LUNA LLENA en Cáncer – 22 de Diciembre

LA última Luna Llena del año parece describir fielmente lo que ocurre para estas fechas en el mundo occidental. Me refiero en particular a las Navidades, cuando mucha gente se reúne con su familia a “celebrar” estas fiestas y también el final de año y comienzo de uno nuevo. Un aire de responsabilidad impregna esta Luna en Cancer con el Sol en Capricornio y además en una amplia conjunción a Saturno en su propio signo. Algo nos recuerda que la vida no es sólo placer sino que hay ciertas cosas que “uno debe hacer”. Como si el Cielo se riese de nosotros esta lunación también hace una cuadratura (es decir que tanto el Sol como la Luna forman cuadratura) a Marte en Piscis, por tanto, ese sentido de responsabilidad que de repente sentimos, puede ser más duro y más difícil de llevar a cabo, ya que viejas tensiones pueden surgir y terminamos teniendo discusiones que nos gustarían evitar. Pero Marte en este momento, no viaja solo, sino que en compañía nada menos de que Kirón, el Curador Herido, y esto entonces nos damos cuenta que a veces es mejor tener la discusión, si nos lleva a aliviar tensiones que deben ser atendidas y heridas emocionales que deben ser curadas. Es curioso como a veces, el finalmente gritarnos lo que nos hemos estado callando, nos alivia el alma y podemos comenzar a ver lo positivo una vez más y re-iniciar las relaciones con menos carga negativa. Expresar el descontento y la ira, no tiene por que ser una experiencia violenta. El enojarnos es un sentimiento saludable, es imposible estar de acuerdo con todo.

Con tres planetas en Piscis, Neptuno-Marte y Kirón, la consciencia del Dolor Universal se manifiesta y  recordamos  que Todos sufrimos, Todos adolecemos, Todos cargamos alguna cruz y ello nos hace sentir menos solos, menos desprotegidos. La vida con la que soñamos, donde Todos toleramos a los demás y el sufrimiento desaparece, es la fantasía Neptuniana, es el Edén. Para retornar a ello, debemos morir, abandonar nuestra carroza humana y entregarnos a Dios. Aún en los brazos de la Diosa, en la Naturaleza, hay muerte, violación, asesinato continuo y luchas por la supervivencia. Imagina ser un pájaro en una selva. En algunos aspectos, Todos somos pájaros en esta jungla que llamamos Vida.

Esta Luna LLena concluye el año, ya no tenemos oportunidad de hacer aquello que nos propusimos hacer y no hemos podido llevar a cabo, pero sí nos queda la visión de donde hemos tenido éxito y donde no. La promesa del nuevo año comenzará con la primera Luna Nueva del año 2019, justo el día de Reyes, el 6 de Enero, en el signo de Capricornio, que es además un Eclipse parcial de Sol. Aunque no escribiré sobre ello ahora, sí puedo adelantar que será un Eclipse potente, pues ocurre entre medio de Saturno y Plutón, que se acercan cada vez más a su conjunción exacta en Enero 2020. Esto será el presagio de lo que nos espera al final del año, con su connotaciones positivas y negativas. Si bien, no creo en lo negativo sino en lo difícil, algunos de nosotros manejamos mejor que otros, los desafíos que la Vida nos arroja en el camino. El presagio de estas combinaciones cósmicas son de inminente cambio. Cuanto más rápido nos adaptemos al nuevo capítulo de nuestra vida, menos dura será la experiencia. Siempre hay un antes y un después cuando estos planetas se alinean. Como he dicho antes en otro artículo, la última vez que Saturno y Plutón se encontraron por conjunción fue al principio de los 80’s, particularmente el 82-83. Si eres lo adulto suficiente, piensa que pasaba en tu vida entonces. Algo necesita finalizar, ser amputado de nuestra vida y así será. Podemos ayudar que a que ocurra o podemos resistirlo, pero el cambio vendrá igual. A cuanta más consciencia, menos dolor. Esa es la enseñanza de Kirón. Déjalo fluir o como decían los Beatles en los años 60’s : “Let it be”

Venus y Ceres, forman un trígono  a Neptuno y Marte en Piscis y algo nos pide curar nuestra relación con Madre, esté viva o no. El trabajo psicológico con nuestra madre continúa aún después de su muerte. El agradecer y perdonar son dos de las grandes medicinas para este proceso. Cuanto más prolongamos nuestra discordia interna con Madre, menos posibilidades de ser feliz tenemos. Urano forma un trígono al Sol y un sextil a la Luna, y algo inesperado puede traer alegría y herramientas para llevar a cabo este proceso de liberación tan necesario para nuestra psique. Tanto nuestra madre personal, como nuestra relación con la Diosa, la Gran Madre, la Naturaleza, debe ser armoniosa para el beneficio de todos. Los abusos, la desobediencia, el maltrato a la Pachamama está dando los resultados que vemos hoy en día con el calentamiento de la Tierra y sus efectos colaterales, las grandes tormentas, los incendios cada vez más arrasadores. Esta es la última Luna Llena en Cáncer del año y actúa con más fuerza ya que la Luna se encuentra en su propio signo y por ende en su propio elemento. A pesar de la abundacia de Agua en esta lunación, con Venus y Ceres en Escorpio y Neptuno-Marte-Kirón en Piscis, no debemos olvidar que Cáncer es un signo Cardinal, por tanto nos lleva a la acción y al resolver. Cáncer raramente se queda lamiendo sus heridas por mucho tiempo, pues su cardinalidad le lleva a encontrar soluciones.

Venus también forma una cuadratura a Lilith y debemos tener en cuenta que cuando sentimos que algo nos sofoca, nos ahoga, nos oprime, nos indigna, tiene más que ver con nosotros mismos y nuestras proyecciones, que con la persona o la situación que creemos que provoca esos sentimientos en nosotros. Aún así, es importante conectar con nuestra ira para que podamos comprender el origen de nuestros valores y nuestras creencias en profundidad. Con Mercurio y Júpiter en Sagitario y en conjunción, la potencia de nuestras creencias pueden ser un impedimento para evolucionar, en vez de un camino hacia la verdad, si dejamos de cuestionarlas.

