LA LUNA LLENA DE NAVIDAD!!! en Cáncer, y por primera vez desde 1977.

full-moon-christmas-day-1200x673

Como si quisiéramos recordarnos que NUNCA hay dos momentos exactamente iguales en esta vida, aquí llega la Navidad de la mano de una Luna Llena en el signo de Cáncer, fenómeno que no ocurre desde el 1977 y no volverá a ocurrir hasta el 2034. Ni en 1977, ni en el 2034, el resto de los planetas estaban o estarán igual que para esta lunación, lo que la convierte en absolutamente Única. Es aún más potente ya que se encuentra muy cercana al solsticio de Invierno en el Hemisferio Norte, o el principio del retorno hacia la luz, y el de Verano en el Hemisferio Sur, o principio del camino hacia la oscuridad. El solsticio de Verano o de Invierno, es un fenómeno astronómico, que ocurre debido a la inclinación de la Tierra, en su eje y en su viaje alrededor del Sol. Esta inclinación, de unos 23º y medio, es lo que nos trae el invierno y el verano y no la distancia de la Tierra con respecto del Sol. Todos los que viven al Sur del Ecuador, pasan a tener días más largos de 12 horas de luz y aquellos al Norte del Ecuador pasan a tener días con menos de 12 horas de luz. Muchas culturas celebran estos dos puntos del año, con rituales en sitios sagrados, como ocurre hoy en día en el Reino Unido en Stonehenge, en la pirámide de Chichen Itsa en Méjico y muchos otros.
Astrológicamente esta lunación ocurre en el ángulo Cáncer (la Luna)- Capricornio (el Sol) que nos habla de la lucha para encontrar un balance entre aquello que nos hace sentir seguros: el hogar, un lugar, seres queridos, y el anhelo de liberarnos de lo conocido y dejar que nuestra ambición, nuestro deseo de progreso y evolución no lleve o nos impulse en direcciones que a lo mejor no nos proveen de tanta seguridad. Como balancear estos dos puntos tan importantes de nuestras vidas como son el hogar, la familia y el desarrollo de nuestra profesión, nuestra posición en la sociedad como seres independientes. Otra forma de verlo sería hablar de compartir nuestro amor por los hijos físicos y los hijos de nuestra creatividad, de nuestro trabajo.
Como todas las lunaciones, ésta Luna Llena navideña está repleta de aspectos interplanetarios, algunos bombásticos como la T-cuadrante entre Mercurio a 22º Cap, con Marte a 24º Libra y Eris a 22º Aries. Este cuerpo (Eris) que nos observa desde el Kuiper Belt, ese espacio lleno de asteroides más allá de Plutón, está en Aries desde el principio de nuestras vidas, pues lleva allí desde Febrero 1926. Eris es bastante más grande que Plutón pero infinitamente más lejos. Actualmente 97 veces más lejos del Sol que la Tierra. Eris toma 560 años en darle la vuelta al Sol, Plutón 240, imagina! Aunque no parece actuar de una manera maligna, en el poco tiempo que llevo observando a este planeta, (oficialmente no, sólo asteroide), parece ser un detonador de cambio, pero como sus tránsitos sobre un planeta natal toman unos 8 años en cumplirse, el proceso es a veces atribuido a otros planetas más veloces. En los últimos años Eris ha estado viajando alineada con Urano, y por tanto haciendo la cuadratura a Plutón, lo que ha hecho que los cambios hayan sido aún más potentes, para aquellos con planetas en signos cardinales (Aries-Cáncer-Libra-Capricornio). Normalmente una T-cuadrante en signos cardinales, habla de un impulso a la acción. Algo desde dentro nos dice:” Hazlo!” Sobre todo cuando el planeta en el extremo de la T-cuadrante, el que recibe las cuadraturas de los otros dos planetas, es Mercurio, y con Marte en uno de los extremos, entonces es como si el proceso mental sufriese un inyección de energía. Y de repente el cerebro entendiese más rápidamente toda la data que entra él. El peligro por supuesto es tomar decisiones demasiado rápidamente para después darnos cuenta que nos hemos equivocado. El otro inconveniente es también sentirse confrontado por los otros verbalmente, cuando en realidad no es así. Marte-Eris-Mercurio en signos cardinales, nos acelera de alguna forma el proceso de la mente y podemos pecar de no escuchar a los demás, y estar demasiado envuelto en nuestros propios procesos mentales, que van más acelerados que de costumbre. Hay aquí una necesidad de meditar, calmar la mente y observar con detenimiento, pero por sobre todo, hacer el esfuerzo de escuchar a los demás. El premio que quizás nos otorga Eris, es la toma de consciencia de ello, lo que nos ayudará a recapacitar sobre la importancia de ir más lentamente, cuando podemos.
La otra T-cuadrante de esta lunación es entre el Sol y la Luna, que ya sabemos que están opuestos para la Luna Llena y Vesta, que se encuentra en Aries en este momento. Como ya he escrito sobre Vesta aquí, cuando la Luna Nueva anterior, hace 15 días, no quiero volver a hacerlo. Excepto que, siendo Vesta, aquella deidad que nos inspira a retirarnos a meditar y pasar tiempo con nosotros mismos, para reencontrarnos con nuestro yo superior, podemos ver con claridad que en este momento del año, cuando culturalmente debemos reunirnos con gente a celebrar, el retirarse puede resultar más difícil que nunca. Buen momento para reflexionar sobre nuestras prioridades, sobre nuestra habilidad de decir que no, cuando es eso lo que queremos decir, en vez de responder a obligaciones sociales cuando no nos apetecen. Pero por sobre todo, como confrontarnos con nuestro acondicionamiento cultural y decidir estar solo/a, cuando todo nuestro entorno nos pide socializar. Al mismo tiempo tenemos un Gran Trígono en signos de Agua, para esta lunación, comprendido por Neptuno en Piscis, Juno en Escorpio y la Luna en Cáncer. Esto nos dará una ayudita a la hora de disfrutar del entorno familiar, si es eso lo que hemos decidido hacer para esta Navidad. Las emociones encuentran un profundo balance que contrarrestará la potencia de las dos T-cuadrantes, mientras la mayoría de nosotros, totalmente inconscientes de lo que se teje en el Cosmos, procedemos a celebrar una Navidad más, comiendo más de la cuenta y algunos bebiendo de una forma que les obligará a lamentarlo al día siguiente.
Disfruta de esta oportunidad de reunirte con la gente con quien quieres compartir y medita sobre todas esas decisiones típicas del nuevo año, que al menos nos llevan a pensar en aquello que debemos hacer, o nos gustaría hacer, pero como alguien dijo: “Si quieres hacer reír a Dios, cuéntale tus planes”.
FELIZ NAVIDAD A TODOS Y UN BUEN COMIENZO DE AÑO!!!. El panorama del 2016 para todos los signos, dentro de unos días!!

