“SUPERLUNA” LLENA EN TAURO – Noviembre 13 y 14

6a00d83455bea369e200e54f1e4d8c8834-640wiAquí llegamos, como es natural después de una luna nueva en Escorpio a la Luna Llena en Tauro. Esta es la tercera Superluna de 4 de ellas consecutivas, cuando la Luna se encuentra en su perigeo o punto más cercano a la Tierra. Por tanto, su aspecto enorme, y su influencia potente sobre las mareas y las aguas. Las aguas, que representan las emociones, esa parte de nuestra naturaleza que nunca está igual. Que se mueve, se desliza, cambia de forma, busca salida por donde sea, a veces crea Tsunamis,  olas tan potentes que matan. La potencia de las aguas puede destrozar un dique hecho de cemento. Todos sabemos que cuando nuestras emociones explotan desde lo más profundo de nuestra psiquis, el poder de ellas es incontenible.

Esta lunación se forma cuando la T-cuadrante entre Plutón (en Capricornio) Urano-Eris-Ceres (en Aries) y Júpiter (en Libra) que marcará la modalidad del principio del año nuevo, comienza a formarse. Todos sabemos que la cuadratura Urano-Plutón que comenzó en el 2010, sigue vigente dentro de órbita de unos 7º, pero al acercarse Urano a Eris y al unirse a él Ceres, una fuerza extra revive este contacto del cual ya he escrito en detalle, aquí . Pero ahora Júpiter se une desde la oposición en el signo de Libra. Es poético y a la vez perturbador, observar como esto se traduce a los eventos mundiales, cuando tanto la cuadratura Plutón-Eris-Ceres-Urano, nos encuentra con Donald Trump ganando las elecciones de los Estados Unidos de Norteamérica y Júpiter en Libra se refleja en las palabras de Hillary-Obama, concediendo el poder a Trump, con una sonrisa dolorosa, pero sonrisa, en el nombre de la legitimidad de la Democracia (Libra). Plutón nos habla de la necesidad del colectivo de amputar una parte que ya no sirve, de dar lugar a algo nuevo. Urano y Eris, nos hablan de la explosión de la ira colectiva, de aquellos que se han sentido olvidados, “no invitados” (Eris). Estos se encuentran en Aries y Donald Trump, entre otras cosas, tiene Marte en el Ascendente en Leo, y de alguna manera se convirtió en el Guerrero de ese sentimiento. Lo hizo adecuadamente a lo Marte, con su cara roja y su ira elocuente, su brutalidad, su corto intelecto, su básica educación, pero con un Mercurio en Cáncer (en casa 11) que tiene en su carta astral, convirtiéndose en el pregonero del patriotismo americano, de aquellos que se quedaron fuera de una educación elitista y cara, a la cual pocos tienen acceso. Curioso que esto ocurre también cuando Folo y Saturno se encuentran en Sagitario, signo que tiene que ver con la educación. Siendo Saturno el Señor del Karma, aquí estamos viviendo la consecuencia de nuestras acciones y decisiones del pasado. Educación cara y elitista= masas no educadas.

Esta Luna también llega con otra T-cuadrante, la que envuelve el Sol y la Luna en oposición (luna llena) y con el planeta ápice, es decir el que forma ángulos de 90º a las dos luminarias, Pallas Atenea. El símbolo de la mujer potente, intelectual, estratega, con conocimiento de lo que hace, representado por Hillary Clinton en este caso. Las Lunas Llenas nos hablan de la oposición entre lo masculino y lo femenino y la necesidad de integrarlo en nuestra psiquis, para poder funcionar poderosamente. Pero por lo visto, en los Estados Unidos, lo masculino se resiste a ceder el mando a lo femenino en el gobierno. Pallas Atenea, representa todo lo que pone incómodo a lo masculino básico. No es sexy, es poderosa, es intelectual, sabe lo que quiere, y quiere ser tratada de igual a igual, se mete en el tema de los hombres como la política y esto causa una especie de imbalance e incomodidad en nuestras sociedades patriarcales.  Fué interesante ver, como algunos desecharon o descartaron las barbaridades que dice Trump sobre las mujeres, como “boy talk” (conversación de jóvenes, de niños) como dijo su esposa, a pesar que él tenía 59 años cuando lo dijo. Pero los e-mails de Hillary Clinton, eso sí es un crimen. Y asi seguimos…..Pero la T-cuadrante entre Plutón-Urano-Eris-Júpiter continúa por casi un año, por tanto los eventos políticos inesperados que hablan de la necesidad de un cambio social y político, que nos confronta con la necesidad de re-estructurar nuestro sistema educativo, continua.

