir y vivir mejor, ya que nos guste o no, este planeta nos pertenece a todos los humanos y animales y debemos aprender a respetarnos y encontrar formas para poder vivir juntos, respetando la idiosincracia de cada uno. Eris nos dice que nunca estamos realmente solos, ya que siempre, pero siempre, hay gente en nuestra misma situación, por que los arquetipos son eso: arquetipos, que TODOS los seres humanos manifestamos (aunque de diferente manera, el arquetipo sigue siendo el mismo) en cualquier lugar del mundo, no importa a qué cultura o nación perteneces. TODOS necesitamos sobrevivir, amar y ser amados.

2020

En el año 2020, tres grandes ciclos planetarios se completan, terminan, dando comienzan a uno nuevo, llamándonos a una re-estructuración social y dándo el impulso a lo que muchos llaman “la gran transformación” que todos viviremos en los próximos 10 años. Gran momento para estar vivo estos años, cuando todos tendremos la oportunidad de formar parte de esta gran re-estructuración de nuestras sociedades, en todo el mundo. Si prestamos atención a las noticias, veremos como la gente joven, (sobretodo), se está lanzando a las calles a protestar y exponer la corrupción e inefectiva acciones de sus gobernantes, que se rehusan entrar en el siglo 21 y aceptar los desafíos del mismo, que todos padecemos, como el cambio climático y el tema de la inmigración.

Commienza el año con:

• La conjunción Saturno-Plutón se produce el 12 de enero de 2020, dos días después de la Luna Llena y eclipse en Cáncer, iniciando un nuevo ciclo de 34 años. De esto ya he escrito aquí

• Luego la conjunción Júpiter-Plutón El 5 de abril de 2020, Júpiter estará exactamente en conjunción con Plutón a 24º de Capricornio. La retrogradación nos da una 2a conjunción en el mismo grado el 29 de Junio de 2020. La conjunción final se produce a 22º Capricornio el 12 de noviembre de 2020. Esta última en el mismo grado del eclipse lunar del 10 de Enero 2020.

La alineación de Júpiter con Saturno ocurre a intervalos de poco menos de 20 años. El aspecto se repite ocasionalmente debido a un retrógrado de uno o ambos planetas. Cada conjunción sucesiva (sin contar repeticiones retrógradas) se produce con un avance medio de aproximadamente 243 grados en relación con su predecesor; aunque de una alineación a la siguiente este arco puede variar considerablemente. Cada tercera conjunción – una vez cada 60 años – trae la alineación de nuevo a su lugar de partida, más alrededor de 9 grados: este ciclo de 60 años se denomina la recurrencia de primer orden de la conjunción. Cada 40a conjunción – aproximadamente una vez cada 800 años – trae la alineación de nuevo a aproximadamente 1 grado de su lugar de partida: este ciclo aproximado de 800 años se denomina la recurrencia del segundo orden, astrológicamente conocido como el ciclo de la Gran Mutación.

Las conjunciones Júpiter-Saturno se producen en signos del mismo elemento durante un período medio de un poco menos de 200 años en un tramo, típicamente con cierta superposición al principio y al final del ciclo. Por ejemplo, el ciclo actual de conjunciones en los signos de tierra (Taurus, Virgo y Capricornio) se inició el 26 de enero de 1842 y concluye el 28 de mayo de 2000. Este ciclo fue interrumpido por la triple conjunción del 31 de diciembre de 1980 – 24 de julio de 1981 en Libra. El anterior ciclo en signos de fuego (Aries, Leo, Sagitario) comenzó con la alineación de 1663 y terminó con el de 1821; haber sido interrumpido por la conjunción de 1802 en Virgo.

El próximo ciclo de la conjunción Júpiter-Saturno será en signos del elemento de aire (Gemini, Libra y Acuario). Comienza con la alineación del 21 de diciembre de 2020 a 0º de Acuario y concluye con la conjunción 2199 a 28º de Acuario ; interrumpido por la conjunción de 2159 en Escorpio. A continuación viene la serie en signos de agua (Cáncer, Escorpio, Piscis), de 2219 a 2378 (interrumpida por la alineación 2338 en la señal de fuego Sagitario).

