Eclipse Solar en Escorpio – 2 y 3 de Noviembre

inanna-dingirA unos seis días antes de que Mercurio se estacione directo (el 10 de Noviembre) y tres días después de que la cuarta ( de siete) exacta cuadraturas entre Urano y Plutón, que esta vez ocurre a 9º 26′ (Aries-Capricornio, respectivamente) vamos a vivir un Eclipse solar en el signo de Escorpio, justo cuando tenemos una conjunción de 5 elementos vitales del Zodíaco. Mercucio Retr.y Nodo Lunar a unos 7º,  Sol y Luna a 11º 15′, y Saturno a 13º 52′.

En otras palabras esta es una lunación, o Luna Nueva en Escorpio, que ocurre cerca del Nodo Lunar y es como ya sabemos, cuando se forma un eclipse. El signo de Escorpio nos fuerza a mirar por debajo de la superficie, en la oscuridad, para analizar y echar un poco de Luz o Consciencia a los aspectos menos claros de nuestra psique.  Cada unos 19 años, los eclipses solares ocurren más o menos en el mismo grado, por tanto en Noviembre 1994, tuvimos un eclipse a unos 11º de Escorpio. Reflexiona donde y en qué circunstancias te encontrabas en esos momentos, si tienes los años suficientes, para haber estado vivo entonces.

Cuando hablamos de Escorpio, en Mitología, recordamos el viaje de Persefone al Submundo, raptada por Hades (Plutón), pero menos a menudo nos acordamos del viaje de Innana, la Diosa sumeria, al mismo lugar. El mito de Inanna y su descenso al Gran Abajo, revela una serie de profundos aspectos psicológicos de nuestro desarrollo que también tienen que ver con Escorpio y la casa 8 y por supuesto lo Femenino. Se cree que esta historia fué creada entre 1900 y 3500  AC . Inanna es la Diosa de la fertilidad (Luna), el amor, la sexualidad, la guerra, emociones, el poder del erotismo femenino (Venus), lo femenino más allá de lo maternal. Es llamada también Ishtar, Metis, Isis, y otros nombres.

La historia es así. Inanna tiene una hermana llamada Ereshkigal, que es la diosa del Submundo, casada con Gugalana quien, según ha escuchado Inanna (quien tenía el poder de escuchar las voces del Submundo), acaba de morir. Deseando acompañar a su hermana en su dolor, Inanna decide realizar un viaje al Gran Abajo, consciente de los peligros del viaje, ya que no Dios o Diosa del más Arriba es bienvenido en el Gran Abajo. Ni siquiera Zeus tiene entrada libre al mundo de su hemano Hades.  Antes de partir, sabiendo que pocos viajeros retornan de este viaje, Inanna se viste con su ropa y manto real, como protección y deja instrucciones a su fiel sirviente Ninshubur, que en caso de que ella no vuelva en 3 días y una noche, avise a sus padres, los Dioses del Cielo y entre todos le ayuden a rescatarla. Al llegar a las puertas del Submundo se encuentra con Neti,  la “portera” del Lugar Oscuro, y se anuncia como la Reina de los Cielos y por supuesto que Neti  no cree que sea quien dice que es y le somete a un interrogatorio y luego procede a comunicarle de la visita a su reina Ereshkigal. Cuando ésta es informada de los atavíos reales de su hermana, enfurecida, instruye a Neti, que la deje entrar, pero lentamente  ir quitándole cada uno de sus atavíos hasta dejarla desnuda, sin la protección de sus ropa y joyas reales. En cada una de las 7 puertas que dan acceso al submundo, cada pieza es quitada del cuerpo de Inanna, hasta quedar totalmente desnuda. Inanna pregunta a Neti porqué está haciendo esto, a lo que ella responde que las “leyes  y requerimientos del Submundo así lo exigen”. Es así que Inanna es juzgada por los 7 jueces y Ereshkigal la mata y cuelga su cuerpo desnudo de un gancho, hasta que se convierte en un trozo de carne podrida.

Al cabo de 3 días y una noche Ninshubur, su fiel sirviente, va en busca de los dioses del cielo como se le había dicho y  con algunos de ellos rescatan a Inanna quien debe encontrar un sustituto, alguien que ocupe su lugar en el Submundo para poder retornar a su reino del  Cielo, y ella finalmente encuentra su ex-consorte quien en su ausencia ya había encontrado a otra y lo envía a ocupar su lugar, lo que deja a Ereshkigal contenta, pues no estaba muy feliz de haber matado a su hermana.

La razón por lo que el simbolismo de esta historia es tan relevante en estos momentos tan Escorpianos, es por en el momento del eclipse, cuando la Luna tapa la luz del Sol y la sombra cunde sobre la Tierra, unido a este Mercurio Retrógrado también en Escorpio, y la cuadratura Urano-Plutón llegando al punto exacto, por cuarta vez desde 2010, algo nos pide que miremos en nuestro interior , lugar al que sólo podemos viajar por nuestra cuenta. sin acompañantes y sin posesiones materiales, ya que se trata de un viaje espiritual, a lo más profundo de nuestra psique, en busca de lo esencial, al mismo tiempo, que en la búsqueda de la parte más oscura de nuestra naturaleza. Allí , donde reside Ereshkigal, nuestra hermana o hermano oscuro. Allí donde nuestras intenciones más básicas nos esperan para poder juzgar por qué queremos lo que queremos y si estamos preparados a morir (transformarnos ) por ello. También la comprensión de que nuestra única alternativa es la transformación y la constante evolución. Todo lo demás a lo que nos agarramos, debe marchar de nuestras vidas en algún momento, como la ropa de Inanna camino al Submundo.  Todo excepto nuestra propia evolución, es constante en nuestras vidas.

Por supuesto que nada de esto tiene que ser una cosa negativa, todo dependerá de nuestra habilidad de dejar ir de aquello que ya no nos sirve o aquello que impide nuestro crecimiento. Venus que se encuentra a menos de un grado del Centro Galánctico, a uno 28º de Sagitario, todavía forma un trígono a Eris y a Pallas, por tanto la fuerza de lo femenino es un elemento evidente de esta lunación. Las mujeres debemos conectar con nuestra Diosa interna y los hombres también, no sólo en su relaciones personales, sino dentro de si mismos, para corregir esa imagen femenina distorsionada y negativa  (Ereshkigal) , que habita la psique de muchos de nosotros. Es sólo cuando logremos curar esa imagen interna que los ataques contra mujeres, las violaciones, el tráfico sexual, tienen una posibilidad de cesar. Marte (Regente de esta lunación) en Virgo, opone Quirón, forma un trígono a Plutón (el otro regente de esta luna nueva) lo que nos ayuda también, en el viaje hacia curación de la  imagen masculina oscura  de nuestra psique y el reconocimiento de esa herida interna que nos hace sufrir.

Aunque estés viviendo el mejor momento de tu vida, los aires del submundo golpearán a tu puerta para que puedas revisar tus prioridades y tus verdaderos valores. El viaje hacia el héroe interno está plagado de pruebas como estas- Valor.

 

Anuncios