LUNA LLENA en Escorpio – 9 y 10 de Mayo

Las Lunas Llenas en Escorpio siempre están llenas de misterio y bastante mala reputación. Pero debemos, de una vez por todas, dejar de usar los movimientos cósmicos como pájaros de mal agüero y aprender a mirar desde la contemplación y la oportunidad. La verdad es que no sabemos lo que esta luna llena ni ninguna otra puede traer, pero sí nos podemos sorprender y enriquecer de la maravillosa poesía astrológica, que analiza los símbolos de estos aspectos cósmicos y sus arquetipos y nos abre puertas a senderos desconocidos, misteriosos, pero también fascinantes y  llenos de posibilidades.

Si la Luna para una Luna Llena está en Escorpio, entonces sabemos que el Sol se encuentra en Tauro, pues las dos luminarias están diametralmente opuestas para la luna llena, ésta en particular, a los 20º24′ de Tauro-Escorpio. Esto también significa que la Tierra y la Luna se encuentran en Escorpio mirando al Sol. Esta es una angularidad que nos habla de bajar a las profundidades (Escorpio) para mejor comprender nuestra plácida vida cotidiana (Tauro). Tauro insiste en dejar las cosas como están, y vivir una vida no complicada y tranquila, y Escorpio insiste en explorar las oscuridades y los depravados terrenos de nuestra psique. Tauro nos habla de nuestros valores morales y éticos, y Escorpio los pierde en el camino a Hades. Escorpio, regido por Marte y Plutón, hace lo que tiene que hacer para sobrevivir, sin pensar si es moral o ético. En el submundo los límites de lo moral se desvanecen y lo más importante es comprender nuestros deseos y como manejarlos, para no morir en el intento. Tauro seduce y Escorpio viola. Hades no le pregunta a Persefone si quiere ser su mujer, sube desde las profundidades y la rapta. Sin preguntas. Tauro es acerca de la Belleza, regido por Venus, y Escorpio es acerca de la naturaleza de nuestros deseos. Y esto no tiene nada que ver con el Bien y el Mal. Tanto la Belleza como el Deseo, es acerca de la sobrevivencia. El gran poder de la Naturaleza es la Belleza, sin ella estamos condenados, y sin nuestros deseos también. Si el hombre realmente pudiese controlar su naturaleza sexual, la especie sufriría. Naceríamos muchos menos de nosotros.

Plutón, el regente de esta lunación, forma un positivo trígono (120º) al Sol y un sextil (60º) a la Luna,  por tanto esto nos augura un viaje al Submundo menos amenazador y más coloreado de aventura y coraje.  Una buena conversación con nuestro terapeuta o con un amigo puede llenarnos de nuevos  “insights”. Marte en Géminis también forma un trigono a Júpiter, lo que nos dice que nuestra osadía puede pasar los límites de lo responsable y creernos más listos de lo que somos, por tanto, mantener la mirada en la realidad, en todo momento. Pallas Athena comienza con esta lunación la cuadratura a Plutón y Juno que están juntos en este momento, lo que puede exacerbar las luchas maritales por defender la independencia y la autonomía, al mismo tiempo que tratando de salvar la relación. Ese extraordinario balance, o mejor dicho, “búsqueda” del balance entre nuestros deseos y nuestra necesidad de estabilidad emocional es el tema de esta lunación, entre otras cosas. Plutón aunque en un aspecto positivo, sigue siendo el ápice de la T-cuadrada cardinal,  y en su conjunción con Juno, nos presenta lo que debe cambiar en nuestras relaciones si queremos que continúen,  por tanto nos puede ofrecer las herramientas para encontrar ese buscado balance en nuestra psique. Júpiter en Libra, siendo parte de esa T-cuadrada junto con Eris-Urano, ya sabemos que ayudan en este debate y nos recuerdan (especialmente Eris) que a menudo, no es que el otro no nos aprecie o quiera lo suficiente, sino que somos nosotros los que no nos queremos o apreciamos lo suficiente y la importancia de comprender la diferencia.