Estos acontecimientos también ocurren en cuadratura a Eris, que demarca los últimos trimestres del ciclo Júpiter-Eris, el ciclo Saturno-Eris, y más significativamente el ciclo Pluto-Eris 359 años que comenzó en 1757, en el momento de la creación de la financiera global Sistema. El último trimestre del ciclo Plutón-Eris comienza en agosto de 2020. Esta cuadratura entre estos dos “planetas enanos” del Kuiper belt, se ha estado manifestando con fuerza en estos últimos años donde hemos estado viviendo el drama de los refugiados en todo el mundo, tema que todavía no estamos ni cerca de solucionar.

La última alineación Júpiter-Saturno-Plutón en Capricornio ocurrió en 1284-1285 CE. Es también bueno recordar, que aunque Saturno y Plutón forman una conjunción cada unos 34 años, en el signo de Capricornio, no se habían encontrado desde 1517. Por tanto esta es una energía desconocida para todos los que estamos vivos hoy. La última vez que se alinearon fue al principio de los 80´, en el signo de Libra, por tanto todos aquellos nacidos entonces están sintiendo potentemente este impulso al cambio y a la conclución de capítulos de la Vida, para iniciar unos nuevos.

Las manifestaciones de esta triple conjunción hoy nos recuerdan las consecuencias negativas del monetarismo, expresándose en la distribución de la riqueza y el desequilibrio de la inmigración, conducen a la consiguiente frecuencia de los desastres naturales y el malestar social.
En segundo lugar, siendo la conjunción en Capricornio, nos presenta con un punto de inflexión social más profundo y a largo plazo en la visión de la humanidad y su posición en el Universo. El Renacimiento y la Ilustración condujeron a un cambio radical en el conocimiento y el uso de las estructuras de ciencia y autoridad social. A partir de ahora, esto se centra en una lucha entre el poder en manos de todos los individuos del planeta contra los intentos de las autoridades de contenerlo, PLUS la capacidad del planeta para permitir que la humanidad sobreviva. A nivel personal muchos de nosotros estamos sufriendo este tipo de finales de diferentes formas, algunos más dramáticamente que otros. Aún así, el resultado de tales cambios, normalmente son positivos, algo que el alma nos estaba pidiendo, aún cuando al principio así no lo parezca.

Obviamente los signos cardinales: Aries, Cáncer, Libra y Capricornio, son los afectados de una forma más obvia y posiblemente dolorosa, pero este es un cambio de orden social y de paradigmas que nos afectan a todos.

El 5 de Junio, los nodos lunares cambian de angularidad y dejan the transitar Cáncer- Capricornio para entrar en Géminis-Sagitario, esto significa que el Nodo Norte transitará el signo de Géminis y el Nodo Sur, el de Sagitario. Siendo Mercurio el regente del Nodo Norte significa que será importante alejarnos de los planes preconcebidos y permanecer abierto a ser dirigido en una nueva dirección con el fin de recibir nueva información. Tendremos que valorar la curiosidad y estar dispuestos a cuestionar puntos de vista dogmáticos, además de estar dispuestos a escuchar e integrar nuevas perspectivas. El cambio del tránsito de los Nodos Lunares de signos cardinales a mutables, nos habla de la necesidad de todos de abrirnos a nuevas ideas y analizar los cambios desde una forma más mental e ideológica, buscando soluciones sociales de una forma más integrativa y menos exclusivas.

En los años 70 ya cantábamos acerca de la Era de Acuario, a raíz del musical HAIR, que nos dejó aquella canción que nos hablaba de una nueva consciencia que venía de la mano de esta nueva era que comenzaba. Pues es ahora que realmente sentiremos el comienzo de la Era de Acuario. Grandes desafíos se nos presentan y con ello llega la toma de consciencia de la responsabilidad que todos tenemos a la hora de confrontarlos y hacer “nuestra parte”. Si TODOS colaboramos como lo pide Acuario, en conjunto, sin divisiones, nos repartiremos el peso de todo ello y sufriremos menos las consecuencias. Sólo los políticos y los gobiernos no pueden arreglar esta situación, todos debemos poner algo de nuestra parte y reclamar nuestro derecho a llamar a este planeta: nuestro HOGAR!

ENERO 2020, LUNA LLENA y ECLIPSE LUNAR en Cáncer el 10 de Enero.

