EL TIROTEO EN ORLANDO por Omar Mateen y los ASTEROIDES.

Con la dificultad de saber con exactitud a la hora que empezaron los tiroteos, ya que muchos dicen a las 2 de la mañana otros a las 2:15. Sea cual sea la hora, fué alrededor de las 2 de la mañana del domingo 12 de Junio, ya que las discotecas cierran a esa hora en los Estados Unidos. El que desató su ira en la discoteca Pulse, pegando tiros, se venía preparando desde mucho antes. He decidido usar las 2 de la mañana, pues vuelve a poner el énfasis en el ángulo de la cruz mutable que nos viene sacudiendo, por decirlo de una manera simple desde hace unos meses, ya que nos da un ASC Piscis con Quiron en conjunción al mismo y con Folo, el otro centauro, o asteroide, que tiene su órbita alrededor de Saturno y Neptuno, dos de los planetas envueltos en esta Gran Cruz, en conjunción al MC y por ende en cuadratura a Quirón. El ASC Aries, también sería muy significativo, pues como lo ha dicho Eric Francis, pone a Marte como regente, en este momento retrógrado en Escorpio, y pone de manifiesto la cardinalidad, que es la cualidad que denota acción. En definitiva podrían ser los dos y de eso se trata cuando hablamos de un ASC en la Cúspide entre dos signos.

Los aspectos de los planetas y sus posiciones en las casas, se mantienen sin cambio y podemos ver con claridad la potencia de este Sol-Venus en oposición a Saturno, que creo que describe magníficamente el motivo de tal acto. La tensión de tal aspecto que forma parte de la Gran Cruz Mutable, se vé activado por el pase de la Luna en su fase de cuarto creciente por la posición de Júpiter en Virgo y el ángulo de los Nodos Lunares , formando la oposición a Neptuno, Pallas, Eros y Nessus. Todo ello en cuadratura a la oposición Sol-Venus-Saturno. Tiene que ser alguien en su Retorno de Saturno, que ejecuta esta acción y como veremos en la carta astral de Mateen, alguien que está de alguna manera activando el arquetipo de Folo, el guardián del “vino ancestral”, o de la “locura familiar y/o cultural” o de lo “reprimido” por su familia y/o cultura. Este es el perfecto ejemplo del poder de los asteroides y sus arquetipos en la mente humana. Vayamos por parte: la Luna activa Júpiter (nuestros ideales más potentes y nuestro sentido de misión) que a su vez está en oposición a: Neptuno, (nuestro sentido o deseo de unión con algo más grandioso que nosotros mismos), el disparador, dice actuar en alianza con el Estado Islámico (ISIS), Pallas: la virgen más poderosa del Olimpo, quien definitivamente no se entrega al sexo y es entre otras cosas la diosa de la estrategia en la guerra, nos evoca  la elocuente posibilidad de que Mateen fuese un homosexual reprimido por su familia y su cultura, por tanto odiando esa parte de si mismo y por ende, la homosexualidad en general. Eros, el dios de la sexualidad y el erotismo desenfrenado, ya que es algo que no podemos controlar, que es hijo de Afrodita/Venus, que forma parte de esta Gran Cruz. Eros es quien nos lleva a enamorarnos u obsesionarnos eróticamente, también describe el lugar que Mateen elige para desencadenar su frustración sexual, y por último, pero no menos importante está Nessus, el otro centauro, cuya órbita se encuentra entre, Saturno y Plutón, como el vehículo más inminente entre el Juicio Moral y el Submundo de la sexualidad humana escondida.

Si miramos la carta de Mateen, de la cual no hay hora de nacimiento, igualmente podemos ver a Venus y Plutón en conjunción en Escorpio, lo cual describe  deseos eróticos e historias de amor secretos, Sol, Mercurio y Ceres, también en Escorpio, por supuesto que con Marte retrógrado por tránsito, retrocediendo hacia el Sol de Mateen, pero que viene activando todos esos planetas en Escorpio desde Enero de este año. Este acto de terror no fué organizado en un día, sino que es el resultado de esta tensión no resuelta. La T-cuadrante en su carta, formada por Sol oposición Luna y esto en cuadratura a un Marte en Acuario, habla volúmenes de su tensión sexual no resuelta. Eros se encuentra en contacto con Marte y Folo con la Luna, si es que nació a la mañana. De todas maneras Folo opone su Mercurio en Escorpio y nos debemos olvidar que era Hermes (Mercurio) quien lleva las almas al submundo. Quirón en Géminis, nos habla de su inhabilidad de comunicar quizás sus sentimientos y la dualidad de su mente, que le impediría definirse. También es curioso ver como FOLO  en tránsito pasaba en estos meses por el Sol progresado de Mateen, que se encuentra en Sagitario. Plutón desde Capricornio, viene formando cuadratura a su ángulo de los Nodos Lunares, y por supuesto Urano, también ha pasado por el Nodo todo 2015. Júpiter por tránsito también opone su posición natal, lo que describe su excusa idealista a la hora de realizar tal acto. El tránsito de Neptuno por su Júpiter Natal, también nos describe su adherencia idealista a un movimiento que profesa representar una religión.

