Luna Llena en ESCORPIO – 26-27 De Abril 2021

Aunque la Luna Llena se forma esta noche, una superluna rosa (no hay que perdérsela), su efecto lo venimos sintiendo hace unos días. Especialmente cuando hablamos de una luna llena en Escorpio y con aspectos tan potentes como ésta. El nivel energético que se crea en una luna llena en este actavo signo, regido por Marte y Plutón nada menos, se siente bastante antes. Antes de hablar de los aspectos que forman el Sol y la Luna estos días, me gustaría recordar que esta potente lunación comenzó el 11 deAbril con la Luna Nueva en Aries, acompañada de 7 planetas en el poderoso primer signo de Fuego. Tanto Aries como Escorpio comparten como regente a Marte, ese planeta rojo al que tanto aspiramos y que representa un arquetipo que aunque familiar, todos los humanos, tenemos muchos problemas con integrar. La ira, el enojo, la competencia, la furia, nuestra necesidad de ganar, de dominar, son aspectos de nuestra psique que por algún motivo encontramos difícil de reconocer en nosotros mismos. En nuestra necesidad de ser «buenos», negamos a menudo esta fuerza interna, que nos sirve para defendernos, para sobrevivir, para progresar y mejorar, para combatir enfermedades. Sin Marte no saldríamos de casa. Ese impulso creativo para perpetuar la especie también desciende de este arquetipo, representado en las diferentes mitologías como el soldado, el héroe, el «caballero». Símbolo de la masculinidad, la virilidad en todas sus facetas, siempre ha sido más escondidos por lo femenino, pues socialmente cuando la mujer muestra estos aspectos de su psique, es criticada más severamente por la sociedad. Sin embargo todos tenemos ese impulso creador y luchador, todos caminamos por la vida con ese soldado interno. El peligro de negarlo es que nos convertimos en víctimas, a merced de cualquier predator. Sin este arquetipo sería imposible sobrevivir en la jungla de la vida.

EL Sol en Tauro se encuentra acompañado de Urano, el gran disruptor, el gran rebelde, el que no acata la autoridad sin cuestionarla, el que nos enseña que NUNCA lograremos vivir sin inesperadas situaciones. Urano es quien nos recuerda que por más duro que trabajemos nunca «manejaremos» o controlaremos nuestro destino, nuestra vida completamente . La Luna opone el Sol en toda luna llena, y esta vez se encuentra solitaria frente a 5 planetas en Tauro (Sol-Urano-Venus-Mercurio y Lilith). La Luna en el signo de Escorpio, es sabia, misteriosa, temeraria y sin miedo de deambular por las oscuridades. La voz de Persefone acompaña a las mujeres Escorpio, les susurra que aunque oscuro, y desgarrante, los caminos del Submundo están llenos de perlas y sabiduría. La Luna en Escorpio, nos invita a mirar a Hades (Plutón) a la cara y reconocer el amor y la creatividad que emana de las mismas oscuridades, del dolor de la transformación. Sería imposible imaginarse una Luna Llena en Escorpio, sin revivir los viajes al Submundo de Persofone o Innana. Hay más muertes que lo normal en estos días, como lo describen la subida de casos de Covid, en India; la explosión en un hospital de Irak, es otro recordatorio de la potencia de Urano que nunca dejará de sorprendernos y tirarnos en el camino, eventos inesperados que no nos queda más que aceptar, resolver, sobrevivir.

Saturno se encuentra en el punto medio entre el Sol y la Luna, convirtiéndose en el planeta axis de esta T-cuadrada fija, actuando como siempre lo hace, imponiendo nuevas regulaciones y límites a los imprevistos uranianos. Como sabemos seguimos todo el año con la cuadratura Saturno-Urano que volverá a estar exacta en Junio, (la primera vez fue en Febrero) y por última vez en Diciembre. Nos encontramos con que la Unión Europe inicia acciones legales en contra de Astrazéneca por el retraso en la entrega de vacunas. En un aspecto más positivo y trivial, la película que ganó el Oscar este año, es un personaje y una película muy uranianos: Nomadland, acerca de la gente que vive en casas móviles, que pueden aparcar más o menos donde quieren, que no tienen una casa sólida o permanente y el personaje principal, representado magníficamente por la actriz Frances McDormand, también habla de una mujer que se resiste a lo tradicional, a lo establecido por el Status Quo. Todo esto no refleja esta cuadratura de Urano paseándose por Tauro, el signo más apegado a lo tradicional, con Saturno en el signo de Acuario, regido por Urano. Esta es una combinación que habla potentemente en este momento, separándonos entre aquellos que estamos encantados de vivir en el siglo 21 y aquellos que se resisten dejar el siglo 20. Aquellos que sienten que el renovarse y progresar a nuevos valores y paradigmas significa dejar atrás lo auténtico, lo «bueno» y aquellos que creen que renovarse es caminar hacia lo verdadero. Y allí estamos transitando de la mano de esta disyuntiva humana, que no nos deja ver con claridad, que las dos posiciones son diferentes caras de la misma moneda. El evolucionar y renovarse es inevitable, aunque quisiéramos no podríamos vencer el impulso evolutivo.