 

Primera Luna Llena del Año 2015, en Cáncer!!!

220px-Demeter_mourning_Persephone_1906

Ya estamos en la primera Luna Llena del Año y que lunación más relevante. Comenzamos el nuevo año con una Luna Llena que conecta con la cuadratura Urano-Plutón como si quisiese recordarnos su significado en nuestras vidas y el hecho que es este año cuando este aspecto que viene afectando nuestras vidas a nivel colectivo y personal desde hace casi 4 años, llega as su final, por decirlo de alguna manera, pero es que el 15 de Marzo se cumplirá el séptimo y último encuentro exacto de tal cuadratura, aspecto que no se repetirá en nuestras vidas, ya que Plutón no volverá a estar en Capricornio en los próximos 245 años. Este tránsito de Plutón nos ha puesto sobre nuestro plato de consciencia el lado más oscuro de los gobiernos, los bancos, instituciones en general, a nivel colectivo y a nivel personal, de nuestra propia sombra personal (aunque nunca es enteramente personal, pues está definida por nuestro acondicionamiento familiar y cultural) y los efectos en nuestra psiquis, cuando la ignoramos. Es imposible controlar algo que es inconsciente, pues simplemente nos invade de diferentes formas y no tenemos poder alguno sobre ello. Solo podemos transformar aquello de lo que tomamos consciencia.