Esta lunación nos invita a la reflexión y al dejar que los finales sigan su curso, embriagándonos con promesas de liberación y expansión mental en el año que se aproxima, para que podamos abrirnos a nuevos paradigmas y nuevos proyectos con energía y la esperanza que la Vida siempre tiene muchas sorpresas y regalos que ofrecernos si sabemos esperar con amor y paciencia.

El retornar a la Naturaleza, a la Madre, no es más que el encuentro con nuestra propia madre interna o la capacidad de cuidar de nosotros mismos, buscando el mejor alimento, tanto real como emocional para mejor nutrirnos y alimentarnos. El aprender a cuidarnos es un tema Cáncer y el encontrar ese lugar que llamamos Hogar, también lo es. Ese espacio donde sentimos que pertenecemos que no tiene porqué coincidir con el lugar donde nacimos.

Disfruta de estas Navidades si las celebras, y dejemos que el final del año, coincida con el final de todo aquello que nos impide ser feliz. Un nuevo capítulo se inicia si lo permitimos.

Felicidades a todos.

La magnífica escultura de madre e hijo es de Beatrice Hoffman

Anuncios

ÚLTIMA LUNA NUEVA del año, en SAGITARIO – 6 y 7 de Diciembre.

Ya estamos en la última Luna Nueva del año, en Sagitario y la primera Luna Nueva en Sagitario con Júpiter en Sagitario desde Diciembre 2006. Por tanto podemos asumir que el espíritu de este centauro sagrado, nos impacta de una forma más elocuente y precisa que en las otras lunas nuevas, cada Diciembre. La necesidad de expandirnos, de buscar en otras tierras, otras culturas, otras geografías se siente con fuerza y muchos viajaremos a tierras lejanas. Muchos ya estarán en otras culturas, ya que este sentimiento comenzó con la entrada de Júpiter en Sagitario el 8 de Noviembre. Otras dimensiones también entran en esta ecuación y muchas almas departen a otros territorios, dejando el ámbito terrenal detrás, dejando el cuerpo que les ha servido para recorrer esto que llamamos Vida.

Como todas las lunaciones, esta tiene sus propias características, aparte de la ya mencionada en el párrafo anterior, esta lunación también forma una cuadratura casi exacta a la conjunción Marte-Neptuno en Piscis. Curiosamente, tanto Sagitario (Sol-Luna) como Piscis (Mars-Neptune) están regidos por Júpiter, el planeta más grande de nuestra sistema solar, el arquetipos de Zeus, Dios de los Cielos y todos los Dioses, quien venció a su padre en la guerra de los Titanes y liberó a sus hermanos y hermanas obligando a su padre (Saturno) a vomitarles, pues éste se los había comido ante el temor de que el presagio de un oráculo, que decía que uno de sus hijos le desafiaría y destronaría, se hiciese realidad.- La combinación Marte- Neptuno o Marte en Piscis, no es de las más fáciles, debido a que Marte es nuestra necesidad de afirmarnos e imponernos en nuestro entorno y ante nuestros contrincantes, y a Piscis no le gustan las confrontaciones y mucho menos agresivamente. Esto no quiere decir que Piscis no quiera ganar, por tanto se impondrá de una forma menos directa. Buscará otros medios. Esta combinación puede indicarnos que la forma de expresar nuestros ideales más importantes, no es quizas confrontándonos, sino buscando la forma de que todos lleguemos a un acuerdo, poniendo el bien general por encima del bien personal, encontrando un punto en común, como cuando vamos a un concierto, donde hay miles de personas con sus diferentes culturas, religiones, ideas políticas, situaciones emocionales, pero todos vibrando ante una música que nos gusta, que nos une, y que nos hace sentir igual, aún con nuestras diferencias, por lo menos mientras la música suene . 

Lo mismo ocurre con los planetas, da igual si Plutón es un planeta o un planeta enano, o un asteroide, lo importante es que cuando estamos afectados por un tránsito de este pequeño planeta, nos sentimos empujados al Submundo y a la confrontación con nuestra propia sombra. Lo mismo ocurre con Kirón que en este momento se ha estacionado en los últimos minutos de Sagitario, para concluir su moción retrógrada y RE-entrar en Capricornio, el 9 de Diciembre. Este retrógrado de Kirón a Sagitario nos ha dejado claro a muchos de nosotros, la influencia ancestral en nuestra posición ideológica y política y la necesidad de convertirnos en individuos que formamos parte de una gran familia, la Humana.

Urano que en este momento de su retrógrado a retrocedido a  Aries, (después de haber entrado en Tauro el 15 de Mayo) está cuadrando los Nodos Lunares que se han trasladado a la angularidad Cáncer-Capricornio, también nos indica que si bien no podemos librarnos del bagaje ancestral emocional, sí podemos conscientizar y evolucionar ideológicamente y buscar nuestros propios horizontes para poder traspasarlos y volvernos transgresores de nuestro propio destino. Nuestros ideales son sin duda, el tema de esta Luna Nueva en Sagitario con la que terminamos el año, y con Mercurio estacionandose directo el mismo día de la lunación, es un indicativo que ha llegado la hora de avanzar a nuestra próxima etapa, al siguiente capítulo, habiendo comprendido que lo que nos detiene en nuestro camino, es el aferrarse a ideales antiguos y pasados de moda, por un falso sentido de seguridad que nos otorga la idea de no cambiar. Pero esta es una lucha perdida,  y el único camino, es hacia adelante y abrazando el cambio. No hay otra.

Esta Luna Nueva en Sagitario con Júpiter en Sagitario, nos inspira a la expansión, a buscar nuevos horizontes, nuevas formas de pensar, aceptando el Misterio y las caídas, los dolores, los errores, con la certeza que todavía hay tanto por aprender, tanto por ver y por sobre todo, tanto por experimentar, da igual la edad que tengas, el sexo que seas, los gustos, las ideas, las preferencias que profeces, siempre hay un más allá por explorar, por descubrir. Esta es la riqueza que nos ofrece Sagitario. Tienes miedo al cambio?, pues puedes tenerlo, el cambio vendrá igual y tendrás que aprender a navegar por las nuevas aguas y terrenos que la vida te ofrezca! Pierde el miedo y vive, sabiendo como dice el anuncio de Jay Shetty y Sarah Snow, que cuando nuestro corazón se detiene, entonces la línea del monitor del hospital se queda recta, sin altibajos, en cambio cuando estamos vivos, hay altos y bajos, como en una vida bien vivida. 