Iniciamos un extraordinariamente importante año de nuestra historia, con un mes lleno de eventos astrológicos que no ocurren desde mucho antes que hayamos nacido los que estamos vivos hoy. Esta no es una luna llena más, ni un eclipse más, este es un momento decisivo para muchos y nuestras vidas cambiarán sin posibilidad de vuelta atrás.

Este año se completan muchos ciclos y como lo expresa la palabra “ciclo”, al terminar uno, comienza otro. En este momento está terminando el ciclo entre Saturno y Plutón que comenzó el 8 de Noviembre de 1982 y se daba en el signo Libra. Ese año tuvimos la guerra de las Malvinas para los argentinos , “the Falkland ‘s war para los británicos. También fue el año cuando comenzamos a tomar consciencia que había aparecido un virus que llamamos HIV, y una enfermedad que nombramos SIDA; como también el primer virus de computadora, llamado Elk Cloner. Estaba la guerra en el Líbano y Michael Jackson sacaba a la venta su album Thriller. Para todos aquellos nacidos en ese año, este 2019 y 2020 están siendo particularmente relevante. También están concluyendo los ciclos de Júpiter y Plutón y de Júpiter y Saturno. Algo nuevo comienza..

Dos días después del eclipse lunar del 10 de Enero, Saturno y Plutón se alinean exactamente a 22º Capricornio 46′. Esta conjunción en Capricornio, no ocurría desde el 1517 (hace 500 años) y ocurre sólo esta vez este año y da comienzo a un nuevo ciclo entre estos dos planetas que afecta al mundo entero pero particularmente a aquellos nacidos en el último decanato de los signos de Aries, Cáncer, Libra y Capricornio, también Tauro y Virgo. Por supuesto que los demás signos también, pero quizás no lo sentirán tan dramáticamente importante como los mencionados. Sin embargo la triple conjunción de Jupiter-Saturno-Plutón en Capricornio no ocurría desde 1284. Imagina. Si bien no ocurre exactamente, se pasearán juntos casi todo el año, hasta el 21 de Diciembre cuando Jupiter y Saturno se alinearán exactamente a 0º de Acuario, algo que no pasaba desde el 1405 hace 600 años. Iniciamos así 200 años de conjunciones entre Júpiter y Saturno en signos de Aire, lo que nos vaticina un cambio evolutivo desde la materia, del cuerpo y sus necesidades, la necesidad de estructuración política, a una aventura más mental, donde la tecnología gobernará suprema acelerando los cambios, cuando nos veremos más interesados en la gente y encuentros con mentes similares, de ideologías, conceptos que nos unan en vez de dividirnos. La originalidad, la innovación, la intelectualidad, la comunicación con mentes iguales y diversas de una forma más despegada emocionalmente, desde la necesidad de la estimulación mental y creativa. La igualdad, la defensa de la democracia como ideal común, son las propuestas de elemento Aire y que personalmente me llenan de esperanza.

Los efectos en el mundo entero ya los estamos viendo desde hace unos meses, ya que finalmente el pueblo y particularmente los jóvenes se han lanzado a las calles en muchos países, reclamando más transparencia y menos corrupción de sus gobernantes. El cambio climático es una evidencia que algunos todavía niegan. Siendo Saturno el dispositor de esta conjunción ya que se encuentra en su propio signo de Capricornio, lo que lo coloca en una posición de poder, realmente el tema de las estructuras de nuestra sociedad y nuestras instituciones son el tema de esta conjunción y junto a Plutón quien se encarga de sacar los trapos sucios a la luz, para que podemos ver, el lado más oscuro de nuestros gobernantes y gobiernos, es claro que nos encontramos ante una etapa que se cierra, que es el abuso del poder y los secretos de los poderosos, para iniciar otra, donde se les confronta con todo ello como hacía mucho que no lo hacíamos. Hoy en día, vemos con más asiduidad cómo se les descubren las matufias que hacen y tienen que responder, como le acaba de pasar a Trump con su llamada al presidente de Ucrania. La Argentina comienza con un nuevo gobierno, que es como una vuelta atrás, en algunos aspectos, pero esta vez los tiempos son diferentes y la evidencia de sus acciones serán más clara para todos. España e Israel van por las terceras elecciones y siguen sin poder formar gobierno.