Neptuno en Piscis, de lo que he escrito aquí, se encuentra alineado con el Nodo Sur de la Luna como si quisiera recordarnos que debemos salirnos de una mentalidad víctima y modesta, donde aceptamos que se nos fustigue con injusticias, para dirigirnos hacia una mentalidad más Virgo, que está dispuesto a poner el hombro y trabajar hacia el beneficio de la comunidad. Neptuno en Piscis nos recuerda que estamos anestesiados por la televisión y el fútbol y que quizás es hora de “hacer” en vez de resignarnos; como dijo Bill Maher, un cómico y periodista norteamericano, para ser cínico, hay que saber mucho, sino somos simplemente unos holgazanes que usamos la excusa de “nada cambia”, para no “hacer” y no informarnos. Los que votaron por Trump, decidieron tomar acción, pena que no comprenden que este Dr. Jerkill, tiene un lado Mr Hyde que le sale descontroladamente.

Finalmente, la polaridad Tauro-Escorpio, nos habla de la ganancia y la pérdida. Ese juego continuo, que nos recuerda que cuando ganamos algo, también perdemos algo. Tauro-Escorpio nos habla del poder de la Naturaleza que da vida y destruye, con un simple gesto. Para comprender que debemos honorar la verdadera Belleza, que no tiene nada que ver con forma física, sino con algo que nos enamora automáticamente, como lo es un árbol o el mar, un amanecer, un atardecer, pero con el respeto al poder de ello, que puede llevarnos al éxtasis pero también a la locura. Tauro Escorpio también nos hablan de lo material versus lo espiritual. Tauro se enamora del árbol y Escorpio le dice, pero es parte de un Bosque. Mira más allá…

LUNA LLENA en Escorpio + MERCURIO Retrógrado!!!!!!!!

ScorpioFullMoonAquí vamos hacia la Luna Llena en Escorpio del año. Luna Llena y Escorpio en la misma frase parece hablarnos de lo oscuro de nuestras mentes saliendo a la superficie, y esto “asusta” casi todos. Como si tuviésemos que ser buenos, angelicales, bondadosos y compasivo todo el tiempo. Por si fuera poco esta Luna en Escorpio, oponiendo el Sol en Tauro se encuentra alineada con el asteroide Juno, que también se le podría llamar un arquetipo de Escorpio.

Pero empecemos por parte: Tauro es el signo en el que aprendemos sobre la importancia de la vida física, de la extraordinaria experiencia que es estar dentro de un cuerpo, y la Belleza que nos permite vivir, a través de los 5 sentidos. El escuchar, el oler, el ver, el saborear y sobre todo el tocar. Cinco aspectos de la experiencia física, absolutamente maravillosos, y que comúnmente damos por sentado, olvidando el valor de ello. Este signo es el símbolo del arquetipo de Venus, su regente, diosa del Amor y la Belleza. Es a través de ella que podemos ver la belleza del mundo, específicamente de la Naturaleza y el Valor de nuestra existencia. Escorpio por su parte investiga el porqué de cada cosa. Es a través de Escorpio que aprendemos sobre la profundidad de la naturaleza humana. Nuestros deseos más profundos, nuestra naturaleza más cerca de la Bestia, que de la Bella (Tauro). La dualidad Tauro-Escorpio nos habla del aspecto Bella-Bestia de nuestra psiquis. Jekyll and Hyde fue escrito por Robert Louis Stevenson, un Escorpiano, con Sol, Mercurio y Marte en el octavo signo.

Juno, o Hera, casada con Zeus, y arquetipo de la “esposa”, era también su hermana. Este asteroide se correlaciona con el signo de Libra y Escorpio, pues nos habla de las guerras de poder en el matrimonio, y nos marca la gran diferencia entre el “estar enamorado”, algo muy Venus, y “estar casado”. Juno en contacto con la Luna nos habla que nuestra sentido de satisfacción y estabilidad emocional están relacionados con el tener una pareja estable. Todos sabemos lo complicado que esto es, por tanto buscar la estabilidad emocional a través de la relación con otro, no parece un decisión muy acertada. Pero como siempre en lo que concierne a la simbología, podemos aventurarnos a decir, que lo correcto sería encontrar esa Juno interna y por ende esa estabilidad dentro de nosotros mismos. Con la ayuda de Quirón en Piscis que se encuentra alineado con Nodos Lunares, la ayuda puede venir al comprender este concepto en profundidad, para que en el medio de toda la inestabilidad que pueda haber en nuestras vidas en este momento, comprendamos que la relación más importante de nuestras vidas no es con otros, sino con nosotros mismos. El encontrar estas armonía interna nos vacuna en contra de todas las desarmonías que puedan existir  a nuestro alrededor.

