ERIS y su cuadratura a Plutón

Repito este post sobre ERIS, pues debido a los acontecimientos del momento su presencia se está haciendo sentir con potencia, a medida que se aleja de la conjunción con Urano y se acerca a la cuadratura con Plutón, que por supuesto sólo ocurre una sola vez en nuestras vidas.

La última vez que Eris (en Piscis)  estuvo en cuadratura a Plutón (en Géminis) fue en 1908. Lleva en Aries desde 1927, por tanto todos los que nacimos después de esa fecha tenemos a Eris en este signo. Así que aquí va:

 

“La conjunción Urano-Eris que ya ha comenzado a desformarse pero que lleva con nosotros desde hace unos 3 años en este encuentro en particular, pero que realmente comenzó en 1927,cuando ambos planetas entraron en Aries, algo que no ocurría desde hacía unos 500 años.

La diferencia que desde 1927, Eris ha continuado en Aries y Urano ha dado la vuelta al zodíaco completamente, retornando a Aries en el 2011, y desde hace un par de años “ha alcanzado ” a Eris ya en los últimos grados de este signo de Fuego.

Debido a su órbita tan elíptica, el paso de Eris por Aries lleva unos 120 años, pero mirar el  cuadro debajo de este párrafo para ver la diferencia de años en cada signo. Veréis que en Leo se tira menos de 20 años.

mean period.jpg

Eris nos confronta con temas importantísimos de nuestra psique que ya no podemos negar. Me gustaría decir que es un aspecto pasajero pero no lo es. Este es unos de esos aspectos que no se  repiten en nuestras vidas aunque evoca sentimientos eternos.

El gran revolucionario (Urano) junto con la gran revolucionaria (Eris), la Malíficent, el hada mala de la Bella Durmiente. Juntos nos hablan de aquello que ha estado durmiente en nuestra psique y que pide a gritos expresarse. Este es un grito ancestral desde lo más profundo de nuestra psiquis que nos dice que algo debe cambiar en nuestras vidas.

ISIS y su ataque ante todo lo OCCIDENTAL es una de las expresiones de ello. La situación en Catalunya, el Brexit, Trump, Argentina, Venezuela, Birmania, las dos Koreas, también lo son. Esta conjunción ha estado activa desde hace un par de años y seguirá activa por unos meses más, excepto que Urano entra en Tauro el 15 de Mayo del 2018, lo que llevará el foco de nuestra rebelión a donde realmente radica, que son las finanzas en el mundo. Nos habla de los rencores ancestrales y la necesidad de dejar ir de ellos, ya que limitan nuestra evolución, ya que no nos permiten cerrar página y abrir una nueva. Pero nos traen a la consciencia lo que significan las oposiciones en el mundo y en nuestra psique. Eris era la Diosa de la Discordia, el demonio femenino, es el símbolo de la “No invitada”. En la Mitología Griega, ella fué la única Diosa no invitada a la boda de Thetis y Peleo, en las fábulas fué el hada no invitada al bautismo de “Aurora”, la Bella Durmiente. Representa la ira que emana de esa parte de nuestra psiquis, cuando nos sentimos que nos quedamos “afuera”, sin ser incluidos, sin ser reconocidos por el “establecimiento”, sin que se reconozcan nuestros talentos y nuestra relevancia, cuando no nos sentimos valorados. Lleva en el signo de Aries desde 1925. Es la hija de Hera y Zeus en algunas historias, hermana de Ares o Marte, Dios de la Guerra, pero la más elocuente es que es la hija de Nyx, la Noche. Los eventos políticos de los últimos meses, con el Brexit, los seguidores de Donald Trump, los Húngaros que miran con horror, la posibilidad de que los musulmanes entren en su país, la situación en Catalunya, en Birmania, etc, son expresiones de esta conjunción, y nos conectan con que siempre dejamos  o queremos dejar algo “afuera”. La lucha por formar parte de algo más grande que nosotros o salirnos de lo que nos hace sentir oprimidos. Eris vive en el Kuiper Belt, ese anillo lleno de cuerpos (asteroides) que no conocemos, que han estado en la oscuridad hasta hace poco, que está muy concurrido y que parece amenazarnos. Sin embargo, lo que emerge de allí, como los centauros que conocemos: Quirón, Folo y Nessus, no son cosas que de las cual debamos guardarnos, sino abrirnos a ello. Es curioso que los astrónomos hayan llamado “centauros” a esos asteroides, ya que en la Mitología Griega, excepto por los ya mencionados, estas criaturas eran consideradas bestias salvajes, de quien había que protegerse, que se paseaban en la oscuridad, fuera del sistema y obedecían a nada ni a nadie.