Este eclipse del 10 de Enero es opuesto al que hubo en Julio cuando el Sol en Cáncer oponía la Luna en Capricornio, esta vez es la Luna en Cáncer y el Sol en Capricronio. Es posible que los temas que nos ocupaban el aquella ocasión se manifiesten para la clausura total. También puede venir la culminación de lo que se inició entonces. Tanto el signo de Capricornio como Saturno en particular nos hablan de eso que llamamos “karma”. El momento cuando finalmente vemos el resultado de nuestras decisiones y acciones del pasado. De repente tomamos consciencia de los errores o bendiciones de nuestras decisiones pasadas y debemos cobrar la recompensa o pagar las deudas. A veces literalmente. ESto es lo que estamos viendo a nivel mundial con el calentamiento del clima que es el resultado de la gran industrialización y crecimiento demográfico, como también del abuso y la avaricia del uso de combustibles fósiles. A nivel personal, lo podemos ver con más claridad dependiendo de dónde cae en nuestra carta natal esta angularidad Cáncer-Capricornio. Claro está que esta constelación de planetas en Capricornio: Sol-Mercurio-Júpiter-Ceres-Saturno-Plutón+ el Nodo Sur de la Luna y de Plutón nos hablan de temas colectivos que ocurren en nuestra sociedad y entorno en el que vivimos. Nos afectará a nivel personal si tenemos planetas alrededor de los 20º-25º de Aries-Cáncer-Libra o Capricornio. Si nacimos en el 1981-82. Pero siempre como consecuencia de la sociedad y/o país en el que vivimos. Ejemplo: los británicos se verán todos afectados por esta salida del Reino Unido de la Unión Europea. Los bolivianos sufren cambio de Gobierno, igual que Argentina. Miles de Australianos se ven afectados por los incendios, etc.

A nivel personal, a medida que nos acercamos al eclipse del 10 de este mes, podemos ver como muchos hábitos están cambiando, consciente o inconscientemente. De repente la necesidad de estos cambios se nos hacen más evidentes. Comprendemos que debemos transformar nuestra forma de comer, de vestirnos, de actuar, de relacionarnos, de comportarnos y hacernos cargo de todo aquello que nos afecta, dejando de culpar a los demás, a los padres, al gobierno, a los jefes, a la pareja, de lo que nos pasa. aquellos nacidos en 1989-1990, están viviendo el primer retorno de Saturno a su propio signo y en un momento cuando éste se encuentra alineado con Júpiter y Plutón. El “salto” de consciencia está siendo extraordinario para esta generación y con la claridad que ha llegado el momento de tomar las riendas de sus vidas y construir algunas estructuras que le permitan sentirse más seguros y encaminados en el sendero que les llevará a donde quieren llegar. Los nacidos en 1960-61, están viviendo su segundo retorno de Saturno, y también se encuentran ante la disjuntiva de retirarse o continuar trabajando y sobre todo ante la inminente transformación de re-estructurar su vida laboral. Sobre todo, cuando la urgencia ya no es tanto como en el pasado de encontrar un “empleo”, sino cada vez más, de encontrar formas de generar dinero haciendo algo en lo que uno pueda expresar sus talentos. Nuevas empresas y negocios se generan a diario con la ayuda de la tecnología. Algo nos dice que debemos subirnos al siglo 21 si queremos prosperar y proveernos de una vida digna y segura. Los “start-ups” han llegado y están generando mucho dinero en todo el mundo.

Además de los signos cardinales: Aries-Cáncer-Libra y Capricornio que se ven particularmente afectados por esta constelación de planetas en Capricornio, que están siendo llamados a re-estructurar sus vidas. Los signos fijos: Tauro-leo-Escorpio y Acuario también se ven impulsados al cambio por el paso de Urano en Tauro que se verá afectado y aumentado con la conjunción de Júpiter y Saturno en Acuario al final del año, aunque ya sienten la necesidad de liberarse de cadenas auto-impuestas por su propio comportamiento y necesidad de seguridad del pasado. Este es más un grito de libertad que dependiendo de la edad y circunstancias en la que nos encontremos puede ser más o menos difícil de llevar a cabo. La recompensa vendrá si obedecemos los pedidos del Cosmos. Finalmente los signos mutables: Géminis-Virgo-Sagitario y Piscis están siendo afectados por el paso de Neptuno en Piscis que les lleva al reconocimiento que existe una urgencia de acción colectiva, librada de nacionalismos y divisiones ideológicas y políticas, para poder salvar la Tierra de nuestro abuso del pasado. Neptuno nos susurra al oido: “Todos somos UNO”. El reconocimiento de nuestra avaricia e irresponsabilidad nos ha llevado al punto donde nos encontramos y con la ayuda de la constelación en Capricornio podremos cambiar poco a poco y sobre todo lo que nos pide el Nodo Norte ( de la Luna y de Saturno y Plutón) en Cáncer, “corregir” y “cuidar” de nosotros mismos y de este magnífico “hogar” que es este bello planeta azul en el que vivimos.