Los signos elegidos son los mutables, por tanto Géminis y Sagitario (principalmente) y Virgo y Piscis, estarán buscando ese viaje que los lleve a otras geografías, físicas o mentales, que les permitan crecer y evolucionar. Leo y Aries, también sentirán el impulso y posiblemente ya estén en otras tierras, beneficiándose de lo diferente.Todos tenemos algo de estos signos en nuestra carta astral, déjate llevar. Sin miedos y por sobretodo, disfrutando! El viaje puede tener baches y ser zarandeado, pero no tenemos otro, y al final de cada caída, siempre hay una nueva subida, con sus bendiciones y alegrías. Mucha gente paga para subir a una montaña rusa, más de una vez, pero el viaje de la vida es aún más emocionante y misterioso y por sobre todo en este paseo además de la diversión, aprendemos y evolucionamos. La poesía de la vida es la más exitante de todas.

2019 – Part 1

Un nuevo año, un nueva energía, nuevas oportunidades, esto es lo que normalmente decimos cuando se acercan estas fechas. Tomamos resoluciones que raramente cumplimos, como si en el año que concluye, no hubiésemos tenido la oportunidad de comenzar nuevas cosas. La realidad astrológica de este año que comienza dentro de 35 días se siente más como finales que como comienzos. 

Estamos en el final de varios ciclos de planetas y como todos los finales, uno se encuentra un poco agotado, con la creatividad usada o dormida y con la sensación de que finalmente concluye algo.

Me explico: estamos al final del ciclo de Saturno-Plutón,  ya que en Enero 2020 volverán a formar un conjunción, lo que ocurre cada 33 años, y por ende iniciar un nuevo ciclo. El que concluye ahora, al final de este año 2019, comenzó en la conjunción anterior en Noviembre del 1982 (en Libra). También concluye el ciclo Júpiter-Plutón que comenzó en Diciembre 2007 (en Sagitario), el de Jupiter-Saturno, que se iniciaba en Mayo del 2000 (en Tauro). Estamos viviendo el retorno de Plutón a Capricornio, ya que transitó este signo en el siglo 18, y también está concluyendo la cuadratura Urano-Plutón que fue la responsable de los cambios de los últimos 10 años, como la primavera árabe, la caída de los Lehman Brothers que causó la crisis económica más grande desde la gran Depresión en 1927, cuando también había una cuadratura Urano-Plutón.

Aunque mucho de todo esto lo notaremos con más fuerza en el 2020, este año que comienza pronto es el preludio de todo ello, como si realmente en la consciencia colectiva, sintamos la urgencia de “tomar las riendas”, de crear nuevos paradigmas, de tomar control de nuestro destino. La cuadratura Urano-Plutón nos trajo a la consciencia que el hecho que el 1% de la población tiene toda la riqueza y el 99% lucha por sobrevivir. Las clases medias han ido desapareciendo. Lo hemos escuchado, lo sabemos, intelectualmente, pero poco hemos hecho para solucionarlo. Es posible que el 99% del mundo esté durmiento? Está claro que somos la mayoría, verdad? Entonces es incomprensible que siga ocurriendo.

Los ciclos de Júpiter y Saturno, los planetas sociales que ocurren en un par de décadas o menos, nos ayudan a comprender en la generación, momento histórico y político que hemos nacido, al mismo tiempo que nos dotan de ciertas herramientas con la que podemos desarrollar nuestro rol dentro de la comunidad que nos rodea. Los ciclos de los planetas transpersonales (Urano,Neptuno, Plutón y Eris) nos hablan de la razón de nuestra alma por habernos encarnado cuando lo hicimos y la herencia generacional y ancestral que traemos con nosotros, al mismo tiempo que nos permiten tomar cierta distancia emocional y nos dota de una objetividad que realmente necesitamos para comprender nuestro rol en el momento histórico que estamos viviendo. Esta objetividad es absoluta necesaria, especialmente ahora, para poder salirnos de este sistema binario de creencias que estamos viviendo, que ha impregnado al mundo con este sentimiento reduccionista, de: o estás conmigo o en contra mío. Si no eres de izquierda, eres de la derecha y viceversa. Si te gusta Macri, eres un facha, si no eres independentista, eres un facha, si no te gusta Trump, eres de izquierdas o comunista. Esto debe terminar, por que lo único que está haciendo es que la “derecha” suba a los gobiernos que se aprovechan de nuestra desidia, dudas o miedos. Se puede tener una opinión que no sea ni de derechas, ni de izquierdas, simplemente originada en un sentido común. 

La Astrología, como ninguna otra ciencia, nos da un abanico de conceptos y símbolos que nos permiten analizar el momento actual, desde otras perspectivas, de una forma más objetiva y poética.

La última vez que Júpiter transitaba Sagitario, su propio signo, como ahora, fué en el 2007, cuando la immobiliaria se disparaba, y Bush había quitado todas las regulaciones a grandes empresas, como lo ha hecho Trump ahora, lo que produjo, la gran caída económica del 2008. Repetiremos?La vez anterior a esto, fué en 1995, cuand el Baring Bank, cayó, provocando una destabilización financiera y Méjico, entró en una gran crisis económica, la cual requirió un préstamo de  Bill Clinton para que la superaran. El exceso es característico de Júpiter y en su propio signo aún más. Cometeremos los mismos errores? Durante Júpiter en Sagitario, la economía puede descontrolarse, debido al excesivo optimismo y las ansias de grandeza y éxito descontrolado. Es por esto que Júpiter sin Saturno, sería una catástrofe. Este 2019 Júpiter estará en su propio signo y Saturno también, por tanto con más potencia que de costumbre. La propuesta del año es realmente encontrar un balance entre estas dos energías, que nos hablan junto a Eris en cuadratura a Plutón de la necesidad de aceptar el hecho que hay una situación migratoria en varios puntos del mundo y que el viejo orden del nacionalismo, que se necesitaba para convencer a los jóvenes para que vayan a morir por su país en una guerra, está desapareciendo y el síntoma de ello, es la aparición de estos movimientos nacionalistas, ante el temor de la pérdida de identidad.