Esto nos lleva a la importancia de vivir el presente con pasión y cierto desparpajo, pues ese momento no volverá a existir. Cada instante, cada experiencia son únicos y deberíamos aprovecharlo al máximo. Cada instante de la vida tiene una enseñanza si sabemos verlo y apreciarlo.

Marte uno de los dispositores de esta Luna llena en Escorpio acaba de entrar en Cáncer, lo que puede augurar aún más confrontaciones nacionales en nombre de un patriotismo mal entendido y en unos días formará una cuadratura a Kirón en Aries y una oposición a Pholus, dos centauros que nos hablan de las heridas ancestrales y culturales que acarreamos y que tanto nos cuesta concientizar y por tanto aceptar y curar. Todos caminamos heridos por la vida, pero visualizar, reconocer y aceptar esa herida nos ayuda a llevarla con cierta dignidad y sabiduría y sobre todo a aceptar con humildad la herida de los demás. Marte también forma un trígono a la Luna y un sextil al Sol, lo que nos llena de energía positiva al mismo tiempo y si haces alguna actividad física, encontrarás un reserva de energía para trabajar aún más duro. Para la danza es un verdadero regalo. Marte en Cáncer también nos trae el ocuparnos de nuestra madre, para aquellas/os que aún la tienen, un esfuerzo extra en el ya complicado estrés diario, una lucha para los más jóvenes, de confrontación con la autoridad materna, pero también una oportunidad para decir «adiós» y «gracias» para los más mayores. El cuidar y despedirse del ser que nos dió vida, es una acción sagrada, indispensable para aliviar el alma.

Para terminar, Mercurio y Venus en Tauro también nos regalan momentos de gran armonía y creatividad, nos brindan la oportunidad de decir lo que tenemos que decir, de la mejor forma posible, sanando todas las asperezas que hayamos tenido en los últimos días. Pallas Atenea forma un textil (60º) muy reconfortante y encontramos muy fácil que nunca reparar situaciones que han estado más tensas.

Los signos fijos son los más afectados por esta Luna Llena y quizás sientan que a menudo las logros más difíciles son los más disfrutables al final. Todo lo que nos cuesta, cuando termina saliendo bien, nos llena de orgullo y satisfacción.

Feliz Luna Llena en Escorpio a todas y todos!

LUNA NUEVA en Escorpio

A medida que los días parecen más cortos o la luz solar desaparece más temprano aquí en el Hemisferio Norte, anoche, en particular, al salir a caminar con Musa, mi perra, tomé consciencia de la increíble oscuridad de los días de Luna Nueva. Realmente, si no hubiese electricidad, estaríamos en el vacío más oscuro, sin posibilidad de ver a nuestro alrededor en absoluto. Y qué evocador ese vacío oscuro, de la Luna Nueva en Escorpio, ya que este signo es realmente eso, el vacío, o mejor dicho, el «aparente» vacío. Ya que todos sabemos que aunque no veamos, nuestra mente nos dice que hay casas y árboles y gente en esas casas que no podemos ver. Exactamente lo mismo ocurre con nuestra psique. Aunque haya cosas que no podemos ver, «sentimos» que todavía hay mucho por descubrir. Mucho de nosotros mismos, nuestras memorias infantiles y ancestrales, yacen en este mundo oculto que llamamos el «inconsciente».