Si habéis estado sintiendo lo que a veces puede describirse como “terror” o “ansiedad” de este momento histórico, recordad que este es un llamado a la Humanidad y no a un solo individuo. Por tanto ningunos estaremos solos en esta lucha hacia la consciencia y liberación. Los cambios están ocurriendo alrededor nuestro, por todo el mundo, por tanto nuestro trabajo es adaptarnos a ello y aprender a vivir con nuevos paradigmas e ideologías y como lo demanda Saturno y Capricornio, tomando responsabilidad por nuestra situación.

Feliz comienzo de año y Feliz Eclipse!

ÚLTIMO ECLIPSE SOLAR del año. LUNA NUEVA EN CAPRICORNIO y mi reflexión sobre todo ello.

Este es sin duda la última Luna Nueva del año, un ECLIPSE SOLAR, en Capricornio con un alineamiento de planetas en este el último signo de Tierra del Zodíaco y además en un momento único, cuando los dos planetas más grandes de nuestro sistema solar, Júpiter y Saturno y con el agregado de Plutón, el Nodo Sur de la Luna, Ceres (ahora planeta enano como Plutón), y los Nodos Sur de Saturno y Plutón y Pholus, TODO esto alineado junto al Sol y la Luna en el signo de la cabra sagrada. Podemos decir sin temor a equivocarnos que estos son momentos muy Capricornianos, cuando el Status Quo, parece estar tambaleándose, lo que nos indica el nacimiento de un nuevo orden, nuevos paradigmas, nueva historia, tanto a nivel mundial como personal.

Pero lo primero es lo primero, tenemos un Eclipse Solar donde el Sol, la Luna, Pholus y Júpiter, se encuentran alineados con los Nodos Lunares, en conjunción al Nodo Sur. Esto nos habla de reflexionar sobre qué es lo que parece emerger de nuestro inconsciente en este momento. Qué son estos sentimientos que parecen sorprendernos, a algunos, mientras que otros, simplemente les reconocemos. La Luna que representa nuestras necesidades emocionales más profundas, nuestro acondicionamiento familiar, la voz materna, lo que hacemos sin darnos cuenta, cubre la luz solar y nos vemos forzados a escuchar lo que la Luna nos dice. Esas emociones que con tanto cuidado ocultamos de los demás y de nosotros mismos, ahora se manifiestan y no tenemos otra salida que mirarnos, que escucharnos, por más incómodo que nos resulte. Nuestras historias emocionales con seres queridos y con aquellos menos queridos se nos revelan. Todo esto se puede manifestar en una simple enfermedad o dolor o alergia, simplemente nuestro cuerpo hablándonos, pidiéndonos que paremos y reflexionemos.

Nada de esto tiene por qué ser negativo, todo lo contrario, de repente nuestro inconsciente nos habla y nos pide atención, nos recuerda que somos algo más que un esqueleto y unos músculos y una piel. Nos recuerda de dónde venimos y qué nos ha creado los hábitos que repetimos sin ni siquiera conscientizar. De repente eso que siempre comemos, ahora nos cae mal, la gente con quien siempre compartimos, ahora nos resulta más difícil hacerlo. Nuestra individualidad nos grita desde lo más profundo de nuestra psique (este eclipse forma un trígono a Urano en Tauro) y nos pide liberarnos de patrones encadenantes, autoimpuestos, para que dejemos nacer nuestra Venus interior, nuestra singularidad, nuestra creatividad, nuestra verdadera Voz. Qué diría si fuese totalmente libre? Qué haría si pudiese ser completamente YO? Cuanto más prestemos atención a todo esto, más positivo será este eclipse para cada uno de nosotros.