La Luna Llena en Escorpio nos trae a flor de piel, las sombras de lo femenino, si es que se lo puede llamar así. Yo prefiero llamarle ” el poder de lo femenino”, que tanto terror produce en sus compañeros del sexo opuesto. Esa bestia interna en la mujer, que le permite, crear, trabajar, criar hijos, amar, cuidar, cocinar, pintar, cantar, bailar, estudiar, todo al mismo tiempo, es la magia de la mujer. Las mujeres, conducimos, nos maquillamos, preparamos mentalmente nuestras tesis, cuando llevamos nuestros hijos a la escuela o a las clases de danza o al futbol, todo esto mientras planeamos el menú de la cena o la reunión del día siguiente. Y lo hacemos porque podemos hacerlo. Tanto Tauro como Escorpio hablan de arquetipos femeninos y del poder oculto de ello. Planea una cena con otras mujeres si puedes en esos días o simplemente una noche romántica con tu pareja y no te dejes preocupar por la aparente intensidad de estas energías, pues todos y cada uno de nosotros las podemos manejar, si simplemente las reconocemos, aceptamos, honoramos y damos expresión de una forma creativa y consciente. Recuerda que es el oscuro y misterioso poder de lo femenino lo que mantiene nuestra especie sobre la faz de la Tierra.

Feliz Luna Llena en Escorpio a todos!

Anuncios

VESTA en los últimos grados de Cáncer en aspecto a Urano-Eris y Venus-Quirón.

 

Como consecuencia del Asteroide Vesta, posicionada en el ascendente de Barcelona en este momento en el signo de Cáncer, y encontrándose en cuadratura a Urano-Eris que viajan juntos por Aries, en trígono al Quirón y Venus que se encuentran juntos en Piscis, siento el impulso de hablar de este arquetipo femenino tan cercano a mi.

La verdadera regente de Virgo para mi. Curiosamente su nombre significa brillante y es que aparentemente es el asteroide que más brilla a pesar de no ser el más grande.

Vesta es la primera hija de Cronos–Saturno y Rhea, y la última que vomitó, cuando Jupiter vuelve a destronar a Saturno el titán, y le obliga a vomitar a sus hijos, que este dios regularmente se comía por el temor de correr la misma suerte que su propio padre, a quien él había castrado.

Vesta se mantuvo virgin rehusando casarse con Apollo o Poseidón. Simboliza el fuego que mantiene el hogar cálido y por mucho tiempo se la representaba por un altar con una llama. Por tanto se convirtió en un símbolo de protección de ciudades y reinos. Fueron los romanos después de los griegos que la llamaron Vesta y le dieron forma femenina.-

Representa un poco las monjas de la religion católica, las sacerdotizas que guardan los templos. Las Vestales eran niñas de la aristocracia romana que entraban en el temple de Vesta y juraban servirle y mantenerse célibas para no dispersar sus energías en nada más que el servicio.

Tenían que cumplir con 27-28 años de servicio (curiosamente el ciclo de Saturno alrededor del Sol) y luego eran libres de casarse, aunque normalmente no lo hacían. Tenían grandes privilegios a pesar de sufrir severos castigos y llevar una vida muy austera, a la que se entregaban con todo su ser, en su búsqueda de respuestas en su interior.

El siglo 5 después de Cristo, fué el final de la adoración de estas vírgenes y también de Ceres, cuando el emperador Cristiano Teodosio, decidió terminar con estos rituales hacia lo femenino.

El fuego que representa Vesta tiene que ver no sólo con el fuego de la sensualidad femenina, que ella progege, sino también la Luz de la Luna y el Kundalini de la práctica yoga. Estas vírgenes ,que a menudo se entregaban a disfrutar del fuego de su propia sexualidad, eran consideradas vírgenes pues no se casaba o unían o servían a ningún hombre. Por lo tanto eran seres completos en si mismos que podían proveerse de todo lo que necesitaban por su propia cuenta.