 

Para esta lunación el Sol se encuentra en conjunción a Plutón junto a Vesta, Diosa guardiana de la Llama Sagrada, símbolo en Astrología de aquello en nuestro interior que nos alinea con nuestra pasión y proceso individual. Nos habla de qué es lo que debemos hacer para mantener esa llama viva en nuestro interior. Al lado del Sol y Plutón en Capricornio, tiene un sabor de nuestra dedicación a la expresión de aquello que es lo más sagrado en nuestras vidas, a menudo relacionado con nuestra profesión y la expresión de nuestros talentos.

La Luna a 14ºde Cáncer, opone este trío en Capricornio y forma una Gran Cruz con Urano en Aries y el Nodo Lunar en Libra. Este es un aspecto que yo a menudo llamo “poesía astrológica”, ya que lleva nuestra atención al hecho de que para evolucionar como especie, debemos seriamente solucionar los temas de relaciones personales (Nodo en Libra), de una forma nueva, encontrar alguna especie de armonía en nuestras relaciones, no sólo a nivel personal, sino colectivo. Parte de este mensaje tiene que ver con encontrar una manera de diálogo (Mercurio, recién entrado en Acuario, en conjunción a Venus), menos cargado de emociones, p

ara resolver temas viejos que arrastramos del pasado, como la urgencia de relacionarnos a los rencores de nuestros padres y abuelos,  en vez de analizar las necesidades de Presente. El respeto y reconocimiento de lo que sufrieron nuestros antepasados, no implica repetir los sufrimientos, sino que por el contrario, comprender que ellos lo vivieron, para que nosotros no tengamos que vivir lo mismo. Es nuestro deber encontrar la forma de solucionar los temas pendientes, pero sin alejarnos de nuestras necesidades actuales.

Marte también en Acuario opone Jupiter en Leo, por tanto los temas de la lucha en grupo, por encima de la lucha de nuestro ego personal, otra aspecto para reflexionar.

Para esta primera Luna Llena en Cáncer, que nos habla de familia, cuidar, hogar, los temas que tengan que ver con esto y que aún estén por resolver, será lo que nos ocupará en los próximos días. Al día siguiente de esta Luna comienza el periodo pre-sombra del primer retrógrado de Mercurio que se estaciona el 22 de Enero a 17º de Acuario e inicia su aparente marcha atrás hasta el 12 de Febrero cuando se estacionará directo una vez más en los primeros grados del mismo signo, pero de esto hablaré para Luna Nueva en Acuario del 20 de Enero.

Esta Luna nos recuerda el sufrimiento de Demeter en su búsqueda de Persefone, su hija abducida por Hades, como si simbólicamente nos conectase con la necesidad de re-encontrarnos con nuestra hija interna, sea cual sea tu género, y rescatar la inocencia y la candidez de la niñez y la pubertad. El signo de Cáncer nos conecta con la relación Madre-Hija, con la maravilla y lo difícil de ello. La madre que no reconoce la evolución natural de la hija que crece y la hija que le cuesta dejar de serlo para convertirse en adulto. Todos tenemos  sino hijas en la vida real, una hija interna que debemos ayudar a crecer.

Esta Luna llena vuelve a sacudir los signos cardinales: Aries-Cáncer-Libra-Capricornio, recordándonos los temas todavía por resolver. Para Sagitario y Leo, con Saturno ya entrado en el signo del Centauro esto será un vislumbre a los temas a realizar en los próximos 2 años y medio. Para los signos mutables como Piscis, Gemini, Virgo y Sagitario también trae imagenes de temas financieros a resolver. Para los signos fijos Tauro,Leo,Escorpio y Acuario encontrar una nueva forma de relacionarse que les permita manejar diferentes mentalidades sin tanta confrontación, y encontrando más puntos en común.

Como todos tenemos muchos de esto signos es importante encontrar el significado individual y único a cada uno de nosotros, en este cocktail de temas a resolver por todos, para poder evolucionar, no sólo individualmente sino como especie.

Este será un año importante e irresistible, donde todos debemos encontrar la forma de relacionarnos de una manera menos dominada por nuestros acondicionamientos familiares y culturales y mucho más desde lo humano.

Feliz primera Luna Llena para todos.!!

