El caso Derek Chauvin y el arquetipo del centauro Nessus

Ayer Martes 20 de Abril, un jurado encontró “culpable de asesinato” a un policía blanco por haber matado George Floyd, un ciudadano afroamericano, después que una joven de 17 años, grabó un video, en vivo, del asesinato que ocurrió el 25 de Mayo de 2020. Mirar el video es una experiencia dolorosa y que nos llena de ira y tristeza. Entre todas las injusticias que ocurren en el mundo cada segundo, esa parecía confrontarnos con una realidad incómoda y muy concreta: el abuso de algunas personas que representan las instituciones que supuestamente deben protegernos. El veredicto afecta a mucha gente alrededor del mundo ya que provoca un sentimiento de: “por fin”. Cuando el Sol entraba en el signo de Tauro para unirse a Mercurio, Venus y Urano en el signo del Toro, algo provoca el sentimiento de que quizás esto significa un cambio (Urano), un pequeño paso hacia la posibilidad de obtener justicia para las minorías (Eris). Cuando seguimos viviendo los efectos de la cuadratura entre Plutón en Capricornio (que nos ha dejado bien claro los fallos de las Instituciones y lo que debe ser “amputado” y “transformado” en nuestra sociedad) y la Diosa de la Discordia (Eris= Black Lives Matter, me-too).

El asesinato en las calles de Minneapolis, US, fue visto por el mundo entero, gracias al video de la joven, por tanto podemos asumir que tiene un mensaje colectivo, para despertar la consciencia en cierto nivel, para todos. Este tipo de injusticias ocurren a diario en el mundo, pero esta vez, alguien lo grabó mientras ocurría y lo mostró al mundo. Algo en los gritos de George Floyd, un afroamericano muy alto y potente físicamente, de “no puedo respirar” y “mama”, te helaba la sangre. Todos pensamos que el oficial de policía escaparía la justicia, como siempre ocurre. Cuando tuvimos información sobre Derek Chauvin, que comparte apellido con un personaje francés que dio nombre al “chauvinismo” :(adaptación del apellido del patriota francés Nicolas Chauvin, un personaje histórico condecorado en las guerras napoleónicas), también conocido coloquialmente como “patrioterismo”, es la creencia de que lo propio del país o región al que uno pertenece es lo mejor o superior en cualquier aspecto, nos recuerda de alguna manera la “resonancia del nombre”, ya que parece describir la idiosincracia del oficial de policía.

Al levantar la carta de Derek Chauvin, lo que llamó mi atención inmediatamente fue la conjunción Marte-Nessus en la cúspide de Cáncer, con Nessus en el grado 29 de Géminis, exactamente en un ángulo de 90º al Sol natal (una cuadratura) Para los que no estáis familiarizados con este asteroide centauro, que es el que “indirectamente” mata al gran héroe Hércules, con su propia arma, os cuento el mito brevemente:

“Nessus es conocido por su papel en la historia de la “Túnica de Nessus”. Después de la guerra de Hércules con los Centauros, que culminó con que una de sus flechas envenenadas provocó la herida de Kirón y la muerte de Pholus, otros dos centauros, Nessus escapó. Unos años más tarde cuando Hércules se paseaba por la campiña con su mujer Deianeira, llegaron a un río donde había un centauro cruzando a la gente. Hércules le pide que cruce a su mujer mientras él dirigía el camino, el centauro era Nessus, pero Hércules no le reconoció y marchó hacia el otro del otro lado del río, al girarse para asegurarse que su mujer estaba bien pudo ver cómo el centauro procedía a violar su esposa. Heracles al ver la situación de su mujer disparó una flecha envenenada por Hydra en el pecho de Nessus. Mientras éste yacía moribundo, como un acto final de malicia, Nessus le dijo a Deianeira que su sangre le aseguraría de que Heracles fuera fiel a ella para siempre, sabiendo que la sangre estaba infectada con el veneno de la Hydra.

Deianeira ingenuamente le creyó. Más tarde, cuando su confianza en la fidelidad del héroe, comenzó a disminuir, extendió la sangre del centauro en una túnica y se la dio a su marido antes de marchar a una reunión de héroes. Mientras tanto, Deianeira accidentalmente derramó una parte de la sangre del centauro en el suelo. Para su horror, comenzó a emanar un potente hedor y al instante lo reconoció como veneno y envió a su mensajero para advertir a Heracles, pero ya era demasiado tarde. Heracles yacía muriendo lenta y dolorosamente mientras la túnica quemaba su piel, por el calor del veneno”.