La cuadratura Saturno-Neptuno que tuvimos desde Noviembre 2015 a Septiembre 2016, nos ha dejado con el tema del “hacking” internacional, que se completó con la elección de Donald Trump. Los límites (Saturno) empañados por ese Neptuno en Piscis, que nos dice que “Todos somos Uno” en su faceta más negativa. Lo tuyo es mío, ya no hay secretos, ni privacidad. Todos hemos colaborado con esto a través de la “social media”, como Facebook, donde colgamos toda nuestra vida privada, para compartirla con el mundo entero. Durante 2019, Neptuno forma un sextil a Saturno, y nos brindarán la oportunidad de corregir alguno de estos temas, poner algún tipo de límite, de una forma menos conflictiva. La “no realidad” (Neptuno) y “la realidad” (Saturno) trabajarán juntos para mantener algún tipo de cordura en los excesos Sagitarianos. Pero Júpiter que todo el 2018 formó un trígono a Neptuno, y el exceso de optimismo y fantasía nos llevó a darnos con la nariz en un muro, en algunos casos, un muro inexistente, claro está, ahora formará una cuadratura. Esto por supuesto es un poco más complicado, pues el optimismo y deseo de expansión de Júpiter, se chocará con la fantasía desmesurada de Neptuno y el muro se hará realidad. Debemos mirar y analizar con cuidado las desiciones y riesgos que tomamos para no estrellarnos. Pero claro está que el riesgo es inevitable y por lo menos hasta que Urano vuelva a entrar en Tauro, el 6 de Marzo, el impulso estará vivo, independizarnos, no importa cómo, ni con qué consecuencias, como lo está demostrando el Brexit.

Comenzamos Enero 2019 con dos eclipses, el primero un eclipse solar en Capricornio el día 6, alineado con Saturno y Plutón. Esto es realmente el preludio a la conjunción de estos planetas en Enero 2020. Debemos prestar atención a la situación que se nos presenta, pues esa es la que deberemos resolver durante este año entrante. Sin miedos, ya que el resultado de ello, es que finalmente solucionamos algo  que nos tenía preocupados. Donde caiga Capricornio en tu carta astral, describirá el tipo de situación que debes atender. La angularidad Capricornio-Cáncer es lo que nos convoca a trabajar, ya que la segunda tanda de eclipses serán en el mes de Julio, también en la angularidad Cáncer-Capricornio. Temas con Instituciones, como permisos de residencia, pasaportes, nuestro hogar, establecer algún tipo de estabilidad en nuestras vidas, y sobre todo hacernos responsables de decisiones tomadas cuando sabíamos menos que ahora. El 21 y 22 de Enero, tendremos la magnífica conjunción Venus-Júpiter, justo para el Eclipse Lunar, o Luna Llena en Leo. Como esta conjunción se forma en cuadratura a Neptuno, será difícil no soñar con aquello que creemos que nos hará feliz, y dejarnos llevar por la poesía. 

Gracias EarthSky.org for these images.

Kirón y Folo seguirán en cuadratura durante todo el año, en los signos Aries-Capricornio, aunque comienzan el año en retrógrado en Piscis-Sagitario, esta es una combinación que habla de la herida que acarreamos ancestralmente, que nos recuerda lo injusta  que es la vida. Pero ninguno de estos dos arquetipos son víctimas, aún cuando han sido victimizados por el destino. No hablan de lo que “nos tocó” y nos dicen “aprende a vivir con ello” y deja de quejarte y me viene a la memoria algo que “alguien dijo”:

“Es mejor encender una vela que quejarse de la oscuridad”

Sin duda el aspecto del año es también la cuadratura Eris (en Aries) a Plutón (en Capricornio), que se agravará al final del año y durante el 2020, cuando Júpiter-Saturno-Plutón en Capricornio la confirmen exactamente. El tema del Brexit y sus consecuencias, y de los temas no resueltos de la migración masiva en el mundo entero, será el tópico a resolver y regular. Este es un tema que no desaparecerá y tendremos que confrontar. La gente se desplazará siempre, hacia donde hay trabajo, ya que es el derecho de todo humano, por tanto tendremos que tener regulaciones para manejar este problema, sin construir muros, pero organizándolo inteligentemente. Esto nos recuerda que el “racismo”es sinónimo de “miedo”. Somos racistas con aquello que nos provoca miedo. Ese es un sentimiento legítimo y real de nuestras memorias animalísticas de sobrevivencia. Pero debe ser nuestra parte racional la que debe encontrar las soluciones a nuestros miedos, con inteligencia, información y compasión. En las memorias ancestrales de todo ser viviente hay migrantes. Todos tenemos alguien en nuestro pasado que tuvo que migrar. Nadie es dueño del lugar donde ha nacido. 

Los días 19 y 20 Marte desde Aries, también formará una cuadratura a Saturno, por tanto pueden ser días extremadamente frustrantes.

En general, Enero puede ser un mes desafiante, pero si eres guerrera/o, esto sólo será una inspiración para resistir el impulso a abandonar la lucha, para dejarnos llevar por falsas propuestas, manteniéndonos fieles a nuestra mejor naturaleza y los dictados del corazón. 

Continuará…….



Se encuentra el SUBMARINO ARA SAN JUAN, después de un año desaparecido. Los aspectos positivos de este MERCURIO RETROGRADO!!

Este es un ejemplo extraordinario de como resuenan los asteroides en la carta astral de un evento y además el efecto positivo de los retrógrados. Cuando hablamos de un planeta en moción retrógrada, a menudo, sugerimos una mirada atrás. Algo inconcluso del pasado, necesita RE-visarse, nos vuelve a tocar a la puerta, para que le demos una solución o al menos una conclusión.
Cuando el 15 de Noviembre de 2017 se escucharon 2 explosiones en el submarino ARA San Juan, con 44 marinos a bordo, lo que siguió fue absoluto silencio. La última comunicación por radio fue a las 8:52, luego a las 10:51 se escuchó la última explosión y luego nada. En medio de la conmoción se compaginaron esfuerzos para averiguar que había pasado y luego la búsqueda que duró exactamente un año y un día.
El sábado 17 de Noviembre, a las 0:30 h se visualizaba por primera vez restos del submarino en el lecho marino a más de 917 metros de profundidad a unos 500 kilómetros de Comodoro Rivadavia por la empresa Ocean Infinity .Scan 7