Debe de quedar claro, que toda esta poesía astrológica puede tomar lugar DESPUES que ocurre un evento, si Mateen hubiese visitado un astrólogo en estos meses, se podría hablar hablado de la tensión tomando lugar en su interior y la posibilidad de una explosión interna que podría haber terminado en violencia o depresión. Pero no hubiese sido posible imaginar que éste era el camino por el cual el transitaría. Se podría haber visualizado un posibilidad de suicidio, que de alguna manera es lo que él hizo, pero previa decisión de llevarse consigo al submundo 49 almas. Cuando digo Submundo, no me refiero al infierno, como muchos piensan, sino simplemente a ese lugar donde  todas las almas van ni bien mueren, de acuerdo a la mitología de varias culturas.

Creo que la cuadratura Quirón-Folo es absolutamente elocuente en esta tragedia, que describe la tensión acumulada generacionalmente (Folo), cuando no se atiende la herida familiar (Quirón).astro_245ast_720_omar_mateen_2016615.33923.5659 Shooting in Orlando

Anuncios

LUNA NUEVA EN VIRGO!!! SEP 5, 2013

centaure2Como todos los Septiembre llega la Luna Nueva en Virgo, del año,  coincidiendo en el Hemisferio Norte, con el final de las vacaciones para muchos y la vuelta al trabajo y los estudios. Desde luego que no puedo pensar en un momento más ideal para la vuelta a este tipo de  actividades que una Luna Nueva en Virgo!

Por si fuera poco, esta lunación ocurre, prácticamente en exacta oposición a Quirón, el único centauro inmortal, pero que decide morir igualmente y cambia su inmortalidad para salvar del tormento a Prometeo.

Quirón es una figura extraordinaria, pues a pesar de sufrir dos grandes injusticias en su vida, siendo la primera, el rechazo de su madre, por ser mitad bestia, (de lo cual él no tuvo culpa alguna, ya que sus padres, Saturno y Filira, se convirtieron en caballos para evitar ser descubiertos en su acto sexual, por la mujer de Saturno) y el subsiguiente abandono por ella. Luego ya adulto, ser herido por su propio discípulo y amigo, Hercules, herida que no pudo curar, a pesar de ser un curador extraordinario para los otros, este Centauro, no es víctima en ningún momento. Lo es, pues injusticias se cometieron en su contra, pero él no lo vive así.  Inclusive decide cuando morir.

Este extraordinario personaje mítico, que representa un pequeño asteroide que tiene su órbita entre Saturno y Urano, entre los límites de la existencia humana (Saturno) y nuestra proyección hacia el universo y la comprensión de nuestras posibilidades más allá de los límites de lo humano (Urano), nos conecta con esa herida íntima, que nos impide avanzar, que nos obliga a cojear a la hora de manifestarnos en todo nuestro esplendor. Quirón funciona como una especie de puente entre la adaptación a las limitaciones del mundo material (Saturno) pero tocando la libertad del mundo espiritual y otras dimensiones intuidas pero no conocidas (Urano y los demás planetas exteriores). Es decir que conectamos con este centauro, si se quiere, el más civilizado de todos los centauros, cuando se nos llama a la toma de consciencia de esta conexión entre las extraordinarias dimensiones de Urano que nos invita a desconectar de las emociones, sentimientos y realidades físicas, y la inevitable vuelta a la realidad Saturnina en nuestro regreso a nuestro cuerpo, la familia, el trabajo, etc.