Son el símbolo de la madre suplente, pues cuentan ciertas historias que cuando una reina no podia dar hijos entonces los reyes se acostaban en oscuras cuevas con las vestales y de esa forma daban luz a hijos que serían reyes más tarde, sin que se supiese quien era realmente la madre. Esto se realizaba en un ritual annual. De ahí que muchos reyes tenían como madre a vestales, que nunca hacían de madre. Rómulo es uno de esos hijos.

Asociada con Virgo y Escorpio, es fácil comprender porqué el Signo de Libra, el matrimonio, se introduce “entre” Virgo (la virginidad) y Escorpio, (la sexualidad) por las culturas patriarcales que no tenían otro método para asegurarse que sus hijos eran realmente suyos.

Vesta representa la necesidad de guardar nuestra energía para la busca interna y considera que en las relaciones personales ésta se disipa, dejándonos sin fuerza y poder. Las vestales deseaban dedicarse de lleno al servicio, sin distracciones. Todos podemos conectar con esta voz interna que nos impulsa al servicio y la dedicación. La práctica del yoga, la meditación, los 5 ritmos de Gabrielle Roth, son actividades secretamente susurradas al alma por Vesta. Disfruta de esta Luna llena con Vesta como voz poderosa y retírate a meditar, a encontrar tus propias respuestas, en el profundo silencio que permite que la voz del alma se escuche.

LUNA LLENA en Libra y MERCURIO Retrógrado de este mes.

Como ya mencioné en el artículo del panorama del mes de Abril, aquí llega el segundo Retrógrado de Mercurio del Año. Lleva en su periodo pre-sombra ( grado hasta donde retrocederá en su moción retrógrada) desde el 27 de Marzo, cuando estaba a 24º Aries 42′ y se estaciona finalmente Retrógrado el 9 de Abril a las 23:15 h GMT a los 4º Tauro 50, y comienza así su vuelta atrás. Como ya sabemos estas aparentes mociones “hacia atrás” que no son más que una ilusión óptica vista desde la Tierra, algo que ocurre cada vez que Mercurio se alinea con el Sol y la Tierra, ya que su año es de 88 días y el nuestro de 365 días, por tanto ocurre 3 o 4 veces al año terráqueo. Todos sabemos ya que el momento de RE-alizar todos los RE, llega con ello. RE-pensar (una situación), RE-visar (los movimientos del banco y contratos, por ejemplo) RE-estructurar (un proyecto, una relación, un negocio), RE-envisionar (un proyecto que no acaba de arrancar), RE-hacer (una labor), RE-leer (un contrato o arreglo) etc, etc. Todo ello siempre dependiendo de en qué casa de la carta astral cae este Retrógrado.

Claro está que siendo en el signo de Tauro, debemos mirar donde cae Tauro en nuestra carta astral o Escorpio para entender en qué ángulo de nuestras vidas este proceso se manifestará. Pero siendo Tauro, siempre tendrá que ver con la casa 2 de la carta astral, por tanto nuestros recursos, nuestros talentos, nuestra habilidad de hacer dinero, de proveer, de alimentarnos, de valorarnos, etc. Nuestra habilidad de hacer realidad y hacer buen uso de nuestros talentos y proyectos. Con Venus, regente de Tauro, todavía en retrógrado, entonces todos estos RE, se amplían al mundo de las relaciones de todo tipo y nos empuja a valorar o mejor dicho RE-valorar, que es lo que necesitamos emocionalmente, qué es lo que esperamos de nuestras relaciones o posibles parejas, aunque también de nuestros hijos, de nuestra familia, de nuestros compañeros de trabajo, etc. Qué es lo que realmente valoramos en la vida, en nosotros mismos y por ende,  qué esperamos del otro, de los demás.