En esta carta doble,  la carta interior es la de la desaparición, hace un año, levantada para las 10:51 cuando se registró la última explosión. En ella podemos ver la Luna en Libra que venía de alinearse exactamente con Marte, también en Libra a 15º, lo que describe los momentos de más estrés del evento en una cuadratura a Plutón a 17º de Capricornio, Señor del Submundo, que parece describir la situación en la que se encontraban y también al asteroide ARA a 19ºde Cáncer. Júpiter en Escorpio también formaba un aspecto de trígono al asteroide San Juan a 6º de Cáncer. Saturno en Sagitario también en trígono a Urano (los eventos repentinos, inesperados) en Aries, parece describir el hecho, que este era un submarino de guerra (Aries) en un ejercicio oficial (Saturno). Urano a su vez oponía exactamente a Venus, lo que de alguna forma implica, que esos momentos antes de la emergencia, posiblemente habría una buena atmósfera de respeto y cariño entre los tripulantes. Una gran cruz como esta describe el momento de máxima tensión, detonada por la Luna alineada con Marte, oponiendo a Urano y en cuadratura a Plutón y ARA. Además Mercurio formaba una cuadratura a Neptuno (el mar), como si nos recordase que es justamente Hermes (Mercurio) quien se encarga de llevar y traer las almas al submundo, en este caso del océano. Un verdadero viaje al Submundo marino.

La carta de afuera es la posición planetaria en el momento en que se descubren los restos del submarino, un año después de su desaparición y podemos ver que Mercurio que se ponía retrógrado justo en ese momento, lo hacía exactamente en el mismo punto por signo y grado a la posición que tenía aquella terrible noche que desapareció. Saturno que ya ha entrado en Capricornio y se encuentra a 6º, exactamente opone el asteroide San Juan, como si realmente las garras del Karma redentor pusiesen fin a esta búsqueda. La Luna junto a Neptuno (el mar), oponen el asteroide ARA que se encuentra a 9º de Virgo, al mismo tiempo que forman cuadratura a Mercurio retrógrado. Pero quizás lo más interesante es que los Nodos Lunares que acaban de entrar en el ángulo Cáncer-Capricornio, después de haber transitado el de Leo-Acuario desde Mayo del 2017, al hacerlo forman cuadratura a Urano que ha retrocedido a los últimos grados de Aries por última vez, también indicando la expiación de un tema del pasado. Por último, el asteoide San Juan ahora para la conclusión de este misterio, que duró un año, forma una cuadratura a Plutón, justo para esta Luna Llena en Géminis, cuyo regente es Mercurio, como si de alguna manera, devolviese desde su oscuridad, desde su reino, el submarino después de haberlo detenido por 12 meses.

Lo que viene, si bien curará o dará un cierre a la agonía de las familias de los 44 jóvenes y no tan jóvenes héroes que se encontraban en su interior, haciendo su trabajo cotidiano, no será fácil. Mi alma duele de pensar en todo ello. Mis plegarias estarán centradas en ellos y sus familiares.

(Para aquellos que les interese: el asteroide ARA es el número 849, y el San Juan es el 2284)

LUNA LLENA EN GÉMINIS – 22 y 23 de Noviembre

Aquí vamos camino de esta Luna Llena que como todas es absolutamente diferente y especial. La razón es que esta Luna LLena en el signo de Géminis, con el Sol, por tanto en Sagitario en conjunción a Júpiter en Sagitario, no ocurre desde Diciembre 1983, por tanto muchos de vosotros quizás ni habiais nacido y muchos otros seríais muy jóvenes. Para los menos jóvenes, os acordáis que pasaba en vuestras vidas en esas fechas?

La angularidad Géminis-Sagitario nos trae a la consciencia la necesidad de encontrar la verdad en lo que decimos y escuchamos. Justo cuando las “fake news” o noticias falsas, son la noticia del momento. Cómo podemos distinguir entre todo lo que leemos y recibimos en nuestro móvil o celular y en las noticias y decidir qué es verdad y qué no. La incontenible necesidad de Géminis de pasar la noticia sin asegurarse si hay verdad alguna en ello o si las personas a quien se lo envían, quieren recibirlo, se encuentra con un Sol y Júpiter en Sagitario que nos impulsa a buscar los hechos, las pruebas de que lo que decimos tiene alguna verdad.

Muchos de los Géminis en el poder (estoy pensando en uno en particular), en los periódicos y otros  medios de comunicación, dicen lo primero que se les viene a la mente, sin perder tiempo en examinar los hechos. Lo importante es pasar el mensaje lo más rápido posible, sin medir las consecuencias de tal información. Sagitario en su necesidad de encontrar la verdad en ello también se encuentra ante la disyuntiva de pasar el mensaje o detenerse a examinarlo. La legalidad de tal acciones es también de gran interés para Sagitario, que a menudo, además, tiene la responsabilidad de formar a jóvenes. Todos sabemos lo importante que son las palabras de los maestros y profesores de todo tipo. Si les admiramos, aún más. Sobre todo, cuando uno comienza a estudiar o investigar algo, la voz del maestro es importantísima.

Recuerdo perfectamente, cuando me formaba como psicoterapeuta, mi maestro principal hablaba de 21 formas de autoengaño. Durante mucho tiempo así lo acepté, hasta que un día le pregunté: “porqué 21?” A lo que él me contestó: “Ah bueno, esas son las que se me han ocurrido a mi..” Y así con todo. Debemos cuestionar, e investigar , para sacar “nuestras” propias conclusiones.

En las Astrología contamos con diferentes técnicas de trabajo. Que si la carta tropical, o la sideral, que si sistemas de casas completas o Plácidos o Koch o Equal. La revolución solar vs las progresiones y tránsitos. Debemos conocer las técnicas, pero aquella que nos dé mejores resultados  con nuestros clientes y con la que nos sintamos cómodos trabajando, ésa será la que adoptaremos. Con la danza igual : ballet, jazz, contemporáneo, tap, hiphop, bailes de salón. Todo es danza, pero no todas se nos dan igual. Aquella que nos permita expresar nuestra “sustancia” más cómodamente, esa es será la técnica que adoptaremos. El punto es expresar nuestra esencia y talentos, la técnica es sólo el camino y cada uno de nosotros debemos encontrar aquella que mejor nos permita hacer justamente eso: pasar nuestra sustancia, nuestra esencia a los demás.