Si nos escuchamos decir: «no sé porqué me pasa esto», una y otra vez, lo más seguro que la respuesta se encuentra en ese aparente vacío. A menudo debemos tomar decisiones aún cuando no «entendemos» el porqué de las cosas. Muchas veces nos equivocamos, pero si escuchamos nuestra «intuición» que es la línea de teléfono directo a ese vacío, nos equivocamos menos.

La Luna Nueva es el momento ideal para iniciar cosas. Ésta en particular tendrá un impulso extra, ya que Marte, regente tradicional de Escorpio justamente se encuentra detenido para iniciar su marcha hacia adelante una vez más, concluyendo así su moción retrógrada que comenzó el 10 de Septiembre. Este momento es similar a cuando nos encontramos esperando que La Luz roja del semáforo se vuelva verde y podamos arrancar una vez más.. Tenemos prisa, pero La Luz roja nos dice, que debemos esperar. Este esperar en la oscuridad de la Luna Nueva en Escorpio, puede provocar cierta inquietud, porque nos resulta difícil ver hacia adelante con claridad. Sobre todo en medio de una pandemia mundial y justamente cuando nos piden que volvamos a encerrarnos, con toque de queda y todo. Pero el poderoso Júpiter forma un sextil a esta Luna Nueva, desde Capricornio, junto con Pallas. Esta es una voz optimista que desde el vacío nos dice: «ten fé, todo saldrá bien». Nunca debemos subestimar el tremendo optimismo que nos inyecta Júpiter y Pallas por su parte, nos inyecta con gran sabiduría y nos recuerda que la Perseverancia, la Humildad y la Paciencia, son imprescindibles para manejar los momentos de duda y oscuridad.

Es difícil respirar con tranquilidad con las mascarillas y también con sólo un planeta en elemento de Aire, como es este momento, con Venus en Libra, que a partir del 22, estará en Escorpio así que no tendremos ningún planeta en Aire. Me recuerda lo último que dijo George Floyd antes de morir bajo la rodilla del policía: «no puedo respirar». Esto es lo que realmente significa «kairos», o también «zeitgeist», el «signo del tiempo» que estamos viviendo: no podemos respirar libremente. La poesía astrológica nos lo confirma, con la falta de Aire de este momento. Pero, tenemos dos «planetas enanos», no considerados realmente en la astrología como planetas: Haumea y MakeMake, ambos en Libra. Aunque nos falta mucho tiempo para poder comprender estas voces, sí que podemos «comenzar» a escuchar estos sonidos que emanan desde la oscuridad del Kuiper belt, y que hemos descubierto hace poco, y además le hemos dado un nombre. Haumea es la diosa de la creatividad y el nacimiento de Hawaii y sus hijos pueden emanar de cualquier parte de su cuerpo, como su boca, sus pechos,etc. Es la representante de la capacidad de creatividad de la Humanidad y quizás en este momento es realmente lo que necesitamos para sobrevivir este momento tan amenazante. MakeMake que en la mitología Rapa Nui de la Isla de Pascua, es el creador de la humanidad, el dios de la fertilidad y el dios principal de la «Tangata manugata» o secta de hombre de aves . Los pájaros tienen muchas cualidades que pueden haber parecido sobrenaturales o parecidas a dioses a las culturas antiguas. Las aves vuelan con facilidad, llevándolas más cerca del cielo, cruzando peligrosas barreras como ríos o cordilleras e incluso escapando de desastres o depredadores sin problemas, a pesar de su tamaño. También pueden crear una amplia gama de sonidos imposibles para las cuerdas vocales humanas, así como imitar los sonidos de otras criaturas con una precisión sorprendente. Las aves sobreviven a cambios estacionales dramáticos, incluso desapareciendo y reapareciendo a través del misterio de la migración. El mensaje desde Libra de estos dos dioses, parece recordarnos que a veces es bueno tomar distancia, poner un espacio entre nosotros y nuestros seres queridos para poder evaluar nuestras relaciones y sobre todo nuestro rol en ellas. Libra está regido por Venus, y el «evaluar» nuestra vida y nuestras actitudes es quizás más importante que nunca. Como símbolo de Persefone, retornar a estos Dioses, o mejor dicho a la Diosa, a la Pachamama, la Naturaleza, respetando su sabiduría y sus ciclos, parece emanar de las voces de estos dos planetas enanos, que nos recuerdan que por pequeños y vulnerables que parecemos, siempre tenemos artimañas y cualidades para poder sobrevivir.