Venus, que el día 3 de Abril ha vuelto a entrar en Piscis, formando ahora para la Luna Llena una cuadratura prácticamente exacta a Saturno y Folo en Sagitario,  en su fase retrógrada, desde Aries, donde nos impulsó a tomar acción, ahora nos recuerda una vez más,  la importancia de poner límites, de definirse, de concentrar la energía en un punto si queremos que ese punto tenga la posibilidad de su máxima expresión, pero también por supuesto, en las relaciones personales. Cuál es la distancia necesaria entre yo y el otro, para que yo me sienta cómoda. Éstos son momentos para RE-capacitar en que quizás mezclamos demasiados nuestros afectos. Si uno tiene hijos, sobre todo pequeños, una es padre o madre, pero no colega de ellos; si uno se “enrolla” con un compañero de trabajo, qué es lo que esto implicaría; si uno se enamora de alguien que ya tiene otra relación, qué significa y con qué nos confronta? Si uno es jefe/a y se “lía” con un empleado/a, qué riesgos se corren? El sobrepasar o ignorar los roles y los límites en las relaciones puede traer mucho sufrimiento y estos son momentos para RE-capacitar sobre ello. Para las personas envueltas en nuevos proyectos, el encontrar si uno vale, para eso en lo que se está envolviendo es también una toma de consciencia importantísima. Valemos todo lo que pensamos que valemos? Venus se estacionará directo el 15 de Abril, concluyendo así esta faz retrógrada, hasta dentro de unos 18 meses, exactamente, hasta el 5 de Octubre del 2018.

La Luna Llena del 10-11,  nos encontramos con la exacta cuadratura de Venus a Saturno y Folo, por tanto este es un buen momento para investigar porqué no ponemos límites en nuestras emociones. La Realidad representada por Saturno y la influencia de Folo que nos presenta con el hecho de que quizás nuestra inhabilidad de poner límites viene desde más lejos, desde nuestros ancestros e historias ancestrales, es un buen camino a recorrer. Venus a su vez, se encuentra junto a Quirón, por tanto este es un buen momento para traer a la consciencia, no sólo nuestra herida, sino la herida familiar: qué es eso que nos “ha tocado”, por haber nacido donde y cuando nacimos, en ese particular momento de la historia familiar y social, etc. Esta Luna Llena también activa la Gran Cruz Cardinal que estamos viviendo en este momento de la Historia de la Humanidad por tanto para esta lunación que envuelve la Luna, junto a Júpiter, en Libra, que están opuestos al Sol-Eris-Urano, en Aries y todos ellos en cuadratura a Plutón y Juno en Capricornio, habla mucho sobre, no sólo este momento histórico de tratar de resolver nuestros conflictos entre naciones de una forma diplomática (Libra), tratando de encontrar un compromiso entre las zonas de conflictos, pero también a nivel personal, estos son momentos de cambios irreversibles, de evolución, de seguir el camino, y no quedarse estancado en lo que ya no nos hace feliz, pues hemos tocado el techo y ya no evolucionamos dentro de ello.

Vesta completa esta Gran Cruz desde Cancer, de alguna forma sugiriendo, que debemos escapar a nuestro interior, a lo más profundo de nuestro ser, en privado, en quietud, en plegaria, para poder escuchar nuestra voz y no la de los demás. Los amigos y amigas son maravillosos, pero hay ciertos momentos dónde debemos tratar de escuchar nuestra voz personal, siempre respaldándonos en la fuerza de nuestros ancestros, en la sabiduría de todos aquellos que viven en nuestra psyche y que de alguna manera ya vivieron lo que nos pasa Hoy a nosotros y su sabiduría, su dolor, sus logros, pueden también ayudarnos, desde lo más profundo de nuestro Ser.