 

LUNA LLENA EN CÁNCER – 15 Y 16 de Enero

mother-child-botswana_3661_990x742Como siempre, después de la Luna Nueva, viene la Luna Llena en el signo opuesto a donde se encuentra el Sol, por tanto esta lunación ocurre en el ángulo Capricornio (Sol) y Cáncer (Luna).

Como todas las Lunas Llenas, esta es diferente a todas las anteriores. Se forma exacta a unos 26º  y forma una T-cuadrante, es decir que hay un planeta que está en un ángulo de 90º tanto al Sol como a la Luna. En este caso en particular, Ceres,  Diosa de la Agricultura y de la  cosecha. Diosa Madre, llamada Demeter por los griegos y con su hija Persefone, forman parte del mito de Hades, (Plutón) uno de los más importantes y relevantes de la Mitología Griega y que tiene un profundo significado en nuestra psiquis. Ceres representa el arquetipo de Madre, la que cuida,  alimenta y protege. La relación Madre-Hija, se describe en este mito, sobre todo en ese punto tan importante que es la adolescencia, cuando la Hija, se enamora y comienza el proceso de separación de Madre. Aunque en el mito, Persefone, es violada y secuestrada por Plutón, es en el proceso de vivir en Submundo, como Reina del mundo de lo muertos, que descubre su sexualidad, su necesidad de separarse de Madre y su poderío de mujer, ya que por primera vez se siente deseada y por un dios.

Con la intervención de Zeus, Plutón (Hades) y Ceres, llegan a un acuerdo, por el cual, Persefone, pasa 6 meses del año con su madre “sobre” la tierra, que coinciden con la Primavera y el Verano y los otros 6, en el Submundo como esposa y Reina del Gran Abajo que es para el comienzo del Otoño y el Invierno. Aunque a la joven Persefone, nadie le pregunta nada, para tal arreglo, ella descubre, que al estar con su madre, es Hija, por lo tanto no tiene poder alguno, y en cambio cuando está con Hades, gana todo su poderío de mujer, ya que es deseada y además Reina. Aunque la historia de Ceres tiene que ver con el signo de Cáncer, la de Persefone, con Escorpio.

Junto a Ceres que está a unos 26º de Libra, se encuentran Vesta, diosa del Hogar y guardiana del Fuego Divino (23º), y también Marte, Dios de la Guerra (18º), por tanto estos tres son los planetas focales de esta T-cuadrante, aunque desde la distancia, la Gran Cruz se completa con Eris, a unos 21º de Aries. Marte a su vez forma una cuadratura exacta a Venus que se encuentra en moción retrógrada en Capricornio, que el 2 de Febrero formará una conjunción casi exacta a Plutón.

El elemento femenino es potente en esta lunación, con el foco en temas que tienen que ver con lo femenino y por tanto con la Naturaleza y la Tierra. Es como si quisiera recordarnos la importancia de encontrar un balance (Ceres, Vesta y Marte en Libra) entre lo femenino y lo masculino y el retorno a la Diosa, lo que equivale a decir, volver a respetar los ciclos naturales. En todo. En lo que plantamos, lo que producimos, lo que obtenemos de la tierra, los alimentos que ingerimos cada día, lo que le damos de comer a nuestros hijos, y por sobre todo, cómo cuidamos de nosotros mismos, de nuestro cuerpo y de nuestra Tierra. Un bonito recordatorio que depende de todos nosotros, el destino de nuestro planeta y de nuestras vidas. La tierra y el espacio que nos fué dejado por nuestros ancestros, también entra en este simbolismo de Ceres, por tanto, conflictos por las fronteras y nacionalismos son de esperar.

Cáncer y Capricornio, representan los arquetipos de Madre y Padre, respectivamente, es a través de nuestra relación con estas dos personas que nos dieron la vida que aprendemos sobre el mundo de las emociones, a amar, a  odiar, a cuidar, a proteger y a saber como valernos por nosotros mismos en la vida. Las grietas que hay en nuestra relación con estas dos figuras, se manifestarán en nuestra relación con los demás y sobre todo con nuestra pareja. Por tanto, la relación con alguna de estas dos personas se ve iluminada en esta Luna Llena, que aunque sea exacta en la madrugada del 16, ya podemos sentir con fuerza,  ya que  vuelve a activar la Gran Cruz, formada por Urano-Plutón-Júpiter y Marte en los signos cardinales, como para la Luna Nueva del 1 de Enero.