Es fácil deducir en esta historia, que el héroe muere por su propia arma (el veneno), que él usaba para implantar justicia. Todos encontramos difícil reconocer el arquetipo de Nessus dentro de nosotros mismos. Es una invitación a abordar aspectos de nuestra naturaleza que son increíblemente difíciles de reconocer, es mucho más fácil proyectarlo y verlo en otros; el aspecto más animalístico de nuestra naturaleza, que sólo quiere sobrevivir, por encima de todo, que nos impulsa a dominar a los demás, que nos despierta odio y el deseo de venganza, que emanan de nuestros propios sentimientos de vergüenza, humillación e indignidad. Para poder integrar en nuestra consciencia este arquetipo es necesario mucha humildad, honestidad y coraje. El obvio simbolismo que la parte animal es desde la cintura para abajo, mientras que de la cintura para arriba, el centauro es hombre.

Nessus que es un asteroide-cometa que gira alrededor del Sol entre las órbitas de Saturno y Plutón, es una fuerza controladora que sólo nos impulsa a sobrevivir sea como sea. Encarna la dinámica del acosador. La parte de nuestra psique que quiere dominar, por el terror de ser dominados y por ende exterminados. Es un esfuerzo por disimular nuestra propia impotencia ante otro, y al hacerlo crea la ilusión de poder. Ante el terror de ser convertidos en víctimas de otros predatores, nos convertimos en el agresor así se proyectan los sentimientos de impotencia en los demás. Nuestra inhabilidad de aceptar nuestra vulnerabilidad e impotencia resulta en verla en otros. Cada ser humano es una gota en el océano de la Humanidad y es esa aparente insignificancia que nos lleva a querer ser superhumanos. Digo Aparente, por que si nos convertimos en individuos y ofrecemos al mundo esa individualidad llena de especiales talentos y puntos de vista únicos, entonces dejamos de ser insignificantes para convertirnos en una parte integral de la Humanidad.

En estos momentos de desbocada tecnología y aires acuarianos que nos impulsan a las próximas dos décadas y también dos siglos de avances tecnológicos extraordinarios, integrar todo nuestro ser será más indispensable que nunca, o seremos dominados por algoritmos y la acumulación de nuestros datos en manos de las grandes corporaciones que como dice Yuval Harari:” los algoritmos nos conocerán más de lo que nos conocemos a nosotros mismos”. Una perspectiva escalofriante.

En la carta natal de Chauvin, la conjunción Marte (el héroe interno)-Nessus, forma una cuadratura a su Sol en los últimos grados de Piscis, habla potentemente de un dilema interior donde el arquetipo de Nessus es una voz muy potente. Con Venus-Mercurio-Pholus also en este signo de los peces, que describe una genuina cualidad de su naturaleza, de querer socorrer y ayudar, con una Luna en Escorpio (posiblemente) lo que también describe su contacto con el Submundo, que todos los policías recorren a diario. La cuadratura de Saturno en Cáncer a su Júpiter en Aries Liz Greene dice: “El contacto de Júpiter con Saturno parece sugerir la necesidad psicológica de transformar esta la fé de Júpiter, en vida práctica para que el individuo pueda vivir lo que intuitivamente siente que es el propósito de su vida…… Sin embargo, las exigencias de la vida práctica a menudo se consideran contradictorias, en lugar del cumplimiento lógico de la visión intuitiva y las necesidades de la defensa y el interés propio a menudo llevan al individuo a abandonar su fé. Una expresión de Júpiter-Saturno es el individuo que ha vendido todo a Saturno (o al diablo) y que abandona su búsqueda porque las realidades de la comida, el refugio, la posición en la sociedad y la protección de sus sentimientos más vulnerables le parecen mayores, o al menos más inminentemente importantes”

En el día del asesinato, la Luna por tránsito se alineaba con el ángulo Nodal exactamente sobre su conjunción Nessus-Marte, en la cúspide de la casa 3, que parece describir la “joven que grabó el evento y lo envió al mundo” y los nodos formaban cuadraturas a su Sol natal, exactamente. El perfecto símbolo de encontrarse en el cruce de este dilema que explica Liz Greene, tan elocuentemente. Saturno en tránsito por los primeros grados de Acuario, venía de formar la conjunción con Plutón en Capricornio, que a su vez activaba la cuadratura Jupiter-Saturno de Chauvin. Esto es cuando la Astrología se convierte en una herramienta indispensable e inigualable para entender lo que ocurría dentro de la psique del policía. Poesía astrológica basada en exacta geometría cósmica. Ayer, cuando Saturno ahora a 11º de Acuario, formando la cuadratura exacta a su Plutón Natal, él es enviado a prisión, al Submundo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s