Ceres y Marte desde apoyan esta gran cruz desde Tauro, quizás recordándonos que debemos mantenernos con los pies en la tierra, y ser pacientes. La curación llega, a través de nuestro trabajo y de la sabiduría del Cosmos. Conectar, con Paciencia, con Amor y Humildad, siempre Reconociendo, Aceptando y Honorando, nuestra historia, y nuestro pasado, por que todo lo vivido es lo que nos convierte en lo que somos y nos ha enriquecido, para que hoy podamos comprender nuestro Destino.

Feliz Luna Llena!

 

 

Eclipse penunbral de Luna Llena del 10-11 de Febrero

Primer eclipse del año y Luna Llena en el ángulo Leo-Acuario. Mientras el Sol se encuentra en su posición tropical (la que tenemos en cuenta los astrólogos occidentales) paseándose por el signo de Acuario, al llegar la Luna al signo de Leo, tenemos una Luna Llena y en este caso un eclipse en la penumbra de la Tierra. Como ya sabemos, este ángulo del zodíaco, como todos, es muy interesante pues nos habla de la Necesidad interna de encontrar aquello que nos hace únicos (Leo) en el océano de la Humanidad, y como podemos aplicar esto al grupo (Acuario), para funcionar mejor como Comunidad. Lo que parece una gran disyuntiva es la realidad de las oposiciones en la Astrología. Si formamos un  grupo de gente que no ha encontrado su propio centro, su propio talento, entonces será un grupo aguado, sin alma, pero si juntamos un grupo de gente que conoce y expresa sus talentos, en el trabajo de encontrar la forma de funcionar  como una unidad, será desafiante pero el resultado será un grupo absolutamente más interesante, creativo y relevante.

En la danza este es un proceso inconmensurablemente importante. Si formamos un grupo, debemos poder bailar idénticamente a los demás cuando requerido, pero cada bailarín debe trabajar su propio talento y técnica, para que esto sea posible. Si el trabajo individual no está, entonces el grupo tampoco será fantástico. Si miras las bailarinas de ballet en un “cuerpo de ballet” no puedes distinguir una de otra, pero cualquiera de ellas podría hacer un papel protagónico. En todo los tipos de danza esto es una experiencia cotidiana.

En una empresa importante ocurre lo mismo, debemos contratar a los mejores individuos para que la empresa sea la mejor. Por tanto, el mensaje de este ángulo Leo-Acuario, nos dice claramente que debemos encontrar “eso”, que nos hace únicos, para poder ponerlo al servicio de la humanidad y mejorar la especie, que sería el próximo ángulo Piscis-Virgo.

Pero Leo Acuario también hablan de relaciones personales en otro sentido. Leo es regente de la 5ª casa de la carta astral, que pertenece a los preliminares de una relación, al enamoramiento, ya que habla de la conexión que existe entre dos almas cuando se reconocen en su individualidad. Esa intimidad que surge cuando alguien vé en otro lo que le hace único aún antes de hablar con la otra persona. Una especie de “reconocimiento” de los talentos que puede hacernos sentir íntimamente ligado al otro, que responde al ser “reconocido”, por la simple razón que esto no es algo que ocurra cada día. Me recuerda al encuentro entre Mr. Rochester y Jane Eyre, en la novela epónima, escrita por Charlotte Bronte. De repente, dos almas conectan desde los talentos de cada uno. En cambio, Acuario nos habla de otro tipo de relaciones, aquellas entre amigos, entre colegas, entre gente de un partido político, o de un club de deporte, o club de cualquier tipo. Entonces el reconocimiento es parecido, pero no envuelve quizás la parte de la atracción sexual, más característica de la casa 5. Aquí en Acuario, entran en juego los ideales del grupo, y como es típico de este signo del vertedor de agua, podemos compartir íntimamente grandes ideas, pero al final del día, cada uno se va a su casa. La intimidad, la cercanía, la complicidad de ambas relaciones es indiscutible. La amistad, esa relación tan típicamente Acuariana, puede ser tan o más importante que la relación Leo, que envuelve otros elementos, tan importantes como tener hijos juntos.

