LUNA LLENA en Piscis – 20 de Septiembre 2021

Si miramos el simbolismo de los Símbolos Sabianos, de acuerdo con Dane Rudhyar, el grado 28 de Piscis corresponde a: «Un jardín fértil bajo la Luna Llena»

Un jardín fértil en invierno, sigue siendo un jardín fértil aunque en ese momento no crezca nada. Un tramo de tierra estéril es estéril solo durante los tiempos estériles. Puede florecer y florecerá de nuevo. Parece necesario que, en la vida humana, pasemos por tales ciclos para ponernos en sintonía con la tierra. La Astrología como pocas ciencias nos habla de ciclos, inevitables, constantes, necesarios.

A veces tienes que ir a la quiebra antes de entender de qué se trata la riqueza. A veces, hay que retroceder para poder avanzar en la dirección deseada, a veces nos encontramos en esa quietud antes de la tormenta. A veces debemos perder algo, para darnos cuenta de su importancia. A veces, tienes que rapar tu cabeza para dejar que tu cabello vuelva a crecer de forma natural. Los árboles y las flores deben ser podadas hasta la raíz, para que vuelvan a crecer en todo su esplendor.

Esta Luna Llena a 28º Piscis 14′ coincide con el equinoccio de Invierno-Verano,  días en que el Sol está exactamente sobre el Ecuador, lo que hace que día y noche tengan más o menos la misma duración. La palabra ‘equinoccio’ viene del latín y significa precisamente ‘igual noche’. En estos momentos la parte de la Tierra más cercana al Sol es el Ecuador. En el Hemisferio Norte, pasamos del Verano al Invierno y el HS, lo contrario, comienzan el Verano. hay un sentimiento de expectativa para los equinoccios: «Que se traerá este Verano? Que nos traerá este Invierno? Por supuesto que en realidad entramos en la Primavera y el Otoño, ese espacio antes del Verano y antes del Invierno. esa transición entre el Calor y el Frío. Es un momento de expectativa y de agradecimiento. Salimos o de los grandes calores o de los grandes fríos, sentimos el cambio, normalmente esperado con anticipación. También es el momento de la calma antes de la tormenta, o cuando la tierra pasa de la frondosidad a la caída de las hojas o en el Sur de lo estéril al nuevo renacer. Hay un momento de quietud, donde todavía no pasa nada pero sabemos que pasará. El mensaje de esta Luna Llena, es de anticipación por lo que vendrá, aunque aún no esté manifestándose. Sabemos que lo hará.

Hay poder interior en Piscis 28… y todos los símbolos mutables de 28 grados (Géminis, Virgo y Sagitario). Pero es un poder conectado a la tierra, a la vida, y no sigue planes concebidos, habrá sorpresa. Vivir en contacto con los ciclos como lo propone la Astrología, cuya propuesta (contrario a lo que muchos piensan) es de RE-conectar con la Diosa, con la Naturaleza, es comprender que todos estos proceso son necesarios, para poder volver a renacer, a arrancar, a crear. Los momentos de más quietud, desesperante para muchos, son necesarios para que podamos RE-dirigir nuestra creatividad, nuestro camino. Justamente unos días después de esta Luna Llena comienza el último Retrógrado de Mercurio del año, retrogradará en Libra: del 27 de septiembre de 2021 hasta el 18 de octubre de 2021. Éste proceso nos ayudará aún más a retirarnos a nuestro interior (particularmente en el Otoño, en el HN) para procesar esto que termina, y visualizar lo que comienza, para que podamos meditar sobre el próximo paso a dar. Al final de Piscis estamos completando la rueda zodiacal, para volver a iniciar el camino, que nos propone el ángulo Aries-Libra.