Esta lunación, es decir el Sol-Júpiter + Mercurio Retrógrado en Sag, opuestos a la Luna en Géminis, forman una T-cuadrada a Marte en Piscis. Esta combinación habla de la dificultad de discernir entre la verdad y las mentiras manipuladoras que escuchamos a diario, sobre todo de los políticos. Pero por supuesto, que no sólo ellos. A nivel personal, también nos encontramos con situaciones, donde nos mienten o mentimos. El motivo verdadero de porqué pasa esto, vive en nuestro interior y debemos descifrar nuestras intenciones y la de los que nos rodean. Marte, como planeta “apex” de esta T-cuadrada, puede insistir en defender, aún cuando ni estamos seguros de que es lo que estamos defendiendo. Si nos hemos posicionado de un lado o de otro, a veces tendemos a defender la posición tomada, aún cuando no tenemos la certeza de tener la verdad.

No todo lo que leemos o escuchamos tiene alguna verdad en ello. Ese poder de seleccionar,  es el trabajo de Virgo, que en esta T-cuadrada que he mencionado, es la “pata” que falta, o la que completa la Gran Cruz. Por tanto, para esta lunación, algo nos pide que analizemos, que desmenucemos, que no tomemos lo que nos dicen como religión, sino que cuestionemos e investiguemos.

Esta lunación ocurre en los primeros grados de Geminis-Sagitario, lo que marca un comienzo, algo se inicia, algo empieza a tomar forma, sin embargo, las lunas llenas son el momento de máxima expresión, de completar el proyecto iniciado para la luna nueva anterior. Dos premisas que parecen estar opuestas, pero en este caso forman parte de la misma verdad. Algo se completa o termina, para dar lugar a un nuevo comienzo, sin dejarnos abrumar por memorias del pasado. Los rencores viejos, trasmitidos por nuestros ancestros deben ser RE-visados (Mercurio Retro) para no dejarnos llevar por el odio y el desamor de lo anterior, de aquello que ya no nos pertenece. Rechaza los odios antiguos y atrévete a sacar tus propias conclusiones.

Habiendo descubierto el propósito del Sol en Sagitario en su búsqueda de la verdad interna y habiendo satisfecho las necesidades de la Luna en Géminis, de compartir y comunicar, estas dos luminarias están siempre interrelacionadas, entonces un nuevo propósito del Sol, puede emerger, con la renovada confianza emocional de la Luna que se siente segura del camino que recorre.

Venus opone Eris-Urano y un gran sentido de no pertenecer completamente a nuestro entorno nos invade, esa soledad de estar acompañados por aquellos con los que no compartimos muchas emociones o simples hábitos. Aún con nuestra familia, podemos sentirnos extranjeros, y un sentido urgente de migrar nos lleva la vista al más allá, a otras tierras, a otras tribus. Pues ese es justamente el propósito de esta Luna Llena en Géminis que va acompañada de Júpiter y Mercurio Retro en Sagitario.

Déjate llevar por la curiosidad del alma, por la magia de la Vida, por el Misterio, y sambúllete en lo cotidiano con una nueva visión de lo infinito y lo extraordinario de las posibilidades que nos ofrece el vivir.

Feliz Luna Llena para todos.

MERCURIO en su último retrógrado del año y MARTE en Piscis. 

Ya estamos en el último retrógrado de Mercurio del año. Debido a que el año de este pequeño planeta es de 88 dias terráqueos, 3 y a veces 4 veces al año se alínea entre el Sol y la Tierra y se produce este fenómeno, cuando parece que por 3 semanas se vuelve unos 20º, para luego retomar su moción directa una vez más.

Este ciclo comenzó el 28 de Octubre, cuando Mercurio entró en su periodo Pre-sombra es decir el grado hasta donde va a retrogradar, en este caso 27º Escorpio 18′, pero se detiene para iniciar su marcha atrás el 17 de Noviembre a unos 13º Sag 29′. El 1 de Diciembre vuelve a entrar en Escorpio y cuando llega a los 27º, el 7 de Diciembre, se estaciona una vez más para “arrancar” hacia adelante. El día 24 es cuando realmente concluye este ciclo, ya que es cuando llega a los 13º de Sag, que fue cuando comenzó el retrógrado. Confuso? Mirar el gráfico:Scan 4 2.jpg

Mercurio no ha tenido un retrógrado en Sagitario, con Júpiter transitando este signo, como ahora, desde Diciembre del 1971, por tanto se convierte en un ciclo especial, cuando esa cualidad retrógrada que nos invita a RE-considerar, a RE-pensar, RE-visar, RE-estructurar se manifiesta particularmente en el campo de la educación, los viajes, la ley, y por sobre todo nuestras creencias. Coicide con las elecciones en los Estados Unidos, que ocurrieron el 6 de Noviembre, con los Demócratas recuperando la mayoría en el Congreso, lo que pondrá muchos más frenos a Trump, nunca una mala cosa, ya que sus excesos nos costarán a todos, pero por sobretodo, nos invita a RE-considerar el porqué nuestras creencias e inclinaciones políticas nos dividen, en vez de enriquecernos y unirnos. La palabra religión, viene de “religar”, que significa “unir”, pero las religiones nos dividen hasta el punto que nos matamos los unos a otros por ello. Por tanto tenemos bastantes cosas que RE-pensar y RE-evaluar, por que si queremos paz en el mundo, debemos seriamente RE-plantearnos y RE-valorizar el tema de nuestras creencias, como por ejemplo: ¿por que es importante creer en algo divino?

Pero este retrógrado de Mercurio tiene también otros puntos únicos: Mercurio se encuentra “out of bounds” o fuera de límites. Qué límites os preguntaréis, pues un planeta es considerado fuera de los límites cuando su declinación o lo que llamamos latitud, con respecto de nuestro ecuador, está más allá de los límites externos del Sol, es decir, más de 23 grados y 27 minutos de declinación o latitud, ya sea Norte o Sur, que es hasta donde llega el Sol en el Norte o en el Sur. Pues cuando un planeta se encuentra más Norte o Sur de esos grados, se dice que está fuera de límites ó Out of Bounds ( OOB) Las energías de estos planetas tienden a estar un poco fuera de control, más excéntricas, más rebelde, menos convencional, que lo normal. Pues para este retrógrado, particularmente entre el 3 y el 20 de Noviembre, Mercurio se comportará de una forma menos controlada, más travieso que de costumbre.