Os preguntaréis y la casa 7 que?. Esta casa, llamada más a menudo la casa de las relaciones, nos habla de nuestra elección de pareja y el funcionamiento de tal asociación, los compromisos, la aceptación del otro, el respeto mutuo, y el proyecto de la pareja, el mecanismo interno de la misma, una vez que se ha formado.

Para este eclipse la Luna se encuentra en trígono a Saturno y en sextil a Júpiter, el Sol a su vez, se encuentra en trígono a Júpiter y en un sextil a Saturno. Todos estos son aspectos positivos que nos encuentran tratando de encontrar un ,compromiso entre dos partes, que en teoría están en guerra o en desacuerdo. El eclipse, cuando la Tierra emite una sombra sobre la Luna, nuestras emociones, nos permite urgar en nuestro interior y encontrar las razones, para querer llegar a tal acuerdo y también los motivos del desacuerdo. Venus y Marte, ambos en Aries, agregan un poco de impaciencia y belicosidad  al arreglo. Pero Saturno nos protege, y junto a Júpiter, ya que ambos están en sextil, nos dicen: la ley es la ley, cumple con ella y estarás más protegido. Este es un sextil potente porque Saturno viaja por el signo que rige Júpiter y éste se encuentra en Libra, signo de la exaltación de Saturno. Éste a su vez sigue junto a Folo y en cuadratura a Quirón, que nos recuerdan que nuestros temores vienen de experiencias trans-personales y generacionales y debemos aprender a reconocerlo. Al mismo tiempo el Señor de los Anillos forma trígonos a Urano y Eris, por tanto los temas legales de los “no invitados”, como hemos estando viendo en USA con el tema Trump y su tajante prohibición de dejar entrar a gente de países musulmanes (en este caso Eris), curiosamente hoy, un juez de Seattle, ha puesto una suspensión en tal prohibición. Veamos que pasa con ello.

Si miramos donde cae en nuestra carta astral este ángulo Leo-Acuario, entonces sabremos dónde nos encontramos en esta disyuntiva en nuestra vida, de SER nosotros mismos, pero al mismo tiempo tener la habilidad de integrarnos con otro o con otros en una comunidad diferente a la nuestra, sin perder nuestra identidad. La Luna en Leo, también forma trígonos a Urano y Eris en Aries, por tanto, el deseo de ser un individuo y liberarse de ataduras que ya no nos sirven, será potente. Busca en tu interior que encontrarás.

Feliz eclipse a todos. El eclipse ocurre a 22º28′ de Leo-Acuario.

LUNA LLENA EN CANCER, hoy, mañana y exacta el 12 de Enero.

Ya estamos en la primera Luna Llena del año, que como es lógico en el mes de Enero, cuando el Sol recorre el signo de Capricornio, cae en Cáncer. Como ya sabemos todas las lunaciones son diferentes y esta no es excepción. Siendo la primera del año es de gran importancia, ya que esta oposición entre el Sol en el signo regido por Saturno y la Luna en su propio signo, nos habla de esa constante división que existe en nuestros corazones entre lo que “debemos” hacer y aquello que “nos gustaría” hacer. Cáncer-Capricornio también nos hablan de cómo sentirnos seguros, en la sociedad en que vivimos con su reglas y regulaciones.  Pero también por que estas dos luminarias conectan con la oposición Jupiter-Urano que nos acompañará casi todo el 2017 y que se formó exacta por primera vez el 26 de Diciembre 2016.