Pholus, el centauro que nos habla de “destapar la olla a presión”, en conjunción a este eclipse y en cuadratura a Kirón. Esa profunda herida que todos acarreamos se nos reafirma y como por arte de magia, tenemos la visión de su origen, en las profundidades de nuestra historia familiar. De repente tomamos consciencia de cuanto en nuestras vida ha sido el completar un deseo familiar y es cuando podemos revelarnos y reclamar nuestra propia historia, sin ataduras a las obligaciones familiares. En este momento tan familiar como es la Navidad en muchos países, no todos, tenemos la magnífica oportunidad de meditar sobre todo esto y re-encontrarnos con nuestros verdaderos sentimientos hacia todo ello.

Si realmente el alma “elige” el tipo de vida que queremos tener en esta presente encarnación, entonces algo en nuestro interior viene de mucho antes que nuestros padres y nuestros abuelos. Aunque no creamos en la reencarnación, sabemos que nuestros ancestros y nuestra conexión con ellos, viene de mucho más lejos que nuestra familia inmediata. Nuestra alma está nutrida de historias complejas y fascinantes y si no puedes encontrar la magia de vivir, es en la simbología astrológica que podemos re-conectar con la Belleza, el Misterio, para re-encantar nuestra vida.

Toda la poesía, los dioses, las diosas, los duendes, los ogros, brujas y hadas que necesitamos para encontrar magia en nuestra vida, residen en nuestra psique, si tienes problemas conectando con todo ello, es porque te estás ignorando, o por lo menos una gran parte de ti. La pregunta puede estar en mito de Urano y Afrodita. Quizás es necesario, apagar la luz solar, patriarcal, para conectar con nuestra naturaleza femenina, seas mujer y hombre y con ello con la Naturaleza, con Ceres. Estos son momentos para confiar en nuestra intuición más que nunca. Júpiter nos habla de la Verdad, pero en realidad no existe otra verdad más que la tuya, esa que emana de la conexión de tu cuerpo con tu alma. Debemos confiar en nosotros mismos más que nunca, pero no en nuestra voz acondicionada por la familia y la sociedad, sino con nuestra propia voz, esa que raramente escuchamos. ES desde esa voz, que la ética y la honradez nos conectan con lo mejor de nosotros mismos y aplacan la voz confusa de la bestia interna. Ésta última se alimente mayormente de la confusión emocional, de la sordera interna. Es nuestra misión como humanos, manifestar lo mejor de Ser humano, conectando con nuestra sabiduría interna ancestral y el Amor. Si sólo vez lo negativo en los demás, estás siendo sorda/o a ti misma.

Saturno, el dispositor no sólo de este eclipse sino de toda esta constelación de planetas en Capriconrio, está potente en su propio signo y en conjunción a Plutón, y a Ceres, que le confieren poder y el reconocimiento de que debemos respetar la Naturaleza y preocuparnos por el bien de este planeta que llamamos “hogar”, pero además nos trae a la mesa, el Karma, es decir, la consecuencia de nuestras decisiones y comportamiento del pasado. No podemos cambiar lo que hicimos, pero sí podemos corregir, y si hay algo que esta conjunción de Jupiter-Saturno-Plutón-Ceres nos otorga es la posibilidad de corregir y resolver temas viejos, errores cometidos debidos a nuestra ignorancia e inocencia. Hora de hacernos cargo que somos simples mortales que cometemos errores todo el tiempo, pero que cada tanto el Universo nos brinda la oportunidad de corregir y “arreglar”. Para pasar al próximo capítulo de nuestra historia, como es el pedido del Cosmos en este momento, debemos resolver algunos temas para poder comenzar limpios de lastres, de culpas, de rencores antiguos, que impiden nuestro avance.

Dejemos que nuestra sabiduría ancestral nos ayude en este camino de depuración y purga, para poder comenzar el nuevo año, libres de pesos, para poder lanzarnos a la aventura de re-descubrir nuestra inmensidad y re-encantar nuestras vidas.

Feliz Navidad y Año Nuevo a todas/os y Gracias por vuestra complicidad, vuestra confianza y la invaluable importancia de vuestro apoyo incondicional en mi desarrollo creativo y espiritual. Gracias.