Quirón lleva 50 años en dar la vuelta al Sol, así que todos aquellos que estén alrededor de esta edad, están en su retorno de este asteroide, y esto nos brinda la oportunidad de revisar y estudiar, esta herida, para poder darle reconocimiento y al mismo tiempo una posibilidad de curación. Sólo en el reconocimiento de la misma, a veces nos trae mucha paz y curación. Una herida desatendida, crece y se infecta, por tanto es indispensable encontrarla para poder desinfectarla y darle aire. Así que el retorno de Quirón nos da la oportunidad de redención, de salvación. Buen momento para hacer una constelación familiar, si no la has hecho nunca. Quirón forma un gran trígono a Júpiter y a Saturno, lo que nos provee de la templanza necesaria para decidir cual es la mejor forma de acción.

Esta lunación forma un sextil (60º) a Júpiter en Cáncer y un gran trígono a Plutón y el Nodo Sur y también un cuincuncio (150º) a Urano, lo que nos sugiere la apertura de una puerta hacia lo nuevo, como si de un último adiós. se tratase.  Una leve mirada a lo que sabemos que debemos dejar atrás, antes de cruzar esa puerta  y un inesperado evento nos dá el último empujoncito en la nueva dirección.

Si estáis iniciando un proyecto, este es un magnífico momento para hacerlo, sobre todo si se necesita mucha precisión, análisis de las diferentes posibilidades, con una mente despierta y crítica que nos permita corregir y elaborar sobre diferentes formas de hacerlo. Mientras escribo esto pienso en la situación en Siria y la decisión de USA de bombardear puntos estratégicos en ese país. Ojalá que Obama vuelva a sus cabales y se decida a esperar.

Para Piscis, especialmente, pero también para Géminis y Sagitario este es un gran estímulo y un hecho decisivo en su año, y para Capricornio y Tauro un buen momento para lanzarse a reanudar proyectos que hayan estado parados por motivos ajenos a ellos.

Reanuda tus labores, con optimismo y fuerza y medita sobre aquellas cosas que debes dejar atrás antes del gran salto hacia lo nuevo. Es indispensable decir gracias y adiós antes de partir.

Quirón en Piscis

Allí por el año 1977, precisamente el 18 de Octubre, este “planeta menor” fué descubierto por Charles Koway, entre las órbitas de Saturno y Urano. Se le llamó 95P /Chiron. Primero se lo clasificó de Asteroide y luego como Cometa. Para la Astrología se comporta como un asteroide y por supuesto de absoluta importancia.

Chiron o Quirón es el centauro más civilizado de la Mitología Griega. Fué entrenador de grandes héroes, como Hércules y Jasón.

Debido a una herida en su rodilla, por una flecha de su amigo y discípulo Hércules, envenenada con la sangre de la Hydra, un animal mitológico, representa el “curador-herido”, símbolo de psicoterapeutas, quiroprácticos, curadores naturales y alternativos. Representa aquel o aquella que puede ayudar al proceso de curación de otros pero no a sí mismo.

En la carta astral Quirón por su posición en los signos y las diferentes casas nos habla de esa herida profunda y casi siempre inconsciente que nos acompaña a lo largo de la vida y que nos cuesta sanar, Por supuesto, que la comprensión de ello nos acerca a la curación. Curar el dolor con el dolor mismo, parece ser su mensaje.

Su significado es parecido al de Saturno, su padre en la Mitología Griega. Negado por su madre, quien se horrorizó al verlo, se crió con otros y solo.

Aprendió las ciencias curativas de Tetis, la Diosa del Mar, madre de Aquiles, y de Apolo a luchar y convertirse en entrenador de héroes.

El concepto de la herida que Quirón representa en nuestra carta astral, nos confronta con el hecho de que no somos invencibles, y con nuestra parte humana. Con el hecho de que la herida viene de adentro en vez de a través de experiencias dolorosas.

Esta herida ocurre muy temprano en nuestro desarrollo, por tanto tiene directa conexión con nuestra relación con Madre. Nuestra madre y la Madre arquetípica. Esto dá origen a una serie de mecanismos de defensa que nos especializamos en aplicar. Cuando decimos: “Yo de esto paso”, casi seguro que es lo contrario y es un buen indicador de dónde puede generarse el sentido de la herida y nuestro más profundo dolor.