Pero es que también el día que se detiene para iniciar su moción retrógrada, el 17 de Noviembre se encontrará en una cuadratura exacta a Neptuno. Estos dos plantetas tiene una relación complicada, pues si bien Neptuno puede inspirar a Mercurio y producir fascinantes historias, cuentos y novelas, o una poesía sin igual, en su parte más negativa, confunde a Mercurio, que le cuesta entonces pensar claramente, expresarse de una forma precisa y concreta, provocando muchos malentendidos, demoras y confusion. Por tanto, si tienes que tomar decisiones importantes y/o firmar documentos, ejecutar trámites, estudiar para exámenes, etc, es mejor que no lo hagas alrededor de esa fecha. Es que además, Mercurio en Sagitario se encuentra en lo que llamamos su detrimento, pues es el signo opuesto al que rige que es Géminis. Aunque estos conceptos están siendo cuestionados por la Astrología Moderna, siempre es interesante mantener la mente abierta.

Lo más positivo de esta combinación es que Sagitario busca significado en todo, y no será la excepción con Mercurio que hará que nos cuestionemos mucho más que lo que normalmente hacemos, pudiendo tener real visiones y grandes tomas de consciencia que nos ayuden con nuestros dilemas diarios. A nivel mundial, descubriremos unas cuantas “fake news”, o noticias falsas, ya que Mercurio en Sagitario, sólo le interesa la Verdad. Por el momento, Facebook cerró más cien cuentas con perfiles dudosos y no reales.

Venus se ha estacionado directa, el día anterior al comienzo del retrógrado de Mercurio (fiu!) y Marte ha entrado en el signo de Piscis, que es también una combinación dificultosa. Claro que difícil no significa negativo en absoluto. Todo lo contrario, y sino pregúntale a un deportista o a un violinista.

El guerrero que es Marte (Ares) no encuentra en este signo de agua que es Piscis, la energía necesaria para librar batallas con espada y escudo, prefiere hacerlo de una forma más tranquila, más creativa y usando menos agresividad. Marte en Piscis se inspira con la música, con el arte, le gusta seducir con este tipos de armas en vez de con sus músculos. Marilyn Monroe, Bono, Tina Turner, Adam Levine, Michelangelo, Tom Hanks, Vincent Van Gogh, Heath Ledger, Juliette Binoche, Ricky Martin, Elton John, Enrique Iglesias y muchos más actores y músicos tiene Marte en Piscis. Las adicciones son también una característica de esta combinación. Una inclinación a escapar la realidad y un aversión natural, (sobre todo para los hombres), de tener que definirse de acuerdo con reglas patriarcales, ya que sienten una conexión especial con lo femenino.

Venus en Piscis nos inspira a buscar otras realidades, otras formas de expresión. Las artes y sobre todo la Música cobran más importancia y tendemos a ir más a conciertos, mirar más películas, beber más, etc. A propósito de películas, la historia de Freddie Mercury, maravillosamente representado por el actor norteamericano de origen egipcio, Rami Malek (Mr Robot) en la película recién salida a los cines “Bohemian Rapsody”, es un buen ejemplo de ello. Freddie Mercury tenía una conjunción Marte-Neptuno (regente de Piscis).

El 26 de Noviembre Marte formará una cuadratura a Mercurio retrógrado, esos días pueden ser particularmente estresantes y con abundancia de mal entendidos y papelerío que resolver.

Marte en Piscis, nos acompañará hasta el final de año, así que estas celebraciones pueden ser más alcoholizadas que de costumbre, así que presta atención a tus límites. El 18 y 19 de Noviembre formará una cuadratura a Júpiter en Sagitario, y luego el 6 y 7 de Diciembre se alineará con Neptuno, por tanto ese puede ser un punto particularmente bohemio y desenfrenado. Una intensa conexión con lo invisible parece invadirnos y tendremos premoniciones y visiones que pueden enriquecer nuestra visión de la vida. Por otro lado también puede hacernos más holgazanes que nunca, sobre todo si nuestra realidad no nos gusta mucho en este momento. Si lo que hacemos de nuestro día está desintonizado con lo que pide el alma, nos costará más que nunca.

Los signos mutables: Géminis-Virgo-Sagitario y Piscis, serán los más afectados, pero los signos de Agua: Cáncer y Escorpio, se sentirán más energizados que nunca. Usa bien esas energías y disfruta de un poco de incertidumbre. Si haces alguna actividad artística, esto es una bendición. A disfrutar!

LUNA NUEVA en ESCORPIO – 7 de Noviembre y mucho +!

Este es un mes con mucha actividad planetaria, energías cambiando, emociones volando. El 17, Mercurio inicia su último retrógrado del año, a 13º 29′ de Sagitario hasta el 7 de Diciembre cuando ha vuelto hasta los 27º de Escorpio. Su RE-entrada en Escorpio ocurre el 1 de Diciembre. El día anterior, el 16 de Noviembre,  Venus se estaciona directo, reanudando así su marcha hacia adelante a 25º Libra, concluyendo su retrógrado que comenzó el 6 de Octubre. Venus no volverá a retrogradar hasta el 13 de Mayo del 2020. Al mismo tiempo, también el 16, Marte finalmente deja Acuario, para entrar en Piscis (de esto escribiré luego). Y por último, al otro día de la Luna Nueva, el 8, Júpiter entra en Sagitario por los próximos 13 meses. El día de la Luna Nueva, el 7, los Nodos Lunares cambian de angularidad, para entrar en el ángulo Cáncer-Capricornio, después de haber recorrido Leo- Acuario desde Abril 2017. Estarán reactivando el discurso Cáncer-Capricornio hasta el 6 de Mayo del 2020. También el 7 de Noviembre Urano en su fase retrógrada vuelve a entrar en Aries hasta el 7 de Marzo, cuando retornará a Tauro, para quedarse allí hasta el 8 de  julio del 2025.

Podemos decir, que esta Luna Nueva en Escorpio se forma en un momento donde varios aspectos de nuestra vida necesitan una ruta nueva, ya que  hemos tomado consciencia de diferentes necesidades y posibilidades, que nuestro interior tiene y pide.