Esta es una Luna Llena conectada con Marte, que se encuentra a unos 5º del Sol, por tanto oponiendo la Luna, el impulso que nos otorga el planeta rojo al encontrarse con el Sol es el de lanzarnos a la búsqueda, a la sobrevivencia, por encima de todo, pero la Luna, nos pide cautela, nos habla de conectar con nuestro lado salvaje en nuestro interior, no en el afuera. Este es un buen momento para viajar al encuentro de nuestro animal totem, esa especie que nos nutre, que admiramos, que nos gusta y con quien deseamos encontrar y conectar. En su magnífico libro «Mujeres que corren con lobos», Clarisa Pinkola Estés nos invita a la búsqueda de esa «bestia interna» que puede ser un tortuga, o un lobo, o un oso, o un pájaro, o una hormiga, el cisne, el patito feo, no importa el tamaño, pero que esencialmente nos conecta con nuestra naturaleza salvaje que tiene conexión directa con la Diosa y nos RE-Conecta con el Todo. Son muchas las dimensiones de conexión con los demás. Puede ser cultural, racial, nacionalista, religiosa, de género, a través de un deporte, pero también desde esa especie con quien nos identificamos. Las mujeres lobos, sentimos esa conexión aunque el color de la piel, las ideas políticas o la religión sean diferentes. Los hombres oso también, los ciervos, los conejos, etc, etc. Es este tipo de conexión que esta Luna Llena nos llama a evocar. Que bestia salvaje llevas dentro? Lo sabes? La riqueza que ganarás al averiguarlo es inigualable, pues muchas de estas especies llevan en la Tierra, mucho más tiempo que nosotros y tenemos mucho que aprender de ellas, que no han perdido su conexión con la Diosa.

Mercurio, antes de ponerse retrógrado, por tanto hará esta conexión 3 veces de aquí al 3 de Noviembre, se encuentra en una T-cuadrada cardinal, oponiendo a Eris y en cuadratura a Plutón, desde los 24º de Libra (Plutón en Cap y Eris en Aries) Esta es una imagen de la lucha de nuestra mente de conectar con nuestra individualidad al mismo tiempo que seguimos conectados al todo. La Luz del Sol (como dice Diana Mahon Collis) se divide en un calidoscopio de colores, para retornar a la luz blanca original. Por eso por una simple gota de agua atravesada por la Luz Solar podemos ver un arcoiris. Pero este dura muy poco y luego retornamos a la luz original que une el todo. El dividirnos para retornar al todo, el individuarnos para volver al grupo, el nacer, para volver al Edén. Este es un concepto Piscis. Todos somos UNO, aunque luchemos por individuarnos. En esencia, el río antes de volver al océano, puede recorrer un largo camino donde comprende y disfruta de lo magnífico de sus aguas dulces. En algún aspecto de nuestras vidas Todos nos hemos sentido o nos sentimos «ninguneados», no invitados, que nos perdemos la fiesta, esa es la voz de Eris que en este momento nos pide que transformemos ese sentimiento, ayudando a aquellos que realmente no están invitados a la fiesta : los marginados, los inmigrantes, los refugiados, los trans, los más pobres, los diferentes, etc, etc. Ellos también se merecen un lugar en este planeta y aquí Piscis nos repite: Todos somos UNO, a todos en algún momento de nuestras vidas nos ha tocado sentirnos fuera, no invitados. Piscis nos recuerda la Compasión, por el que tiene menos, por el desgraciado, por el enfermo.

Venus también contacta con Eris para esta Luna y con Saturno, algo nos pide cautela y meditación. Aquello que no me gusta, por qué será? Esta no es un Luna Llena superficial, es una Luna para hablar profundamente, para unirnos a otros desde el alma, para que comprendamos que este lío en el que estamos metidos lo debemos arreglar entre todos, no esperando que «ellos» lo resuelvan. Este es un momento sagrado, profundo, no lo desperdicies, perdiendo tiempo. Si pierdes tiempo, pierdes vida. Ama, cambia, colabora, ten paciencia.

Feliz Luna Llena en Piscis a todas y todos.

La LUNA NUEVA en Piscis – 12-13 de Marzo

Ya estamos transitando la entrada a la nueva lunación de este mes que comienza con la Luna Nueva en Piscis, este fin de semana próximo y culmina con la Luna Llena en Libra, el 28 de Marzo.

Esta Luna Nueva en Piscis va acompañada de Pallas, Venus, Neptuno junto al Sol y la Luna en este signo de agua tan dual y cambiante, tan inspirador y creativo, tan compasivo y elusivo. Esta Luna es particularmente Pisciana, ya que ocurre en conjunción a Neptuno, su regente, en su propio signo, lo que otorga aún más relevancia a este arquetipo del salvador-víctima. Fijaros que no he usado la palabra tan abusada al referirse a Piscis: «espiritual». Es verdad que Piscis está más en contacto con «lo espiritual» que otros signos, pero no es su exclusividad. El abrir la consciencia a lo no material, no es un privilegio pisciano. Es verdad que este signo comprende que hay una dimensión de nuestra psique donde todos somos UNO, tiene una gran intuición y percibe desde muy temprana edad que tanto lo individual como lo colectivo están presente en nuestra psique, algo que este pequeño virus que ha aparecido a cambiar nuestras vidas, ha dejado bien claro. La experiencia del «dolor» tan afín a este signo, deja claro que Piscis más que ningún signo puede conectar con el dolor del universo humano, por que si hay algo que todos compartimos, (entre otras cosas), no importa tu edad, raza, género, situación social, etc es la capacidad de sentir dolor. Piscis nos habla del dolor de estar encarnado, en un cuerpo que nos limita, nos condiciona, nos da un tiempo para estar en él.