Si nuestros padres están muertos, este proceso ocurre igual, pues ellos viven en nuestro interior, para siempre. Nuestra relación con padre y madre, continua, aún cuando ellos ya no están en este mundo. Si nos hemos convertido en adultos, algo que no ocurre por “default”, sino que hay que trabajárselo mucho, entonces aunque ya no seamos “hijos”, la relación continua igualmente. Diferente, pero igualmente real.

Justo cuando la Luna se forma exacta, Venus en Capricornio y Marte en Libra forman una exacta cuadratura. Esto reavivará el tema de trabajar juntos para encontrar armonía en nuestras relaciones personales. Marte se encuentra en el signo que rige Venus, acentuando la colaboración por encima de la lucha. El encontrar soluciones diplomáticas, por encima de más guerras es urgente. Me pregunto si los Shia y los Sunis, los Israelís y los Palestinos, los Catalanes y los Españoles, alguna vez, llegarán a aceptarse y colaborar, para fortalecer su región en vez de debilitarla.

El auto-análisis de dónde radica nuestro verdadero poderío es un tema de esta lunación, cómo nos cuidamos y cómo alimentamos a nuestros seres queridos, física y emocionalmente, también lo es. Cáncer y Ceres, son dos símbolos de Madre, por tanto, tiene mucho más que ver con la Madre y el Padre que todos llevamos dentro, que con los padres actuales. Busca en tu interior y pregúntate a quién cuidas.

LUNA LLENA EN CANCER – HOY Y MAÑANA

InitiationYa estamos en la última Luna Llena del año 2012, y cae en el signo de Cáncer, el primer signo de agua del zodíaco y símbolo de la Gran Madre y el mito de Eleusis.  Cáncer, representa entre otras cosas, el tema de la madre y la hija, la búsqueda de la eterna separación entre estas dos caras de la misma moneda.

Todos aquellos con el Sol, la Luna o el Ascendente  en Cáncer viven la eterna historia de la lucha de la separación de la Madre. En la antigüedad sólo se referían a La Madre y La Hija, cuando hablaban de este mito, sin darles un nombre a ninguna de ellas, el arquetipo no se nombraba, se concebía como un sólo arquetipo formado por dos deidades, ni siquiera se hacía la diferencia si eran dos dioses o dos diosas, aunque todo el mundo sabía que se hablaba de dos deidades femeninas. Fué Homero y antes que él, Pamphos, (según Carl Kerenji) quien primero incluyó el nombre de Persefone, como el nombre de la hija, en un poema. Antes cuando se referían a ella solo la llamaban “Core” o la Doncella. El nombre de Demeter (Ceres para los Romanos), surgió así como la “otra” deidad, más mayor, por tanto, la imagen de la Madre. La madre de la tierra, de la agricultura, de la Hija. La historia de Eleusis, habla de Hija que es “robada” de su madre y luego devuelta sólo con un arreglo previo, hecho entre el Dios del Submundo, Hades, (Plutón) y Demeter. La separación de la psique de la Madre, es la historia de todos los Cáncer, un destino inevitable tanto con sus madres como con sus hijas.

Esta Luna Llena, a unos 7º del ángulo Cáncer-Capricornio, coincide con la cuadratura Urano-Plutón, ya que el Sol, está en conjunción a Plutón que ahora se encuentra a unos 9º de Capricornio y a Juno, a 3º de Cap. Esta constelación, incluida la Luna a 7º de Cáncer, forman una T-cuadrante a Urano, a unos 4º  Aries 42′. Una vez más nos encontramos con el tema de la separación dentro de un contexto tradicional. Cómo separarnos de eso que nos da forma y nos contiene? Cómo liberarnos de aquello que necesitamos para tener algún tipo de orden en nuestras vidas?. Como nos separamos o nos independizamos de aquello por lo que trabajamos tan duramente por mantener? Quién ganará, la fuerza de la independencia o el sistema? Cómo separarnos de Madre? Quizás la respuesta esté un poco en el medio. Sólo luchamos por independizarnos de aquello que creemos diferente a nosotros y quizás la historia va por comprender que todos somos UNO, y que simplemente podemos operar independientemente de aquello de lo que formamos parte. Complementándonos, pero sin ser absorbido por la otra parte que parece querer gobernarnos. Todos respetando la importancia de que existan las dos partes para la máxima realización del todo. Ya sean las dos partes: Madre-Hija, Republicanos-Demócratas, del PP o del PSOE, Profesores-Estudiantes, Jefes-Empleados, etc.