LUNA LLENA en Géminis – 11 y 12 de Diciembre 2019

Estamos ya transitando la última luna llena del año y la única Luna Llena en Géminis del año, con el agregado que se forma con Júpiter en Capricornio, algo que no ocurría desde Diciembre 2008.

La Luna Llena en Géminis se manifiesta en dualidad, variedad, encuentros rápidos, algo que describe las actividades alrededor de Navidad (en aquellos países que la celebran), cuando la gente se encuentra para despedir y celebrar que han sobrevivido los últimos doce meses (;-D), las empresas hacen sus cenas de fin de año y las familias se reúnen aunque no les apetezca. En los países más capitalistas este es un periodo de mucho gasto y estrés que de alguna manera celebran con gusto. La locura humana.

Para mi esta lunación que comenzó con la Luna Nueva en Sagitario del 26 de Noviembre, se siente un poco como “la calma antes de la tormenta”. Esta es la culminación de ese impulso Sagitario de salir en busca de la verdad, al encuentro a diferentes parte de nuestra psique que todavía nos evade. Este mes ha venido a mi mesa de trabajo, a través de muchas clientas, el hecho de que a menudo no llegamos a nuestra meta, porque nos distraemos en el camino, con actividades que no enriquecen nuestro sendero hacia la manifestación de nuestros talentos. El “estar muy ocupada/o” a menudo se convierte en la excusa principal, para no trabajar en lo nuestro, ir al gimnasio, hacer el curso que nos apetece hacer desde hace años, terminar el libro que comenzamos, ir a aprender el idioma que nos gustaría hablar, disfrutar de los hijos, etc. Y que magnífica evocación de la angularidad Sagitario-Géminis. La flecha del centauro no llega a diana (Sagitario), pues nos distraemos por el camino, con todas estas actividades y gente “tan interesantes” (Géminis), con el consecuente sentido de auto-traición y frustración que emana de ello.

Ayer, día 9 de Diciembre, Mercurio ha dejado el signo de Escorpio que debido a haber hecho su último retrógrado en ese signo, lo ha recorrido desde el 3 de Octubre, cuando normalmente sólo pasa entre 18 o 20 días en cada signo, para entrar en Sagitario, donde estará hasta el 28 de Diciembre. Mientras escribo la Luna aún 28º de Tauro, se aproxima a la oposición del pequeño y rápido planeta algo que hará en unas horas. Inicia su camino por Sagitario formando un magnífico trígono (120º) a Kirón en Aries, el entrañable y sabio centauro que nos ha enseñado que la curación ocurre en nuestro interior, cuando descubrimos qué nos enferma. Este contacto puede revelarnos, de qué manera nos saboteamos en nuestro camino a la consciencia y la manifestación de nuestro ser, desde nuestra verdad interna, en vez de siguiendo patrones familiares o culturales de lo que debemos hacer. Debido a que Kirón, al mismo tiempo se encuentra aspectado por Júpiter-Pholus en Capricornio, esta Luna Llena puede iluminarnos mostrándonos el nudo de la madeja. Qué, en nuestro pasado, nos ha acondicionado para que no lleguemos a la meta que tanto deseamos? Qué nos impide lograrlo? Podemos tomar consciencia de que también aspiramos a metas imposibles de alcanzar, para seguir justificando un sentido de frustración y desencanto. ( si mi meta es medir 1,80 m, cuando en realidad mido 1,50m, esa es una meta imposible).

Venus en Capricornio, hoy está exactamente alineada con Saturno y lo seguirá estando para cuando la Luna se forme exacta y además se encontrará a medio camino entre Saturno y Plutón. Este es un aspecto muy importante, ya que sea lo que sea que la conjunción de estos dos dioses nos esté demandando, se verá enriquecida por la Diosa de la Belleza. Nos traerá a la consciencia nuestras relaciones, nuestras finanzas, nuestro aspecto físico, nuestro cuerpo. Si necesitamos hacer más dinero, si necesitamos perder o ganar peso, si nuestras relaciones personales se tambalean, si nuestros proyectos creativos necesitan un empujoncito, pues todos esto se iluminará par que podamos encontrar diferentes avenidas de como llevarlo a cabo. Para muchas/os puede significar la simple toma de consciencia del poder de seducción que tenemos, y cómo manejarlo para que no se vuelva en nuestra contra. Esto va mucho más allá que cambiar de color de cabello o de lápiz labial. Conectar con nuestra Venus interna, es la esencia del poderío femenino, no sólo para seducir, sino para crear, para encontrar el camino hacia nuestra manifestación como seres creativos que somos. La máxima expresión de nuestro diamante interno.