Aunque ya estemos en el nuevo año de acuerdo al calendario, la todavía resonante T-cuadrante cardinal, entre Júpiter en Libra, Urano en Aries y Plutón en Capricornio, que nos causó el shock de Trump y Brexit, por nombrar los más elocuentes, aunque a nivel personal se haya manifestado con grandes saltos de consciencia a raíz de eventos personales, como muertes, cambios en el hogar, la partida de hijos, relaciones rotas, cambios de país, cambios de profesión, etc. nos encuentra recuperándonos o tratando de recuperarnos de tales cambios, sobre todo si hablamos de personas de signos cardinales o cualquiera con ellos en la carta astral, (Aries-Cáncer-Libra-Capricornio), más que nada tratando de digerir qué es todo esto y qué significa en nuestra vida. Buen momento para reflexionar sobre que tiene que ver el “libre albedrío” en todo ello. El hecho que Urano se encuentre alineado con Eris, “la no invitada”, que para esta lunación toma supremacía, ya que todo ocurre a los 22º de los signos cardinales donde se forma la lunación y donde se encuentra Júpiter, a 22º de Libra. Sería interesante observar en qué casas se produce esta oposición y donde se produce la lunación, es decir, dónde caen los signos cardinales en vuestra carta astral, para comprender qué se está iluminando, qué necesita conscientizar-se al principio  de este año nuevo, que sin duda marcará el trabajo a realizar en los próximos 12 meses.

Júpiter es el planeta que nos libera de la constricción ideológica de la familia, y Urano el que nos empuja a la liberación de ello, en este caso, estando en Aries, de una forma bastante activa y revolucionaria. Hemos visto suficientes bombas y explosiones y tiroteos en los últimos años, en nombre de ideales y deseos de liberarse de poderes opresores.

Afortunadamente la necesidad de liberarnos de aquello que nos oprime, marcado por esta oposición Júpiter- Urano, encuentra algún tipo de control, de soluciones más contenidas y menos explosivas, calmando el exagerado entusiasmo con que nos impregna esta oposición, gracias al trígono de Saturno en Sagitario a Urano en Aries, que también ocurre durante todo el año. Aún así, como ya sabéis aquellos que me leéis todo el tiempo, la cuadratura Quirón-Folo en Piscis-Sagitario respectivamente, nos está abriendo una serie de túneles emocionales, que tienen que ver con nuestra consciencia ancestral, para que podamos comprender, qué es aquello que nos frena, nos oprime, nos da miedo desde lo más profundo de nuestra psiquis. Justamente, Mercurio se ha estacionado directo a 28º de Sagitario, por tanto en conjunción a Folo, así que los días de ayer, hoy y mañana, pueden regalarnos eventos, mensajes del Cosmos de una forma u otra, sobre historias ancestrales, ya sean a través de una charla con un abuelo, a través de ver una película que detona la memoria, o algo que dicen nuestros familiares, que de repente nos “abren la tinaja”, como hizo Folo, y se revela el mensaje del “vino (legado) ancestral”, aquello que nos mantiene atados a emociones viejas, que pertenecen a un pasado que quizás ni hemos vivido, pero que se han ido pasando de generación en generación. Los chamanes dirían: las voces de los ancestros o mejor dicho aún: “las lágrimas de los ancestros”.

Juno y Saturno forman una exacta conjunción para esta lunación que a su vez exactamente forman un trígono a Eris, lo que nos ayuda a poder encontrar un compromiso en nuestras relaciones personales, basadas en el respeto por el bagaje familiar y cultural del otro, reconociendo que el árbol genealógico de casi todo el mundo hay memorias de haber sido violados de los derechos, echados de algún lugar, ya que esta es una historia humana, y a lo largo de nuestra historia, ha habido guerras en todos partes del mundo. Juno – Saturno y también Folo en Sagitario refuerzan la cuadratura a Quirón en Piscis, responsable por esa herida ancestral que acarreamos por haber nacido en una cultura en particular. Pero Quirón forma un sextil al Sol y una trígono a la Luna en Cáncer, por tanto también se nos evidencia el camino a seguir para curar esas heridas y finalmente poner un broche y cerrar historias, para realmente comenzar este Nuevo Año, con el alma limpia, vacía de rencores, de miedos, de odios, para poder abrirnos al perdón, a la alegría y la esperanza de hacer realidad nuestros sueños. Feliz Luna Llena en Cáncer!