Todo lo pisciano es mayormente inmortal, como el Amor, la Compasión, la apreciación de la Belleza, la Inspiración. Pero como todos los arquetipos, también hay un lado mucho menos agraciado de este signo, cuyo símbolo son dos peces nadando en dirección opuesta, inseparablemente. Si bien a Piscis no le interesa lo material, como el dinero por ejemplo, y puede trabajar sin cobrar, hay un lado muy «bon vívant» en este signo, que quiere vivir bien, vestirse bien, divertirse, viajar, beber y si es posible sin trabajar muy duro por ello, que contradice el desinterés por lo material. A menudo está preparado a «cortar camino» participando de acciones no enteramente honestas. A medida que Piscis evoluciona, claramente su lado más ético se manifiesta con más fuerza, pero hay un largo camino que recorrer, para llegar allí. Aún así, si te encuentras en problemas siempre puedes recurrir al amigo o miembro de la familia de este signo, pues será quien esté más dispuesto a ayudarte, no importa la hora del día o de la noche.

El síndrome del rescate de la «damisela en problemas» es algo que pertenece a este signo, como también lo es la extraordinaria capacidad para crear, conectar con lo etéreo, particularmente con la música. Aún así, el mundo está lleno de adictos piscianos, rescatándose a sí mismos como también a los demás. Bill Wilson el creador de los 12 pasos y de Alcohólicos Anónimos tenía su Luna natal en Piscis, en contacto a Neptuno en Géminis.

Pero Piscis tiene aún más dimensiones, y como lo expresan sus dos regentes, Júpiter y Neptuno, el tema de la FÉ, es también territorio de este signo. En su natural tendencia a conectar con lo no material u obvio, su extraordinaria sensibilidad a lo etéreo, lo astral, lo divino, Piscis, se inclina por «relegarse» o unirse, con otros con quien comparte ideales y creencias. La búsqueda de la conexión con lo divino, y el deseo de retornar a la Fuente o el Edén, caracterizan fuertemente a este signo.

Con Venus y Neptuno en Piscis acompañando el Sol y la Luna, la fantasía y imaginación se disparan, y el concepto del amor universal nos invade. Proyectar nuestros anhelos en otros, es quizás la parte más peligrosa de esta lunación. Si conoces a alguien que te gusta en estos días, tendrás que esperar un poco, para formar tu opinión de ellos ya que será muy difícil verles por lo que realmente son. De todos los signos de Venus, Venus en Piscis tiene el mayor potencial de amor incondicional y perdón. Compasivos y cariñosos, los y las piscianas son capaces de hacer algunos sacrificios verdaderamente impresionantes por los que aman. Sin embargo, su tendencia a menudo a ponerse en último lugar significa que son propensos a hacer felpudos de sí mismo, convertirse en víctimas y ser fácilmente aprovechados por aquellos que buscan explotar su bondadosa naturaleza. Esta cualidad también puede ser usada por Piscis (normalmente inconscientemente) para manipular a otros y conseguir lo que quieren.

Aún así, Venus y Neptuno en Piscis y para una Luna Nueva, es un momento glorioso para iniciar un proyecto creativo, de cualquier tipo. La necesidad de desconectar de la realidad también será potente, por tanto debido a que coincide con un fin de semana y el hecho que en muchos lugares seguimos confinados, nos permite sentarnos a disfrutar de la serie o la película favorita que nos lanze al paraíso, ese lugar donde se nos permite olvidar los problemas y el dolor.

Piscis también resuena con la casa 12 de la carta astral, el lugar para retirarse, una soledad buscada para meditar y re-encontrarse con uno mismo, lejos del mundanal ruido. Pero también resuena con la música del Dios Dionisio, el Dios del Vino, que nos inspira a embriagarnos y rendirnos a veces en la tontería, también con el afán de escapar la pesadumbre de la realidad de nosotros mismos. Si eres propenso a la melancolía, este puede ser el perfecto momento para descubrir la belleza que existe en ella.