3 días después de la Luna Llena, el 15 de Diciembre, Júpiter formará un trígono o trino a Urano, este es un aspecto que sólo se formará esta vez y nos marca uno de esos momentos cuando se nos presentan repentinas oportunidades que si no reaccionamos rápidamente, podemos perderlas. Presta atención. Ceres sigue de la mano del Nodo Sur de la Luna en Capricornio, por tanto el cambio climático seguirá provocando manifestaciones y más presión a las instituciones que se niegan a hacer los cambios necesarios para reducir el calentamiento de la Tierra.

El aspecto quizás más importante de esta Luna Llena, es sin duda, el hecho que tanto el Sol como la Luna se encuentran en cuadratura a Neptuno en Piscis, lo que marca un momento muy significativo en esta división que parece aquejar al mundo en muchos países. Todos parecemos estar, o de un bando o del otro. Neptuno en Piscis nos pide lo contrario, nos recuerda que todos somos UNO y que los verdaderos dilemas de la humanidad no tienen nacionalidad y mucho menos partidos políticos. Es en esto que la Astrología puede ayudarnos más que nada, al igual que el arte. La carta astral es una mandala formada por los mismos planetas para todo el mundo. Admitidamente, ninguna carta astral es igual, aún así, toda nuestra psique está formada de estos arquetipos, de estos dioses con sus voces muy distinguibles, y sus demandas muy claras. Ahora bien, aunque es cierto que el mismo arquetipo se vivirá diferente en cada cultura, la voz del dios sigue siendo la misma. El hecho de que no podemos ignorarla es también igual para todos. “Hubris” (En su antiguo contexto griego, normalmente describe el comportamiento que desafía las normas de comportamiento o desafía a los dioses, y que a su vez provoca la caída, o némesis, del perpetrador de la arrogancia, en manos de los dioses), sigue siendo un pecado tanto en Australia como en Colombia. Cada uno con su lectura de tal arquetipo, pero siempre la misma voz. Un asesino es alguien que ha matado a alguien tanto en Alaska como en Nueva Zelandia. Un padre, una madre, una seductora, un intelectual, la violencia, la bondad, son lo mismo, aún cuando las diferencias culturales agreguen su propia variedad. Si has nacido con la Luna en aspecto a Saturno o con Venus en cuadratura a Plutón, es prácticamente lo mismo, estés donde estés. El trabajo para aprender a manejar esas voces arquetipales, será muy parecido, lo hagas consciente o inconscientemente. Nuestro trabajo será aprender a convertir esas situaciones en algo positivo, de donde ganaremos nuestra sabiduría. Por tanto, en estos momentos de gran división en el mundo, rescatar la lectura, la visión, la comprensión astrológica es vital. Ahora más que nunca la Astrología con su magnífica simbología, nos puede elevar para que podamos ver el panorama de una forma más enriquecedora y ayudarnos a evolucionar como especie, como seres humanos. Principalmente por que nos recuerda que Todos, vivimos en el mismo planeta, en el mismo sistema solar, en el mismo caldo arquetipal. Las mujeres son violadas y abusadas en todas las culturas, en todos los países, sin preferencia de religión o ideología política. El violador puede ser del PP, de Podemos, Peronista, Republicano o Demócrata. Da igual. El arquetipo “violador” sobrepasa la cultura y la política. Han existido siempre por tanto es algo inmortal. Es universal, es un arquetipo. La “víctima”es otro.

La Luna Llena en Géminis, nos recuerda que no todo tiene que ser dramáticamente intenso, que simplemente mirando una película o leyendo un libro podemos aprender mucho. Milan Kundera en su magnífica novela: “La insoportable levedad del ser” nos hace encontrar la belleza en ello, en lo “normal”, lo simple, lo inconsecuente, lo cotidiano. Disfrutemos de esos encuentros furtivos, inconsecuentes, no importantes de cada día, ya que cada uno de ellos puede ser una caja mucho más interesante que la de Pandora. En la levedad de Ser que nos presenta Géminis, hay también Belleza, si la sabemos ver.