Sólo tenemos esta ilusión de lo separado, para aprender más rápido, las diferentes posibilidades humanas. Todos nos enriquecemos de todos. Todos tenemos algo importante y único que aportar. TODOS somos INDISPENSABLES, y aún así, NADIE lo es.

Con el asteroide Juno envuelto en la Luna Llena, por su conjunción al Sol y a Plutón, y la oposición a la Luna, el tema de las relaciones personales, el poderío de lo femenino, es un tema relevante para esta lunación. Pallas Athena, a 26º de Piscis, forma también una T-cuadrante a Mercurio a 26º de Sagitario y a Ceres a 24º de Géminis. A propósito, si sales a mirar el cielo ahora, verás a Júpiter, majestuoso al lado de la Luna, brillando desde Géminis como nunca. Vesta se encuentra muy cerca, como recordándonos que el grito de lo femenino, se escucha ensordecedor en la naturaleza humana y que debemos respetarlo, para no despertar a Lilith, o a Medusa o Ereshkigal. El poderío del lado oscuro de lo femenino es aún más poderoso y como en el caso de Medusa, convierte en piedra a todo aquel que se atreva a mirarle a los ojos. Sólo con la REFLEXIÓN de ella misma se pudo cortar su cabeza, y evitar ser petrificado.

La mezcla de estos arquetipos en una lunación y sobre todo al final del año, unos días después del solsticio de invierno y de verano, nos recuerda que debemos confrontarnos con nuestra propia sombra, para crecer, para reconocer nuestro propio poder, tomar consciencia de que hay cosas que deben cambiar, para que podamos evolucionar, y dejar evolucionar a aquellos al nuestro alrededor. Reclamar nuestra autoridad es otro de los temas, como lo es el respetar nuestro rol, en la comedia de nuestras relaciones personales. Qué papel hemos inconscientemente, aceptado desarrollar? Nos estamos saliendo del rol y reclamamos un cambio? Debemos aceptar que para que esto ocurra, todo debe cambiar, no sólo una parte. Nada quedará como estaba y eso está bien. Todo lo que no cambia está destinado a morir.- Todo está destinado a morir, incluido cada uno de nosotros y debemos aceptar eso también. Debemos respetar nuestros propios roles en nuestras relaciones personales, y comprender que para que la relación evolucione, de tanto, en tanto, deben transformarse. Mientras eres madre, eres madre y esposa, o sólo madre, si no estás con el padre, pero cuando los niños se marchan, ya no eres madre y eso debe respetarse también.

Cáncer como todo signo de Agua, aprende rápidamente que nada se queda igual por mucho tiempo, y si tu eres uno de esos Cáncer con mucho Leo en tu carta astral u otros signos fijos, entonces la lucha por dejar fluir los cambios y tratar de que todo se quede igual es agotadora. Al final SIEMPRE gana el cambio, y debemos aceptarlo o estamos destinados a morir en vida. Empezamos a morir, cuando el cambio nos pasa por encima y nosotros pretendemos seguir igual. Aunque no usemos Facebook o Twitter, debemos saber lo que es, sino empezamos a morir y desconectamos de los cambios que están ocurriendo. Doy este ejemplo, sólo por que es muy común. Pero haciendo eco de este poderoso Júpiter en Géminis, debemos estar informados, para poder seguir viviendo con el mundo, con la vida, sin que ella nos pase por encima. Feliz Año Nuevo a todos desde lo más profundo de mi corazón.