Este es el perfecto fin de semana para dejarse ir y dar rienda suelta a esa parte de nuestra naturaleza que sabe soñar.

Feliz Luna Nueva en Piscis y para los que participan de mis tertulias astrológicas, nos vemos mañana sábado 13 a las 18h de España. Si quieres participar de ella ve a: http://www.astrologiaarquetipica.com

LUNA NUEVA EN PISCIS – 17-18 de Marzo

Debido a que no hubo Luna Llena en Febrero, por que tuvimos 2 en Enero, en Marzo tenemos la misma situación y habiendo pasado la primera Luna Llena al comienzo del mes, tendremos la segunda al final de mes. Entre medio, se forma esta Luna Nueva en los últimos grados de Piscis, coincidiendo con la entrada de Marte en Capricornio.

Una Luna Nueva en Piscis nos invita a la meditación, al retirarnos del mundanal ruido y lanzarnos a navegar el territorio interior, donde conectamos con nuestras memorias, voces y lágrimas ancestrales, lo que a veces llamamos intuición. Todas esas memorias de experiencias vividas por la especie, esa inmensidad ancestral que nunca podremos definir concretamente, que nunca tendrá una forma definida como el mar, digno representante de Piscis y Neptuno, nos enriquece desde ese lugar que no comprendemos con nuestra mente racional. Si se le pregunta a un Piscis como sabe lo que sabe, normalmente responden con un subir de hombros, o simplemente lo explican por la intuición. La realidad puede puede ser muy diferente, ya que nada en el mundo pisciano es concreto o definido. La Música es el lenguaje natural de Piscis, donde estos peces que nadan en dirección contraria se regocijan sin culpas ni conflicto. La música les permite conectar universalmente con el resto del mundo y ese terreno universal sin barreras es el mundo Piscis. La religión es otro de los idiomas de este signo, que nos inspira a mirar la vida desde estas dimensiones menos concretas y definidas, pero que sí nos conectan con realidades absolutas, como el hecho que todos compartimos un espacio de nuestra psique, nuestras luchas por sobrevivir, nuestro dolor de estar vivo.

Esta semana con el día Internacional de la Mujer hemos visto eventos que tienen que ver con el signo de Piscis. El abuso sexual, el abuso de poder y la desesperada intención del patriarcado de doblegar y dominar lo femenino, es un tema universal, que nada tiene que ver con nacionalismos, ni fronteras, ni ideologías religiosas o políticas. Hubo marchas en muchos países, políticamente diferentes, y si bien el tema del abuso de poder tiene que ver más con Escorpio, la Víctima tiene que ver con Piscis. Toda mujer puede relacionarse con este sentimiento, venga de la cultura o país que sea. Sino le ha pasado a una, sólo tenemos que mirar a nuestro alrededor o investigar nuestros ancestros y allí en lo más recóndito de nuestra psique, encontraremos el abuso. Las manifestaciones en toda España, habla a gritos qué une todas estas comunidades por encima de lo que les separa.

De ahí emana esa naturaleza de Piscis sensible ante el dolor ajeno, que se compadece y siente el dolor de los demás, ya que Piscis conecta, a menudo inconscientemente con el dolor y las lágrimas de la Humanidad. Con ese dolor de la separación, de la individuación, de la soledad de ser separado del Todo. Aunque un o una Piscis no haya sufrido abuso, puede conectar con ello y sentir el dolor. A veces este dolor es tan intenso que escapan a su parte más conectada con Dionisio, otro Dios que rige Piscis, y se embriagan o se drogan para poder mermarlo, pues en muchos casos, es insoportable. Cuantos Piscis o Neptunianos han sucumbido a buscar el anestesia  a ese dolor y han cometido sobre dosis! Esta es sin duda, la parte más negativa de este signo regido por Neptuno, Dios del Mar, Dios del Reino sin forma. Esa dimensión con la que conecta Piscis es indefinible, indescriptible con palabras, conscientemente. Sólo a través del arte, de la pintura (muchos), de la poesía, de la danza, de la música (su idioma preferido) podemos comunicar con ese mundo etéreo, que parece evocar el destino Pisciano. Esta Luna Nueva describe esto elocuentemente ya que se forma en conjunción a Quirón, el Curador Herido, también en Piscis desde el 2010 y es en esta posición que este centauro nos conecta con esa profunda herida de la separación. Al tomar un cuerpo, al nacer, nos separamos de la Fuente, y esto automáticamente nos vulnerabilidad. El tomar una simple decisión personal, buscando la individuación, nos separa, nos lanza al vacío y debemos encontrar formas de sentirnos conectados otra vez. Desde que Neptuno entró en Acuario, al final del 1998, cuando todas las redes sociales comenzaban a florecer, encontramos una forma virtual de «estar conectado», lo que también se ha convertido en una adicción para muchos.