La Luna Nueva en Escorpio es también un momento ideal para quitarnos de encima cosas, situaciones y gente, que ya no necesitamos o que nos impiden crecer. También esta lunación forma un cuincuncio (150º) a Eris, por tanto el tema de sentirnos no incluidos, ya sea en el trabajo o a veces en la familia, es también un sentimiento humano que debemos aprender a sobrevivir. El Ave Fénix es un símbolo de Escorpio, pues este signo nos recuerda que si soltamos, confiamos y nos animamos a renovarnos, siempre hay una luz al final del túnel. Insistir en retener lo que ya no nos sirve o es nuestro, es fútil e inútil y sólo nos trae dolor.

Esta Luna Nueva en Escorpio nos brinda la oportunidad de RE-visar nuestros sentimientos más secretos, nuestras envidias, resentimientos, etc. También es inútil negarles, pues son sentimientos humanos y TODOS en algún momento de nuestra vida debemos confrontarnos con ellos. Si envidio, admiro. Saber lo que admiramos es de extrema importancia para conocernos y sobre todo respetarnos.

Venus en Libra forma una cuadratura a Saturno, Pallas, Júpiter y Plutón. Este último exactamente. Si te encuentras en guerras de poder con alguien, reconoce que estás en ella. En muchas situaciones en la vida, nadie gana, todas las partes pierden. Por tanto, respetemos los deseos del otro/a, y los nuestros también.

Disfrutar de esta Luna Nueva y dejar que la oscuridad os ilumine.

El Sábado 28, estaré dando un taller sobre Haume y Makemake, estos «planetas enanos» recién descubiertos en el Kuiper Belt, si queréis participar debeis ir aquí. Como siempre los talleres son a través de Zoom y tenéis opciones de pago.

Luna Nueva en Escorpio y Eclipse Solar

21225_breaking_badCada 19 años los eclipses se repiten alrededor de los mismos grados de un signo. Éste en particular, que ocurre a 0º Escorpio 24′, tuvo su Mellizo por así decirlo el 23 de Octubre 1995. Por supuesto que el resto de los planetas no estaban iguales, pero sí afectó la misma zona de tu carta astral que el de ahora. Una luna nueva que además es un eclipse de Sol, hace que por unos pocos minutos la Tierra sufra un interrupción en  los millones o billones de megawatts de energía electromagnética que emite el Sol por minuto. Sería difícil imaginar que esto no nos afecta.

Normalmente las lunas nuevas marcan el principio y final de alguna zona de nuestras vidas, coincide por decirlo de otra manera, con que algo se inicia o con la toma de una nueva dirección. Esta ocurre en el octavo signo del zodíaco, el Gran Escorpión. Aunque Marte ha sido el regente de este signo hasta 1930, cuando Plutón (su regente actual para muchos astrólogos) fué descubierto, y si bien es cierto que este último fue degradado a categoría de planeta enano ( como se lo ha catalogado ahora) y además es más pequeño que nuestra Luna, no hay ningún astrólogo que pueda negar la potencia de la influencia plutoniana en nuestra vida y nuestra psiquis.  Una de sus lunas se llama Charon, nombre del botero que llevaba las almas al Submundo. Pero este es un sistema peculiar, ya que esta luna no gira alrededor de Plutón, como lo hace la nuestra alrededor de nuestro planeta, sino que ambos giran alrededor del otro, como un sistema en constante moción el uno con el otro. Luego Plutón tiene otras lunas, descubiertas en el 2005, llamadas:  Nix, nombre de la diosa de la Noche y la Oscuridad, madre de Charon, y lo otra Hidra, nombre de la Serpiente con características de lagarto de 9 cabezas que fué eliminada por Hércules en su segunda Labor. Como lo indican sus nombres, Plutón y sus lunas es un sistema que nos habla del arquetipo de la Oscuridad del Alma, de la Bestia Interna, como le llamo yo.

Esta Bestia que todos llevamos dentro, y que tan aplicadamente nos preocupamos en ocultar, no sólo de los demás sino también de nosotros mismos, lavándonos, afeitándonos, depilándonos cada día, usando mucho jabón, perfumes y desodorantes, camina con nosotros cada día de nuestras vidas. Aprender a reconocerla, aceptarla, manejarla es la labor de Escorpio. Prueba de dejar de bañarte, afeitarte, peinarte, por sólo un par de semanas y ella, comenzará a emerger, y podrás verla en la reflexión de un espejo.