Los signos cardinales han sido y están siendo los más afectados por esta conjunción, aunque esto es un tema que vivimos todos a nivel mundial, por que de alguna manera marcan el “signo del tiempo”. Eris, indirectamente es la causante de la Guerra de Troya. Pues al no ser invitada a la boda de Peleus, donde se encontraban las otras diosas, en su ira, tiró una manzana de oro gritando: “Para la más hermosa de todas”, creando así una discordia. Fué allí que Zeus le pidió a Paris, el hijo del rey Priam y la reina Hecuba de Troya, que elija una Diosa, entre Atenas, Afrodita y Hera, para dársela (algo que le divertía personalmente).  Paris eligió a Afrodita, después que ella le haya prometido la mujer más bella del mundo, como esposa, si era elegida, y la mujer más bella del mundo era Helena de Troya, casada con Menelaus. Fué así que Paris y Helena se enamoraron y escaparon juntos, detonando así la guerra que duró 10 años entre Grecia y Troya, donde Aquiles murió. Eris tuvo así su venganza en todos ellos. Estos son momentos para que nos preguntemos en qué aspecto de nuestras vidas nos sentimos “no conectados” al resto. Dónde nos sentimos “fuera”, sin ser incluidos, sin poder conectar con los demás. Y si queremos ir un poco más allá, entonces podríamos investigar qué voz femenina o masculina, en nuestra psique, en nuestra familia, se sentía “fuera”, coloreando así nuestros sentimientos ante los hechos de la actualidad. Podemos sentirnos fuera de un grupo social, de la intelectualidad, de la creatividad, de la efectividad, del éxito, etc. Sentirse “fuera”, normalmente va asociado a sentimientos de soledad, de vulnerabilidad, de no sentirse incluido y sobre todo, apreciado. Nada de lo que hacemos parece suficiente. Todos ellos sentimientos muy humanos, pero que de alguna manera, los que escribieron las historias de la Mitología, como Homero, les convirtieron en historias divinas, ya que Todos los humanos a través de los tiempos nos sentimos de esa manera en algún aspecto de nuestra vida. Este es uno de los motivos por el cual es tan fácil para los políticos y las personas en el poder, detonar esos sentimientos en el pueblo. De esa manera ellos consiguen lo que quieren y el pueblo reacciona a estos sentimientos eternos, sin tiempo, donde todos son sentimos oprimidos, no comprendidos, no escuchados, abusados, etc. Si hay algo externo que pueda detonar estos sentimientos a nivel mundial, son las grandes empresas, los bancos, Google, Facebook, la Telefónica, Endesa, Gas Natural, etc. Ellos sí que son todo poderosos y nosotros en vez de dirigir esta ira hacia ellos, y empujar a nuestros políticos que regulen y pongan límites a esas empresas, nos enfadamos entre nosotros mismos. Hurgamos en nuestras diferencias, como ocurre en España, en Korea, en Venezuela, en Argentina, en Estados Unidos, en Inglaterra, en Birmania, en vez de darnos cuenta que estamos todos en el mismo barco. Qué fácil es culpar a otro de sentirnos así. Eso evita que yo investigue el porqué, el para qué, desde donde emanan estos sentimientos. Cuanto menos sepas más fácil le resulta a los políticos llevarte a conectar con ello, pues estos sentimientos emanan desde el inconsciente y por lo tanto, todopoderosos.

Los movimientos #metoo y #timesup que parecen ser ignorados en las culturas latinas y que está revolucionando el mundo sajón, empoderando a las víctimas de abuso sexual y laboral, es la voz de Eris, que realmente nos dice desde su lugar lejano y oscuro:

TIMES UP! Es hora de denunciar, de hablar, de hacer paz, de resolver, de tender una mano a otros que hayan vivido lo mismo, para curar, para evolucionar, no solo personalmente sino como especie. Lo que hemos aceptado como normal, ya no lo es.

La cuadratura con Plutón de ahora, que ya está en acción por unos 4 o 5 años, nos traerá más muertes como están ocurriendo en Siria, con los kurdos, como en Birmania con los Rohinyas o en Yemen, por nombrar algunos. Todos los que nos sentimos “ninguneados”, no aceptados, no incluidos, no invitados, activamos la ira de Eris y sus deseos de venganza. Y seguiremos en guerra hasta que aceptemos el mensaje, de que no somos tan diferentes y que los valores que nos separaban antes, están siendo transformados en sentimientos más globales, de unidad y compasión. Todos tenemos derecho a desplazarnos a lugares donde hay más trabajo y donde podamos tener una vida más digna.

3 comentarios en “ERIS y su cuadratura a Plutón

  1. Reblogueó esto en Hermeticumy comentado:
    El gran revolucionario (Urano) junto con la gran revolucionaria (Eris), la Malíficent, el hada mala de la Bella Durmiente. Juntos nos hablan de aquello que ha estado durmiente en nuestra psique y que pide a gritos expresarse. Este es un grito ancestral desde lo más profundo de nuestra psiquis que nos dice que algo debe cambiar en nuestras vidas.

  2. Es muy interesante lo que escribes. Desconocía la existencia del planetoide Eris. Toda la reflexión y resolución que detallas es acertada y estoy de acuerdo contigo.
    Muchas gracias por tus escritos y por compartir la información.

    Naia Salud

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s