Venus ha retrogradado a Libra y ciertos temas en nuestras relaciones necesitan resolverse, para poder dar un paso adelante, confiando que lo vivido nos ha hecho más sabios y más fuertes, pero por encima de todo, valorando y agradeciendo las lecciones aprendidas. Todo encuentro con otro, por terrible que sea el desenlace de la relación, nos deja con aprendizajes y toma de consciencia.

Con el Sol, la Luna y Júpiter en Escorpio, no podemos mantenernos en la superficie. Escorpio nos empuja a las oscuridades de nuestra psique y no hay forma de escaparlo. Pero es que tampoco deberíamos querer hacerlo. Debemos aprender a perder el miedo a las oscuridades, a lo desconocido, a lo invisible, a aquello que siempre ha estado allí, pero que no podemos ver con facilidad. Descubrir esas dimensiones, sólo nos enriquece y con ello aprendemos lo que la verdera magia es. Por sobretodo, nos enseña que el verdadero poderío radica allí, en lo que no vemos, en nuestra conexión con la Diosa, con la Naturaleza, con aquello que nos permite defendernos ante el peligro, con aquella parte de nuestra naturaleza que no necesita mirar para ver, ni escuchar para enterarse de lo que pasa. Los dispositores de esta lunación son Marte y Plutón, esos feroces fuerzas que nos convierten en potentes guerreros y fieras salvajes que con un sólo gruñido, podemos hacer paralizar al otro. El gorgón Medusa es un buen exponente de estas energías femeninas que nos dotan de sabiduría y poder. Sin ello seríamos víctimas del entorno y de los demás. Pero Júpiter en este signo, agrega una dimensión mucho más filosófica a este tema y comprendemos que es sólo cuando tenemos consciencia de tales energías, que podemos controlarlas y usarlas positivamente, en vez de destruir o destruírnos en el proceso. Esto se hace muy elocuente en este momento, ya que Júpiter forma una cuadratura a Marte y un trígono a Kirón, como si quisiera explicarnos que si bien debemos hacernos cargo de tales energías, debemos dejarlas ir por el camino de la consciencia y la curación.  Mucha de la ira que acumulamos no es enteramente nuestra sino que se ha filtrado ancestralmente, a través de la familia, de la cultura, de la nación, sobre todo aquellas familias o tribus que no han conscientizado su propia sombra. Nos la pasan y venimos al mundo cabreados y ni sabemos porqué. Folo, desde Sagitario, continúa en su cuadratura a Kirón y nos ayuda a destapar la olla a presión de la familia, pero también de nuestra cultura. Los dolores antiguos siguen causando estragos en el mundo y no nos permiten avanzar. Se convierten en un “loop” de resentimientos y odios que muchos ni siquiera conocen su origen.

El cambio de angularidad de los Nodos, significa que el Nodo Sur pasa a Capricornio, lo que nos abre una vez más la pregunta de a quien le hemos estado “regalando” nuestro poder: instituciones, políticos, entre ellos, hasta el punto de haber perdido nuestra capacidad de tomar acción  en situaciones que nos afectan a diario. El Nodo Sur de Plutón también está en Capricornio y todo esto se alineará con Saturno y Plutón en este signo que nos habla de la autoridad, el orden, el tiempo, pero en este momento: las instituciones. El Nodo Norte en Cáncer nos indica el camino a seguir, sugiriendo formas de cuidarnos y alimentarnos más saludables y por sobre todo, nos abre la consciencia hacia el poder del pueblo. Debemos dejar la desidia de lado y tomar responsabilidad por nuestros actos, nuestra familia, nuestra tribu, pero no desde la división, sino de la mutua cooperación. Si seguimos permitiendo que nos dividan, entonces la gente que transita los corredores del poder, nos manejan más facilmente. Siempre que ocurren grandes catástrofes, lo que realmente emerge es la cooperación y la ayuda, sin distinción de razas o idiosincracias. Lo vemos a diario en las noticias, por tanto , ese espíritu es el que Cancer nos inspira a rescatar. Esta angularidad realmente nos habla del Patriarcado y el Matriarcado y el mensaje claro de este cambio nodal, es el de encaminarnos hacia el Matriarcado, quitando poder al Patriarcado, ayudándole a evolucionar. Los Nodos Lunares nos permiten encontrar balance entre lo ancestral y el presente, entre lo aprendido y lo nuevo por aprender. La toma de responsabilidad por nuestras acciones es otro tema de esta angularidad Cáncer-Capricornio.

Quizás lo más importante de esta Luna Nueva en Escorpio es el trígono que forma a Neptuno en Piscis, lo que reitera el mensaje de que Todos estamos en el mismo barco, nos guste o no. Las decisiones que se toman políticamene a nivel mundial, nos afectan a todos, aunque no nos encontremos en el país donde se tomaron tales decisiones. Cada niño que muere de hambre, cada especie que desaparece, el calentamiento del planeta, son temas que nos afectan colectivamente, por tanto Todos debemos tomar responsabilidad por ello aunque sea en pequeñas dosis en nuestro cada día.

El otro aspecto de interés, es la oposición de Eris-Urano a Ceres-Venus, y estas dos últimas reciben el trígono de Marte. Algo de este aspecto nos habla de encontrar la forma de “cooperar”,  de llevarnos bien, de establecer puentes con aquellos que en apariencia amenazan nuestra forma de vida, aquellos que nos fuerzan a cuestionarnos y revisar nuestros valores, nuestros hábitos y nuestro sentido de seguridad.

Escorpio nos enseña que hay dos tipos de Astrología y de Vida, una visión diurna que analiza hechos que parecen estar fuera de nosotros y otra visión más nocturna, que nos demuestra que todo lo que pasa afuera, resuena en nuestro interior, nos demos cuenta o no.

Estos son momentos interesantes, excitantes, de grandes cambios, de evolución, y se nos llama a todos a participar, a tomar responsabilidad, a cuestionarnos y a encontrar respuestas.

Cuando le preguntaron a Caperucita Roja cómo fue que no distinguió entre su abuelita y el lobo, ella respondió: “A veces es difícil distinguir entre los que verdaderamente te quieren y los que te comerán viva”…..

Feliz Luna Nueva a todos!

(La magnífica ilustración es de Arthur Rackham)