Para coincidir con toda esta energía escorpiana, he estado mirando por primera vez Breaking Bad, la serie norteamericana dirigida y creada por Vince Gilligan, y maravillosamente actuada por Bryan Cranston and Aaron Paul. Mi escorpión hija, la vió cuando tenía 17 años y le gustó tanto que la miró entera 2 veces,  las 5 temporadas. Ahora entiendo por qué.  Lo más extraordinario de esta serie de TV, que ha vuelto loco a todo el mundo, es ver la transformación de un señor muy decente y normal, profesor de química en el colegio, en un monstruo productor de droga y asesino. Pasar de vivir en su parte buena, ética, peroconn una vida invisible e insignificante, a vivir en su naturaleza plutoniana, y en este proceso comprende, que es allí en la parte más oscura de su alma, donde radica su poder. Si no lo habéis visto os la recomiendo.

Lo interesante de lo que propone esta serie, es que es allí en la parte más recóndita de nuestro ser, donde radica, la Hidra, o Plutón,  es donde se encuentra nuestro verdadero poder y creatividad. Por supuesto que para llegar a este lugar no es necesario convertirse en asesinos, pero también es cierto que si no traemos esa parte de nuestra psiquis a la consciencia, entonces seremos siempre víctimas, de la vida y de los demás, encontrándonos con los monstruos afuera de nosotros. Como en la imagen del Ying-Yang, ese círculo mitad negro, mitad blanco, el lado oscuro de psiquis es el balance perfecto de nuestro lado más bondadoso. Si uno de los dos falta, entonces la personalidad perdería todo su balance y nos volveríamos realmente locos.

Es en Escorpio que hacemos este proceso de reconocimiento de Plutón, nuestro lado más bestial. Y si bien en la carta astral otros planetas pueden denotar el lado oscuro de la personalidad, es este pequeño planeta enano, con sus tres lunas, que nos confronta con las necesidades de la bestia, de sobrevivir a toda costa, de tener poder sobre los demás, como mecanismo de defensa, de protección. Es en Escorpio, que nuestras emociones más profundas, aquellas que casi todos negamos y por eso operan desde el «submundo mental», como el resentimiento, la ira desmesurada, los celos, la envidia, se hacen tan evidentes, que no tenemos más remedio que confrontarlas e integrarlas, como parte de nuestra naturaleza, proceso indispensable para nuestra salud mental.

En este eclipse Mercurio se alinea con la cuadratura Urano-Plutón, que ha estado activa desde el 2010 y que llega a su final, cuando se forma exacta por última vez en Marzo 2015,  con un previo encuentro los días 15 y 16 de Diciembre de este año. Ya queda menos, las situaciones que se iniciaron a partir del 2008-9-10, como la crisis económica, parecen estar llegando a su momento de resolución también. Mercurio que se estaciona directo el 26,  es uno de los planetas que mejor se lleva con Plutón, por tanto este contacto es una buena oportunidad para analizar racionalmente los conflictos que nos afligen en ese momento. Pero sin duda, lo mejor de este eclipse es que el Sol y la Luna que están juntos en Escorpio, se encuentran acompañados de Venus y Pallas, también a 0º  y 2º de ese signo, respectivamente, y todo en un trígono a Neptuno en Piscis. Esta es una combinación que exuda energía femenina, con todo su poderío. Gran oportunidad para realizar actividades creativas y recapacitar sobre nuestra relaciones personales, sobre todo en lo que respecta a nuestros anhelos más profundos y la importante toma de consciencia de que el otro, nunca será lo que queremos que sea, sino simplemente quien es. La aceptación de la humanidad de nuestra pareja es un tema relevante de esta lunación, con todos sus talentos y defectos y con toda su maravillosa humanidad. Después de todo, todos los dioses viven en nuestra psiquis , simplemente, sin nosotros, nos existirían. Es la extraordinaria creatividad y oscuridad del ser humano, que  ha creado todo esto que llamamos Vida con todas sus contradicciones, horrores y maravillas.

Júpiter comienza su cuadratura  a Saturno para esta lunación, pero de esto hablaré en el próximo artículo, por ahora sólo os digo que cada tanto nuestros ideales necesitan una prueba de realidad, para que podamos manifestar la mejor versión de nosotros de una forma real y auténtica.