Quirón ha estado viajando por Acuario desde Febrero del 2005 y se ha pasado los últimos 2 años viajando al lado de Neptuno en los últimos grados de este signo. Tanto en las artes como en la moda hemos visto el espíritu Acuariano de “todos somos iguales” y el resurgimiento de técnicas de curación en grupos. Terapias de grupo como las Constelaciones Familiares y el Psicodrama. Nuestra conexión y amistades a través de FaceBook y otras redes sociales ha sido sin duda un símbolo de estos dos planetas transitando este signo de la Amistad y la Tecnología. Urano desde Piscis también ha influído en este proceso.

Pero Quirón acaba de entrar en Piscis y lo seguirá Neptuno en Abril. Al mismo tiempo que Urano deja Piscis para entrar en Aries.

Se inicia así una nueva etapa colectiva, como ocurre cada vez que estos planetas generacionales cambian de signo.

Este es un momento vital para nosotros y el que así no lo sienta, debe meditar un poco.

Quirón en Piscis nos pondrá en directo contacto con el dolor de ser humano. Con la toma de consciencia de lo magnífico y lo limitante de nuestra humanidad. Neptuno a su vez, nos confrontará con el resultado de nuestras creencias y lo que llamamos religión, y el efecto que esto tiene en nuestro entendimiento de la vida. Realmente debemos comprender la división entre lo divino y lo humano y la importancia de abrazar los dos conceptos para poder ser felices.

Toda religión o ideología que tienda a separar estos dos conceptos deberá ser questionada. Esto no nos ha causado más que dolor y el eterno anhelo de dejar nuestro humanidad para convertirnos en seres divinos.

Pero es que el paso por la vida es debido a nuestra humanidad y es a través de ella que nuestra imaginación nos puede llevar a donde queramos.

La aceptación de nuestra humanidad y nuestra sombra o lado oscuro o bestia, como me gusta llamarle a mi, nos permite sentirnos completos en aceptación y humildad. Libres para vivir en nuestra parte divina y comprender que todo lo humano es común a todos. Es decir, es precisamente en nuestra humanidad donde aprendemos que todos somos UNO.

Estos conceptos se harán cada vez más evidentes en nuestra vida cotidiana a medida que Quirón y Neptuno comienzan su viaje por el último signo del zodíaco.

Nadie que está vivo ha experimentado a Neptuno en Piscis, pero Quirón estuvo en Piscis hace 51 años, todos aquellos que tengan esta edad, estarán pasando el retorno de Quirón, punto alquémico importantísimo en el proceso de nuestro desarrollo, sobre todo por que sólo ocurre una vez en la vida, a no ser que vivamos más de 100 años. Es al principio de los 50 años cuando de alguna forma nos vemos forzados a comenzar a aceptar nuestra humanidad en el comienzo del proceso de envejecimiento. Es en este retorno cuando confrontamos nuestra herida cara a cara y debemos urgar en ella para poder curar.

La física cuántica propone que no hay fenómeno alguno sin el observador, es decir si no estamos aquí para vivirlo, no existe. Esto, de alguna forma, nos dice que sin este cuerpo que lleva lo que llamamos alma, no habría alma alguna. El concepto de MENTE es muy amplio y se puede ver desde muchas dimensiones.

Para los orientales Mente es casi una mala palabra, pero sin mente no estaría yo escribiendo estas palabras.

 

Sí es cierto que una buena horita o media hora cada mañana de meditación nos ayuda a vivir mejor, casi diría yo media hora de meditación y media hora de contacto con la Naturaleza, aunque sea un paseíto por un parque, nos ayuda a redordar lo que es importante y la vitalidad de vivir en el momento presente.

Quirón curaba con hierbas, curaba enseñando a vivir en paz con uno mismo, haciéndonos cargo de esa herida, que muchas veces parece una realidad pero no es más que una ilusión de una separación que puede o no haber ocurrido.

Quirón en Piscis nos traerá a la consciencia nuestras creencias y lo que hacemos por ellas. Aún en el mártir hay una arrogancia y una omnipotencia que nos acerca a una falsa conexión con Dios.

Es a través de este pequeño cuerpo que se mueve entre las órbitas de Saturno (el orden, lo establecido) Y Urano, (la independencia y la libertad) que aprendemos a encontrar un lugar de balance y autenticidad. Es Quirón quien nos conecta con esto dos extremos y sirve de puente entre los dos.

Quirón y Neptuno en Piscis nos enseñarán a comprender la compasión y a tomar responsabilidad por la herida del mundo.