Luna llena en Cáncer – 19 de Enero 2011

Aquí llega la cuarta de las lunas llenas del las cinco que este vienen ocurriendo en el último grado de ambos signos envueltos en la lunación. Esta vez es en ángulo Cancer-Capricornio. El Sol, a 29º Cap 27′, opondrá a la Luna a 29º Cáncer 27′.

Las lunas llenas en signos de agua tienen la tendencia a subir la marea aún más que lo normal para estas lunaciones.

El Sol se encontrará a escasos 3º de Marte ya establecido en Acuario, que se encontrará en ese momento justo en el punto medio entre el Sol y Ceres, el asteroide. En realidad, en esta Luna Llena el poder de los asteroides se dejará sentir, ya que Juno que se encuentra a 29º de Virgo hará un trígono (120º) perfecto al Sol, un sextil (60º) a la Luna y opondrá exactamente a Jupiter a 29º de Piscis.

Tanto Ceres como Juno, son dos dimensiones de lo femenino de gran intensidad, Ceres, la Madre y Juno, la Esposa.

Todo esto parece hablarnos de situaciones que deben encontrar igualdad y balance dentro de las relaciones.

A medida que las mujeres se adentran en el panorama político, todo esto parece hacer sentido.

En USA la primera mujer política en ser disparada, Gabrielle Giffords, parece cogerse a la vida, con gran poderío, a pesar de haber sido herida en la cabeza.

La presidenta del Brasil, Dilma, con sólo 2 meses en su puesto, se confronta con las terribles inundaciones que está sufriendo el país que pone a prueba su poderío como política.

El ángulo de Cáncer-Capricornio representa el poder de lo femenino y lo masculino, lo que aprendemos a través de nuestros padres y madres, y el balance entre ellos.

Capricornio donde se encuentra el Sol, es el signo por excelencia que nos confronta con la necesidad de desarrollar nuestra propia autoridad y control de nuestra vida, sin tener que estar sometido a ello desde el exterior. Sin tener que recurrir a otros para tomar nuestras propias decisiones y para la organización de nuestra vida.

Cáncer, donde se encontrará la Luna, nos habla de la habilidad de ser nuestra propia madre, de transcender el arquetipo de hija o hijo y aceptar que debemos romper esos vínculos que nos limitan y nos impiden progresar. La lucha entre hacer lo que dice mi madre y hacer lo que me parece a mi, sin culpas, sin remordimientos, es una lucha Canceriana. Dejar de ir de madre es una necesidad evolutiva tanto para el hombre como para la mujer. Aprender a cuidarnos, a alimentarnos sin la ayuda de madre es la misión de este signo.

Llevado a un nivel mundial, la lucha de países dominados por dictadores, que parecen tener problemas en establecer una democracia que funcione es un tema de esta Luna Llena.

Todos tenemos derechos que podemos ejercer, sin necesidad de culpar siempre al gobierno. Con la entrada de Jupiter y Urano en Aries, el 22 de Enero y el 11 de Marzo respectivamente, la necesidad de encontrar los gobernantes que luchen por el bien del país será una fuerza mayor. Tunesia ha dado el primer paso y muchos seguirán.

Todos debemos aprender a no culpar a los políticos de todo. Nosotros también somos una parte integral y fundamental del funcionamiento del país. TODOS debemos colaborar en el buen funcionamiento de nuestras instituciones.

Cuando sospechamos de malas acciones, debemos denunciarlas y si el vecino roba, yo NO tengo que robar. Si mi compañero no paga sus impuestos, pues yo SI los debe pagar.

Si seguimos enganchándonos a lo negativo que ocurre en el país como excusa para no colaborar o hacer nuestra parte entonces seguiremos igual.

Esta Luna Llena en Cáncer y debido a su conexión con estos asteroides, que representan el poder de lo femenino, nos recuerda de la necesidad de integrar lo femenino con lo masculino dentro de nuestra psique, tanto para hombres como para mujeres. Es en el balance de estos dos arquetipos que nuestras relaciones tienen una oportunidad. Así en vez de buscar padre, madre, hijo o hija en nuestras relaciones, podemos empezar a relacionarnos de igual a igual, con iguales posibilidades abriendo puertas al encuentro con el verdadero o la verdadera compañera.

Usa el poder de esta Luna Llena para meditar sobre esto!