Pero quizás el aspecto más importante para esta luna llena sea la T-cuadrante entre Saturno-Marte en Sagitario,  Júpiter en Virgo y Neptuno en Piscis. Jupiter y Neptuno son arquetipos parecidos, pues ambos tienen que ver con nuestros ideales, fantasías, engrandecimiento de nuestro Ego, la forma en que nos engañamos, creyendo que somos más de lo que somos, sabemos más de lo que sabemos. Los dos nos impulsan a escapar nuestra realidad y nuestras limitaciones, para evitar la confrontación con lo efímero de nuestras vidas y la insignificancia de nuestra existencia. Pero ambos están conectados con Saturno, el Señor de la “Realidad”, justamente el que nos confronta con el Tiempo que tenemos, con nuestras limitaciones. No es de extrañar que en Septiembre 2015 cuando esta T-cuadrante se acercaba por primera vez, tuvimos un estampida en Meca, un lugar de plegaria (Neptuno-Júpiter) y donde murieron más de 2000 personas, también tuvimos el descubrimiento que Volkswagen había engañado en sus pruebas de la emisiones de sus coches. Autoengaño y la confrontación con ello es algo característico de este aspecto planetario. Ahora hemos tenido los papeles de Panamá, otra confrontación con engaño de personas en altas posiciones de autoridad y poder. Las tinieblas de Neptuno pueden ser penetradas por Saturno, que nos obliga a abrir los ojos y ver la realidad. Neptuno en su propio signo también se correlaciona con la toma de consciencia de lo desorbitado de nuestras creencias y el fanatismo religioso que estamos viendo en este momento. Saturno en Sagitario, el signo regido por Júpiter, nos trae las consecuencias de tales autoengaños y sobre todo de las pobres interpretaciones de la palabra sagrada en la que se basan las religiones. Durante el final del 2015 también tuvimos terremotos de mas de 7 de magnitud en Pakistán y los ataques en Paris, por Isis. Ahora que se repite esta formación planetaria hemos tenido otra vez terremotos grandes en Ecuador y Japón. En el lado positivo de estas combinaciones de Júpiter con Neptuno es la unión emocional global que causan, con mucha gente inclinándose a ayudar a otros países e instituciones que se ocupan de calamidades globales y nos sólo locales. La Cruz Roja, Médicos sin fronteras, por nombrar algunos,  que han jugado un papel inimaginable en la situación con los emigrados de Siria. No nos olvidemos que cuando Sudáfrica se liberó del Apartheid también había una oposición Júpiter-Neptuno y por supuesto Urano estaba en conjunción a Neptuno en ese momento. El otro peligro de la T-cuadrante es la caída del mercado financiero una vez más. Estos son unos meses agitadillos, “así en la Tierra como en el Cielo”.

Ayer comenzó el periodo per-sombra del próximo retrógrado de Mercurio a unos 14º de Tauro, que se estacionará y comenzará su marcha atrás el 29 de Abril, a los 23º Tauro 34′ , lo que no ayuda la situación financiera. Prácticamente al mismo momento que Venus entra en el Signo de Tauro, el cual rige. Retrocederá hasta los 14ºde Tauro, cuando se estacionará directo el día 23 de Mayo. El periodo post sombra se termina el 7 de Junio. Por tanto a partir de ahora, nuestras conexiones de internet irán más lentamente, nuestros móviles se comportarán extrañamente. Los romances online pueden traer muchas confusiones y malentendidos. Situaciones amorosas que creíamos terminadas pueden demostrarnos lo contrario. RE-visar las finanzas y las inversiones prácticamente una obligación. El riesgo no es la mejor idea en estos momentos, excepto si puedes afrontarlo. Una RE-evaluación de qué es lo que realmente valoramos en esta vida. Todo aquello que esté en tu mente todo el tiempo, es lo que es importante para tí. Tómate el tiempo,  para ver más claramente qué es lo que necesitas en este momento para ser feliz. Qué te falta y qué te sobra. Aunque el primer retrógrado de Mercurio del año, en Enero también fué acerca de nuestras relaciones, en el actual nuestra perspectiva ha cambiado y ahora tenemos la oportunidad de actuar con la experiencia ganada en estos meses y a raíz de las separaciones o modificaciones que hayan ocurrido.

La Luna Llena en Escorpio nos confronta con la intensidad y profundidad de nuestros sentimientos y emociones, lo que lejos de ser algo negativo, nos enriquece y nos da la oportunidad de Sentir y Ser, todo eso que hemos nacido para ser. Si amas, AMA, aunque duela, si te separas, Camina hacia delante, con la frente alta, por que has amado. Aunque parezca mentira, el dolor de Amar es lo más maravilloso del Amor. Vívelo y deja el odio para los infelices, para las almas perdidas, para aquellos que no pueden amar como tú.