Esta Luna Nueva en Piscis nos da la oportunidad de volver a nosotros mismos, a alejarnos del «mundanal ruido» para RE-conectar, con nuestra soledad de Ser, de haber nacido, de estar «desconectados» de lo divino en nuestro interior. Nos ayuda a comprender que aún en esa soledad estamos acompañados, pues tanto la soledad, como la alegría, la creatividad, la ira, etc, son sentimientos humanos. No hay nadie sobre este planeta que no sepa de ello. Algunos tenemos más herramientas para asimilarlo que otros y sacar el mayor provecho posible de ello. Es en la soledad, en el silencio interior, en la respiración y en la propia compañía donde reside la posibilidad de RE-conectar y no al revés. Es justamente en esa soledad que podemos conectar con el Todo, para no sentirnos solos, tomando consciencia que ese sentimiento de separación de la Fuente, a donde todos inconscientemente queremos volver, también es algo compartido con el resto de la Humanidad. Con Júpiter (desde el 9 de Marzo) y Mercurio ( a partir del 23) en retrógrado, este es el momento ideal para practicar yoga, meditación, respiración consciente, escuchar nuestro cuerpo y realmente abandonar la idea, que estar conectado con el mundo exterior, a través de Instagram o Facebook, calma el dolor, porque no es así.
Júpiter forma un trígono a la lunación y Quirón, lo que dará una posibilidad de expresión a nuestros ideales más altos y nuestros valores más dignos. Si eres religioso la plegaria te ayudará.

Marte en los últimos grados de Sagitario reafirmando esa cuadratura a la lunación y Quirón, nos dará la energía necesaria para poder reconocer donde nos duele, donde debemos RE-conectar. Al día siguiente Marte entra en Capricornio en camino a su encuentro con Saturno el 2 de Abril, lo que sin duda reavivará la lucha en contra de Instituciones corruptas y los preceptos pasados de moda, para realmente lanzarnos a la renovación, al comienzo de nuevos paradigmas que ya comienzan a tomar forma, nuevas regulaciones (Saturno) que prevengan más corrupción. Para los signos cardinales (Aries-Cáncer-Libra-Capricornio) esta es sin duda una llamada a la acción, una confrontación con la realidad que nos ayudará a encontrar soluciones y corregir donde nos hemos equivocado; para los otros signos de Tierra, Virgo-Tauro, puede traer a la mesa la posibilidad de beneficiarse de un trabajo bien realizado y de los años de experiencia y dedicación a lo que hacemos. Marte se encuentra en conjunción con Vesta, lo que nos recordará que es la dedicación y perseverancia lo que nos trae más cerca de Dios, lo que nos permite encontrar la integridad necesaria para realizar una tarea que Saturno en Capricornio premiará. ES solamente cuando nuestra tarea nos conecta con lo que nos apasiona, con lo que nos pide el alma, que tenemos el camino libre a la RE-conexión.

Pallas Athena opone Júpiter, su propio padre en la mitología Griega, y es bueno recordar aquí, parte de ese mito, pues tiene relevancia con el momento actual. Zeus (Júpiter) se come a Metis, la madre de Pallas, cuando estaba embarazada, pues un oráculo le había dicho, que el fruto de ese embarazo lo destronaría, como él había destronado a su padre Saturno. Pero un día ante un tremendo dolor de cabeza, el decide pedirle a Hefesto que le dé un hachazo en la cabeza para pararlo. De esa cabeza partida, emergió Pallas, crecida y vestida para la guerra. Esto me recuerda este momento, por diferentes causas, cuando la gente se manifiesta en contra del status quo, y aunque las instituciones tomen las medidas necesarias para frenar el nuevo paradigma, algo emerge con fuerza del inconsciente colectivo, preparado para para luchar en su contra, con una fuerza poderosa que le otorga la inminente transformación de valores y creencias que ya no sirven a la mayoría. El #timesup es justamente esto. Se acabó! (los viejos valores patriarcales) Lo nuevo emerge!